Activación del sistema diferencial de neuronas espejo con y sin componentes emocionales en autismo




POR MELODY M. Y. CHAN & YVONNE M. Y. HAN

Fuente: Molecular Autism - BMC / 29/09/2020

Fotografía: Línea y Salud



Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen.

Molecular Autism volumen 11, Artículo número: 72 (2020)

Chan, M.M.Y., Han, Y.M.Y. Differential mirror neuron system (MNS) activation during action observation with and without social-emotional components in autism: a meta-analysis of neuroimaging studies. Molecular Autism 11, 72 (2020).

https://doi.org/10.1186/s13229-020-00374-x


Resumen

Antecedentes

Se ha descubierto que la imitación defectuosa es un factor importante que contribuye a los déficits de comunicación social en los individuos con trastorno del espectro autista (TEA). Se ha formulado la hipótesis de que el correlato neural de la imitación, el sistema de neuronas espejo (SNE), es disfuncional en el TEA, lo que resulta en un deterioro de la imitación como una de las manifestaciones conductuales clave en el TEA. Estudios previos del SNS produjeron resultados inconsistentes, dejando sin resolver el debate sobre si las neuronas espejo están "rotas" en los TEA.

Métodos

Este meta-análisis tenía como objetivo explorar las diferencias en los patrones de activación de la SNM entre los individuos con desarrollo típico (TD) y los individuos con TEA cuando observan movimientos biológicos con o sin componentes socio-emocionales. Se adoptó el mapeo diferencial firmado de tamaño de efecto (ES-SDM) para sintetizar los datos disponibles de fMRI.

Resultados

El análisis ES-SDM reveló una hiperactivación en el giro frontal inferior derecho y en el área motora suplementaria izquierda en la TEA durante la observación de los movimientos biológicos. El análisis de subgrupos de los experimentos que implican la observación de estímulos con o sin componentes emocionales reveló una hiperactivación en el lóbulo parietal inferior izquierdo y en el área motora suplementaria izquierda durante la observación de la acción sin componentes emocionales, mientras que la hiperactivación del giro frontal inferior derecho se encontró durante la observación de la acción con componentes emocionales en la TEA. Los análisis de subgrupos de edad mostraron hiperactivación del giro frontal inferior bilateral en adolescentes con TEA, mientras que la hiperactivación del giro frontal inferior derecho se observó en adultos con TEA. La meta-regresión en los individuos con TEA indicó que la activación de la corteza del cerebelo derecho aumentaba con la edad, mientras que la activación del giro temporal inferior izquierdo disminuía con la edad.

Limitaciones

Este meta-análisis está limitado en su generalización de los hallazgos a los individuos con TEA por el rango de edad restringido, la muestra de estudio heterogénea y la gran variación dentro del grupo en los patrones de activación del SNM durante la observación de los objetos. Además, sólo incluimos estudios de observación de acción que podrían limitar la generalización de nuestros resultados a los déficits de imitación en los TEA. Además, el tamaño relativamente pequeño de la muestra para los estudios individuales podría también potencialmente sobreestimar los tamaños de los efectos.

Conclusión

El SPM está dañado en el TEA. Se encontró que los patrones anormales de activación estaban modulados por la naturaleza de los estímulos y la edad, lo que podría explicar los resultados contradictorios de estudios anteriores sobre el debate de la "neurona espejo rota".

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno generalizado del desarrollo neurológico que afecta a 1 de cada 59 personas en todo el mundo [1]. Los individuos con TEA se caracterizan por déficits de comunicación social, por ejemplo, dificultades en la producción y comprensión de gestos no verbales, así como intereses restringidos y repetitivos, que se manifiestan muy temprano en sus vidas. Tales déficits perjudican significativamente su funcionamiento social y ocupacional [2], y estudios previos muestran que una mayor disfunción en las habilidades de comunicación social predice una menor participación en actividades sociales y recreativas en la adolescencia y la edad adulta [3]. En el último decenio, los investigadores han tratado de identificar los componentes críticos que subyacen a las dificultades de comunicación social en los trastornos del espectro autista a lo largo de la vida, uno de los cuales es el déficit de imitación.

La imitación, definida como la habilidad de observar y replicar simultáneamente una acción desplegada por otra persona [4, 5], ha sido considerada una habilidad importante para el desarrollo social e intelectual temprano [6]. Las investigaciones con individuos de desarrollo típico (TD) han revelado que las habilidades de imitación se desarrollan progresivamente desde la imitación de acciones simples hasta la imitación de gestos complicados en los primeros 2 años de vida cuando un niño interactúa continuamente con el entorno [7]. Sin embargo, se ha descubierto que esta trayectoria de desarrollo de la imitación se retrasa en los individuos con autismo [8]. Además, la imitación es una forma de aprendizaje social, y se encontró que los déficits en la imitación son un predictor significativo del desarrollo de la comunicación y los resultados intelectuales en los niños con TEA [9, 10]. Estos estudios sugieren colectivamente que el deterioro de la imitación a temprana edad contribuye a las manifestaciones de comportamiento en los TEA.

Se ha propuesto que el sistema de neuronas espejo (SNE) apoya la capacidad de imitar en los humanos [4, 11]. El MNS es un circuito neural que involucra regiones cerebrales interconectadas que procesan información relacionada con la percepción y ejecución de movimientos biológicos [12, 13]. Aunque la definición de las regiones cerebrales del SNM es a veces discutible [14], algunas regiones están bien establecidas para ser consideradas como los componentes del SNM, incluyendo la corteza premotora, el giro frontal inferior y el lóbulo parietal inferior [11]. Se ha demostrado que algunas de esas regiones cerebrales, es decir, el área motora suplementaria (parte de la corteza premotora), contienen neuronas espejo con registro unicelular [15], en las que se ha comprobado que las neuronas de esas regiones cerebrales descargan tanto "cuando los individuos realizan un determinado acto motor como cuando los individuos observan a otra persona realizar un acto motor con un objetivo similar" [16]. Con el uso del método de adaptación de la resonancia magnética funcional (fMRI) (es decir, la capacidad de una región del cerebro para adaptarse a estímulos que se presentan repetidamente [17]), los investigadores han demostrado de manera preliminar que el giro frontal inferior [18] y el lóbulo parietal inferior [19] también podrían contener neuronas espejo.


El SNM está conectado a otras regiones del cerebro que apoyan la imitación proporcionando entradas sensoriales/perceptuales/efectivas a las regiones de las neuronas espejo frontales y parietales [14]. Investigaciones anteriores han demostrado que la organización del SNM es específica para cada tarea. Por ejemplo, la imitación de acciones sin componentes emocionales involucra al SNM, así como el surco temporal superior y la corteza visual para el procesamiento visual [14, 20]. La imitación de acciones con componentes emocionales, en contraste, podría reclutar diferentes regiones cerebrales cuando se compara con la imitación de acciones sin emociones [11]. Por ejemplo, se encontró que las regiones corticales para el procesamiento facial (es decir, el área facial fusiforme [21]) y la atención visual/control de la atención a los estímulos faciales (es decir, el giro occipital inferior [22] / corteza media-cingular [23]), así como las regiones subcorticales para el procesamiento emocional (es decir, la amígdala [24]) se coactivaban con el SNP durante la imitación de las expresiones emocionales faciales.

Dado que el SNP es un correlato neural plausible para la imitación, se ha formulado la hipótesis de que los individuos con TEA, a los que se les ha encontrado impedimentos en la imitación, muestran un SNP disfuncional. Se han llevado a cabo varios estudios de resonancia magnética para comparar los patrones de activación del SNP en individuos con TEA con controles de TD que coinciden con la edad y/o el coeficiente intelectual durante la observación de los movimientos biológicos. Los estímulos visuales utilizados en estos estudios fMRI pueden clasificarse en gran medida en dos categorías: 1) movimientos biológicos sin componente socio-emocional, como la manipulación de objetos con las manos [25] o los pies [26] y 2) movimientos biológicos con componentes socio-emocionales, como rostros humanos o gestos corporales que expresan diferentes emociones [27,28,29]. Sin embargo, estos estudios de IRMF han presentado resultados inconsistentes. Por ejemplo, en un estudio en el que se presentaron a los participantes imágenes sin componentes socio-emocionales, se registró una mayor activación en la corteza dorsal premotora derecha (una región del cerebro con neuronas espejo) en los participantes con TEA que en los participantes con TD [30]. Un paradigma similar de observación de la acción fue adoptado por Pokorny y otros [25], aunque no encontraron diferencias significativas en la activación cerebral dentro del SNM entre los participantes con TEA y con TD. Con respecto a la observación de los estímulos con componentes socio-emocionales, también ha habido inconsistencias. Por ejemplo, Kim y otros [27] y Sato y otros [28] mostraron caras felices y temerosas a los participantes con y sin TEA. Kim y otros [27] reportaron que los individuos con TEA mostraron una reducción en la activación en algunas regiones del SPM (es decir, el giro frontal inferior y la amígdala) sólo en el cerebro derecho, mientras que Sato y otros [28] reportaron reducciones en la activación bilateral en estas regiones. Estos resultados contradictorios nos han llevado a dos preguntas importantes con respecto a la función del SNC en individuos con TEA: ¿Es el SPM verdaderamente disfuncional en individuos con TEA? Si su SPM es disfuncional, ¿cómo se pueden explicar los anteriores resultados contradictorios?

Resumir los datos disponibles con métodos meta-analíticos nos ayudaría a responder a estas preguntas. Hasta donde sabemos, se ha realizado un meta-análisis relevante. En lugar de incluir todos los estudios del SNM independientemente de la naturaleza de los estímulos (con/sin componentes socio-emocionales), este meta-análisis incluyó sólo los datos de los estudios de observación e imitación de acción sin componentes socio-emocionales entre adolescentes y adultos (edad media = 12-33) con y sin TEA utilizando el método de estimación de la probabilidad de activación (ALE) [31]. De los 13 estudios (incluyendo cuatro de imitación y nueve de observación de acción), los datos meta-analíticos revelaron una mayor activación en la TEA que los individuos con DT en el lóbulo parietal inferior derecho, una región del cerebro con neuronas espejo. Este estudio pareció proporcionar algunas pruebas de que parte del SNP podría ser disfuncional en los individuos con TEA durante el procesamiento de la acción sin componentes socio-emocionales. Sin embargo, sigue sin estar claro si existe un déficit en el SPM, independientemente de la naturaleza de los estímulos. Además, habiendo encontrado que la red neural requerida para diferentes estímulos visuales podría explicar las discrepancias en el desempeño conductual fluctuante en individuos con TEA [32, 33], es razonable postular que la naturaleza de los estímulos presentados para desencadenar las actividades del SNM puede jugar un papel en la explicación de los resultados inconsistentes. Además, siempre que los volúmenes de materia gris en las regiones frontal, parietal y occipital, donde se encuentran las neuronas espejo, disminuyan atípicamente en los TEA en comparación con los individuos con DT desde la adolescencia temprana (10-15 años) hasta la edad adulta [34], la edad de los participantes en los diferentes estudios puede ser otro factor que modifique los resultados inconsistentes. Por consiguiente, sería esencial realizar un metaanálisis actualizado que incluyera todos los estudios de resonancia magnética fetal que investigaran el SNM en el TEA para sacar conclusiones sobre estas preguntas sin respuesta, así como para sugerir hipótesis que sirvan de guía para estudios futuros.

Este meta-análisis tenía como objetivo explorar las diferencias en los patrones de activación del SNP entre los individuos con TDA y TEA cuando observan/simulan movimientos biológicos con/sin componentes emocionales. Se adoptó el mapeo diferencial del tamaño del efecto firmado (ES-SDM), un método metaanalítico mixto basado en vóxeles [35] para sintetizar los datos disponibles de la RMNf.

Se formuló la hipótesis de que los patrones de activación del SNM eran diferentes entre los individuos con TD y con TEA; esas diferencias en los patrones de activación serían moduladas por la naturaleza de los estímulos (es decir, los movimientos biológicos con/sin componentes socioemocionales) y la edad (es decir, adolescente/adulto). También se realizaron metarregresiones, habilitadas por la ES-SDM, para explorar los conglomerados que presentaban cambios estadísticamente significativos en la activación a través de las edades en los individuos con TEA y TD.

Métodos

Búsqueda de literatura

Este estudio se llevó a cabo de conformidad con la directriz sobre los elementos notificados preferidos para exámenes sistemáticos y metaanálisis (PRISMA) [36]. Dos asistentes de investigación (I.C. y T.C.) realizaron una búsqueda en la literatura desde agosto hasta octubre de 2019; luego se realizó una segunda búsqueda alrededor de un mes antes de que se presentara esta revisión para su publicación (es decir, el 7 de enero de 2020) para asegurar que los datos incluidos en este estudio estuvieran lo más actualizados posible. Para identificar los estudios pertinentes se utilizaron las bases de datos electrónicas PsycINFO, Scopus, PubMed, Embase, Web of Science y ScienceDirect con las palabras clave primarias "mirror neuron", "mirroring", "action observation" e "imitation" y las palabras clave secundarias "autism", "autistic", "autism spectrum disorder", "autism spectrum condition", "ASD" y "ASC" junto con las palabras clave terciarias "functional magnetic resonance imaging" y "fMRI". No se fijó ningún límite para las fechas de publicación. También se realizó una búsqueda manual de las listas de referencia en documentos de revisión publicados anteriormente [14, 16, 31, 37, 38] para identificar posibles estudios para la revisión actual.

Inclusión en el estudio

El proceso de selección de artículos se dividió en tres fases. En primer lugar, se eliminaron los registros duplicados, y a continuación se examinaron el título y los resúmenes de los registros restantes para identificar los estudios pertinentes. Durante la selección del título y los resúmenes se aplicaron los siguientes criterios de exclusión: 1) estudios no humanos, 2) estudios relacionados con el tratamiento, 3) estudios sin una versión en inglés del texto completo, 4) estudios sin hallazgos empíricos (por ejemplo, capítulos de libros, protocolos de estudio y documentos de revisión), 5) estudios que no contenían un grupo experimental con participantes diagnosticados con TEA y un grupo de control sano, 6) estudios sin IRM y 7) estudios con IRMf en reposo. Por último, se evaluaron más a fondo los textos completos de los estudios incluidos para determinar si eran aptos para ser incluidos en el metanálisis. Los estudios se excluyeron si 1) no se pudieron obtener las coordenadas de los picos o los mapas estadísticos paramétricos en bruto de los documentos publicados o los autores contactados, o 2) los análisis se limitaron a regiones específicas de interés (ROI). En el caso de los estudios incluidos que informaron sobre los resultados de más de un experimento de observación de la acción, se extrajeron y agruparon los resultados de todos los experimentos elegibles en nuestro análisis [39]. Además, aunque el meta-análisis de las redes del cerebro humano ha proporcionado pruebas de correlaciones neuronales comunes de la observación de la acción y la imitación de la acción, los patrones de activación relacionados con la observación de la acción y la imitación difirieron dentro de las regiones del SNM [37]. Dentro de este contexto, creímos que los estudios de observación e imitación de acción debían analizarse por separado. Basándonos en nuestra búsqueda preliminar, observamos que el número de estudios de imitación no sería suficiente para llevar a cabo un análisis separado con la potencia adecuada, lo cual es un factor importante a considerar en la realización de un meta-análisis basado en coordenadas [40], hemos excluido 6 estudios [41,42,43,44,45,46] que sólo presentaron resultados sobre la imitación de acción. Los procesos de selección anteriores fueron realizados independientemente por el primer autor y un asistente de investigación experimentado (I.C.), y sus decisiones se registraron en hojas de cálculo de Excel separadas. Cuando había discrepancias, el segundo autor tomaba la decisión final.

Extracción y recodificación de datos

Los datos demográficos, los detalles experimentales y los datos de la resonancia magnética fetal de los trabajos incluidos fueron extraídos e introducidos en una base de datos por el primer autor y comprobados por el segundo autor para reducir al mínimo los errores. Los datos demográficos incluían el tamaño de la muestra de cada grupo experimental y de control, el coeficiente intelectual medio, la edad media, la proporción de sexos (mujer:hombre) y los criterios de coincidencia de grupos. La edad media se recodificó luego en dos grupos de edad, a saber, el grupo de adolescentes (edad media de los participantes 17:11 o menos) y el grupo de adultos (los estudios reclutaron participantes de 18 años o más). Los detalles experimentales incluían las descripciones sobre los estímulos de observación de la acción presentados en los experimentos individuales, las partes del cuerpo presentadas en los estímulos y la comparación de referencia. Para comparar la activación cerebral entre los individuos con TEA y DT por separado para la observación de los estímulos con y sin componente socio-emocional, clasificamos los estudios en estas categorías en base a los siguientes criterios: un estudio se clasificó en el subgrupo "sin componente socio-emocional" si 1) no presentaba ninguna parte del cuerpo que transmitiera expresiones emocionales en los estímulos visuales (es decir condición no emocional) y 2a) no involucraba a más de un actor en los estímulos visuales o 2b) no presentaba gestos comunicativos (por ejemplo, saludar con la mano y estrechar la mano) (es decir, condición no social) [47]. Si un estudio no cumplía uno o ambos criterios, se agrupaba en el subgrupo "con componente socio-emocional". Cabe destacar que, si un estudio presentaba como estímulo una expresión facial neutra, lo clasificamos en el subgrupo "con componente socio-emocional", tal como lo sugerían estudios anteriores que indicaban que las caras neutras podían, de hecho, estar asociadas a emociones positivas o negativas [48, 49].

Análisis de datos

Todos los procedimientos metaanalíticos se realizaron utilizando el programa informático ES-SDM [35]. Para comparar las diferencias generales en los patrones de activación de la SNM entre los individuos con TEA y TD durante la observación de los estímulos con y sin componentes emocionales, se reunieron todos los datos de los estudios individuales y se meta-analizaron utilizando el modelo de efectos aleatorios de máxima probabilidad. Para evaluar los efectos de la naturaleza de las tareas en las diferencias de los patrones de activación de la SNM entre los grupos de pacientes y de control, se realizaron análisis de efectos aleatorios entre los dos grupos para los subgrupos de estudios que presentaban estímulos visuales "con componente socio-emocional" y "sin componente socio-emocional". Para evaluar los efectos de la edad en las diferencias entre grupos en los patrones de activación de la SNM, los datos de los estudios se meta-analizaron por separado para los subgrupos de "adolescentes" y "adultos". Considerando los efectos conocidos de la edad [34], el cociente intelectual (CI [50]) y el género [51] que contribuyeron a la heterogeneidad de la población de TEA, así como las diferentes partes del cuerpo involucradas en varios estudios que posiblemente podrían confundir la activación cerebral [37], realizamos análisis suplementarios que incluyeron la edad, el CI, el género y la parte del cuerpo involucrada en los estímulos visuales como covariables para controlar los efectos de estos factores en las activaciones cerebrales en la TEA y la DT. Todos los análisis mencionados se realizaron restando el mapa de activación del grupo de TEA por el mapa de activación del grupo de TD (es decir, el contraste TEA-TD). Para complementar la evaluación de los efectos de la edad en la activación de la SNM, se exploraron las regiones cerebrales que presentaban cambios significativos en la activación dentro del grupo de TEA, tanto en los subgrupos de adolescentes como de adultos, realizando una metarregresión con la edad media de los participantes de cada estudio. Se trató de una simple regresión lineal ponderada por la raíz cuadrada del tamaño de la muestra y restringida para predecir sólo los posibles valores de SDM (es decir, de - 1 a 1) en el rango de valores observados de la variable elegida (es decir, la edad media de los participantes [52];). Como en estudios anteriores, el nivel de significación de los análisis principales se mantuvo en p < 0,005, lo que requiere un pico Z > 1 con un tamaño de racimo de 10 vóxeles, como sugirieron Radua y otros [35] para optimizar la sensibilidad de los resultados mientras se controla el error de tipo I. El nivel de significación de los análisis de meta-regresión se mantuvo en p < 0,0005 para evitar resultados falsos positivos [53]. Para evaluar el riesgo de sesgo de información entre los estudios, se realizó una prueba de asimetría en el gráfico de embudo. Esta prueba examinó si la relación entre el tamaño de un efecto estimado y el tamaño del estudio era mayor que la casualidad [54]. Se generaron gráficos en embudo para la inspección visual del posible sesgo de publicación. En presencia de un sesgo de publicación, el gráfico sería simétrico en la parte superior y faltarían cada vez más puntos de datos desde la parte media hasta la inferior del gráfico [55]. A continuación, se realizaron las pruebas de Egger [56] para las coordenadas máximas de las regiones cerebrales que mostraban diferencias entre la TEA y la DT durante la observación de la acción. Las pruebas de Egger indican "pequeños efectos de estudio". A veces, los estudios más pequeños producirían de hecho efectos más grandes que los estudios con un tamaño de muestra mayor [57], esto podría deberse al sesgo de publicación [58].

Resultados

Selección de estudios

Se recuperaron un total de 543 estudios. Después de eliminar 157 registros duplicados, se examinaron los títulos y resúmenes de 386 registros. Con los criterios de exclusión aplicados, se excluyeron 326 registros, quedando 60 registros para el cribado de texto completo. Durante el cribado de texto completo, se excluyeron además 40 registros. El proceso completo de selección de artículos se describe en la Fig. 1.

Fig. 1. Fuente: Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen.




(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/figures/1

Características de los estudios incluidos

En el metaanálisis se incluyeron 20 estudios de observación de la acción (incluidos 24 experimentos), que representaron a 284 personas con trastornos del espectro autista (111 adolescentes y 173 adultos), en comparación con 290 controles emparejados que se desarrollaban normalmente (114 adolescentes y 176 adultos). Nueve estudios (con nueve experimentos) presentaron movimientos biológicos sin componentes socio-emocionales [59,60,61,62,63,64,65,66,67], y los 13 estudios restantes (con 15 experimentos) presentaron movimientos biológicos con componentes socio-emocionales [62, 65, 68,69,70,71,72,73,74,75,76,77,78]. En la tabla 1 se resumen los datos demográficos de los participantes y los detalles experimentales de cada estudio.

Tabla 1. Veinte estudios de observación de acción de fMRI (con 24 experimentos) incluidos en el meta-análisis.

Fuente: Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen

(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/tables/1

Diferencias globales en los patrones de activación de la SNM entre los individuos ASD y TD durante la observación de la acción (Tabla 2).

Durante la observación de las acciones con y sin componentes socio-emocionales, se encontró que las personas con autismo mostraban hiperactivación en el giro frontal inferior derecho (parte orbital; BA45, BA47), área motora suplementaria izquierda (BA6) y lóbulo parietal inferior izquierdo (BA40; grupos cerebrales resaltados en rojo en la Fig. 2). Por el contrario, se observó hipoactivación en el grupo del giro precentral izquierdo (BA6), la amígdala derecha y el lóbulo hemisférico VI del cerebelo derecho (grupos cerebrales resaltados en azul en la Fig. 2). Todos los grupos siguieron siendo estadísticamente significativos (ps < 0,005) con una proporción de sexo, edad media o partes del cuerpo como covariables. Además, con la excepción del lóbulo parietal inferior izquierdo, nuestros resultados siguieron siendo significativos cuando el coeficiente intelectual medio o la edad media y el coeficiente intelectual medio se incluyeron como covariables.

Tabla 2. Diferencias globales en la activación del SPM durante la observación de la acción.

Fuente: Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen

(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/tables/2


Fig. 2.


Diferencia en la activación de la SNM entre ASD y TD durante la observación de la acción. Los grupos resaltados en rojo indican hiperactivación en la TEA en comparación con la TD; los grupos resaltados en azul indican hipoactivación en la TEA en comparación con la TD (p < .005, sin corregir). (Nota: L = izquierda, R = derecha, SMA = área motora suplementaria, IFG = giro frontal inferior, PCG=giroscopio central, IPL=lóbulo parietal inferior).

Efectos de la naturaleza de los estímulos en las diferencias de los patrones de activación de la SNM en los individuos ASD y TD (Tablas 3 y 4).

Durante la observación de los estímulos sin componentes socio-emocionales, el lóbulo parietal inferior izquierdo (grupo significativo que se extendía hasta el giro supramarginal) y el área motora suplementaria izquierda estaban hiperactivados en la TEA en comparación con los individuos con TDA. Mientras tanto, los individuos con TEA también mostraron hipoactivación en el giro occipital medio, el giro postcentral bilateral y la cruz del cerebelo izquierdo I (Fig. 3a). Todos los grupos permanecieron estadísticamente significativos (ps < 0.005) con la proporción de sexo, edad media, coeficiente intelectual medio, o partes del cuerpo como covariables. Además, con la excepción del giro poscentral derecho y la corteza cerebral izquierda I, nuestros hallazgos siguieron siendo significativos cuando la edad media y el coeficiente intelectual medio se incluyeron como covariables.

Tabla 3. Diferencia en la activación de la SNM entre TEA y TD durante la observación de los estímulos sin componentes socio-emocionales.

(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/tables/3



Fig. 3.



Tabla 4. Diferencia en la activación de la SNM entre la TEA y la TD durante la observación de los estímulos con componentes socio-emocionales.

Fuente: Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen

(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/tables/4

Efectos de la naturaleza de los estímulos y de la edad en la activación de la SNM entre la TEA y la TD. Cada figura corresponde a la siguiente condición: a observación de acción sin componentes socio-emocionales, b observación de acción con componentes socio-emocionales, c observación de acción en el subgrupo de adolescentes, d observación de acción en el subgrupo de adultos. Los grupos resaltados en rojo indican hiperactivación en la TEA cuando se comparan con la TD; los grupos resaltados en azul indican hipoactivación en la TEA cuando se comparan con la TD (p < .005, sin corregir). (Nota: L = izquierda, R = derecha)

Durante la observación de los estímulos que contienen componentes socio-emocionales, se encontró una hiperactivación altamente significativa del SMA en los individuos con TEA en el giro frontal inferior derecho (parte orbital). Por el contrario, se observó una hipoactivación del cerebelo izquierdo (lóbulo hemisférico VI) en los individuos con TEA en comparación con los individuos con TD (Fig. 3b). La hiperactivación del giro frontal inferior derecho (parte orbital) siguió siendo muy significativa con la proporción de sexo, edad media, coeficiente intelectual medio o partes del cuerpo como covariables, así como con la edad media y el coeficiente intelectual medio como covariables (todos los ps < 0,005). Además, la hipoactivación del cerebelo siguió siendo estadísticamente significativa cuando el CI se incluyó como covariable.

Efectos de la edad en las diferencias de los patrones de activación de la SNM entre los individuos con TEA y TD (Tablas 5 y 6).

En el subgrupo de adolescentes (edad media de la TEA = 11,3-17,6; edad media de la DT = 11,5-17,1; Fig. 3c), los individuos con TEA mostraron hiperactivación en el giro frontal inferior bilateral pars orbitalis y pars triangularis, el giro postcentral derecho que se extiende al giro precentral, y el giro supramarginal izquierdo que se extiende al giro parietal inferior (BA40, BA2). Se encontró hipoactivación en la CIA en comparación con los individuos de la TD en el giro fusiforme izquierdo (BA18, BA19), en el cerebelo izquierdo (lóbulo hemisférico VI) y en el cíngulo mediano derecho alrededor de la región del hipocampo (BA20). Con la edad media o parte del cuerpo como covariables, todos los grupos cerebrales siguieron siendo estadísticamente significativos. Con la proporción de sexo como covariable, todos los grupos, excepto el giro supramarginal izquierdo, siguieron siendo significativos. Con un coeficiente intelectual medio como covariable, todos los grupos excepto el giro supramarginal izquierdo y el lóbulo hemisférico VI del cerebelo izquierdo siguieron siendo significativos. Con la edad y el coeficiente intelectual medios como covariables, todos los grupos excepto el lóbulo hemisférico VI del cerebelo izquierdo siguieron siendo significativos.

Tabla 5. Diferencia en la activación de la SNM entre la TEA y la TD en el subgrupo de adolescentes.

(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/tables/5

Tabla 6. Diferencia en la activación de la SNM entre ASD y TD en el subgrupo de adultos

De: Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen.

(véase en inglés)

https://molecularautism.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13229-020-00374-x/tables/6

En el subgrupo de adultos (edad media de la TEA = 23-37; edad media de la TD = 21-37; Fig. 3d), el giro frontal inferior derecho (parte orbital que se extiende a la parte triangular) y la zona motora suplementaria izquierda (BA6, BA24) estaban hiperactivados, mientras que el giro precentral izquierdo que se extiende al giro postcentral (BA6, BA4), y el cerebelo derecho (lóbulo hemisférico VI que se extiende a la corteza I) estaban hipoactivados en la TEA en comparación con los individuos de la TD. Todos los grupos permanecieron estadísticamente significativos (ps < 0,005) con una proporción de sexo, edad media y partes del cuerpo como covariables. Además, excepto para el área motora suplementaria izquierda, los hallazgos permanecieron significativos cuando la edad media, el coeficiente intelectual medio o la edad y el coeficiente intelectual se incluyeron como covariables.

Meta-regresión

Entre las regiones del cerebro con diferencias significativas en la hiper/hipoactivación en la TEA mostradas en los subgrupos de adolescentes y adultos, se encontraron correlaciones estadísticamente significativas (ps < 0,0005) entre la edad y la activación en la corteza cerebral derecha del cerebelo I y el giro temporal inferior izquierdo dentro de los individuos con TEA (Fig. 4). Específicamente, la meta-regresión de ocho estudios reflejó que la activación de la corteza del cerebelo derecho aumentó con el aumento de la edad. En contraste, la meta-regresión de nueve estudios mostró que la activación del giro temporal inferior izquierdo disminuyó con el aumento de la edad.


Fig. 4. La meta-regresión muestra que la activación de dos regiones cerebrales en los individuos con TEA se asoció significativamente con la edad cronológica; a medida que la edad aumenta: a la corteza cerebelosa derecha I estaba más activada y b el giro temporal inferior izquierdo estaba menos activado. Cabe señalar que la correlación significativa entre el aumento de la edad y el aumento de la activación en la corteza cerebelosa derecha I fue impulsada por dos estudios (los datos están representados por los dos puntos anaranjados que se encuentran en el extremo izquierdo del eje x). La interpretación de esta correlación significativa debe tratarse con cautela. (Nota: Se incluyeron en el cálculo los estudios que informaron de un pico en estas dos regiones; cada uno de estos estudios se representa como un punto; los puntos más grandes representan tamaños de muestra más grandes).

Riesgo de sesgo de publicación

Para cada estudio individual, se extrajeron los tamaños de efecto estimados de las coordenadas del pico que muestran diferencias estadísticamente significativas entre los grupos ASD y TD (enumerados en la Tabla 2) para generar los gráficos de embudo (Fig. 5). La inspección visual de los gráficos en embudo de algunas regiones del SNM (Fig. 5a, c, d) no mostró un sesgo de publicación evidente. Por el contrario, el sesgo de publicación podría estar presente en el lóbulo parietal inferior izquierdo y en la amígdala derecha (Fig. 5b, e), lo que se evidencia por la presencia de un aspecto relativamente simétrico en la parte superior, faltando más datos de estudio desde la mitad hasta la parte inferior de estos gráficos. Las pruebas de Egger siguieron siendo no significativas para el giro frontal inferior derecho pars orbitalis (p = 0,428), el área motora suplementaria izquierda (p = 0,182) y el giro precentral izquierdo (p = 0,551), se aproximaron a la significación para el lóbulo parietal inferior izquierdo (p = 0,080) y alcanzaron la significación estadística para la amígdala derecha (p = 0,024). En conjunto, estos resultados indicaron que en el análisis principal se observaron pequeños efectos de estudio, que podrían deberse al sesgo de publicación, en el grupo de la amígdala izquierda.


Fig. 5. Gráficos de embudo de los tamaños del efecto de activación en varias regiones del cerebro que muestran las diferencias entre ASD y TD durante la observación de la acción. El eje horizontal representa el tamaño del efecto de los pacientes y los controles. El eje vertical representa el error estándar. El sesgo de publicación podría estar presente en el lóbulo parietal inferior izquierdo y en los grupos de la amígdala derecha. (Nota: IFG = giro frontal inferior; IPL = lóbulo parietal inferior; SMA = área motora suplementaria; PCG = giro precentral).

Discusión

Este meta-análisis trató de identificar el patrón de activación de la SNM durante la observación de los estímulos con/sin componentes socio-emocionales entre los individuos con TEA, en comparación con los controles de desarrollo típico que coinciden con la edad. Tras una exhaustiva búsqueda en la literatura y la aplicación de criterios de inclusión y exclusión, se incluyeron en el metaanálisis 20 estudios de observación de acción (con 24 experimentos). En resumen, este meta-análisis de fMRI basado en coordenadas indicó tres puntos principales. En primer lugar, el SNC está deteriorado en los TEA durante la observación de acción; en segundo lugar, la disfunción del SNC en los individuos con TEA está modulada por los componentes socio-emocionales de los estímulos visuales durante la observación de acción. Tercero, la edad parece ser un factor importante en la función del SNC en la TEA. La siguiente discusión se divide en tres partes, y en cada una de ellas se analizan las posibles implicaciones de los puntos mencionados anteriormente.

Activación anormal dentro y más allá del SPM en los TEA

En la última década ha habido un acalorado debate sobre si las neuronas espejo están "rotas" en los TEA, lo que ha llevado a la alteración de la imitación en este grupo de individuos. La "teoría de la neurona espejo rota" para el autismo afirma que las regiones cerebrales frontal y parietal con neuronas espejo se encontraron anormalmente activadas en individuos con TEA y dada la propiedad de las neuronas espejo (es decir, descargas durante la observación y ejecución de la activación) que parece apoyar la imitación, el deterioro de la imitación podría estar asociado con las neuronas espejo frontoparietales "rotas" [38, 72]. En efecto, este metaanálisis demostró activaciones anormales de la SNM en individuos con TEA, evidenciadas por la hiperactivación del giro frontal inferior derecho y el área motora suplementaria izquierda, lo que apoya la "teoría de la neurona espejo rota". Sin embargo, al mismo tiempo, también se mostraron activaciones anormales en regiones del cerebro más allá del SPM, es decir, la hipoactivación del giro precentral izquierdo, la amígdala y el cerebelo. Con las anomalías mostradas tanto en el SPM como en otras regiones cerebrales, una de las posibles explicaciones es que los déficits de imitación en la TEA podrían no ser atribuibles únicamente a las "neuronas espejo rotas", sino a la interacción entre el SPM y otras regiones cerebrales. Uno de los marcos que estudia la interacción entre las regiones cerebrales es la conectividad neuronal [79]. Con respecto a la TEA, la teoría de la conectividad interrumpida postula que la conectividad estructural/funcional anormal en el cerebro podría subyacer a la manifestación de fenotipos de comportamiento en la TEA [80]. Numerosos estudios empíricos, incluyendo aquellos que utilizan técnicas electrofisiológicas [81, 82] y de neuroimagen [83], han apuntado a la conectividad neural alterada en individuos con TEA. En particular, se encontró una conectividad anormal dentro del SPM. Con respecto a la conectividad neuronal entre las regiones del cerebro con neuronas espejo, Rudie y otros [84] registraron hipoconectividad entre el giro frontal inferior izquierdo pars opercularis y la corteza parietal izquierda en individuos con TEA en relación con los controles sanos. En cuanto a la conectividad entre las regiones de las neuronas espejo y las regiones del SPM de apoyo, se reveló que la amígdala estaba hipoconectada con las regiones frontales donde se encuentra el SPM [85]. Esta evidencia implica colectivamente que la conectividad atípica dentro del SPM contribuye a la disfunción, que podría estar asociada con los patrones anormales de activación del SPM encontrados en este meta-análisis.

La disfunción del SNM durante la observación de los estímulos con/sin componentes socio-emocionales

Dos hallazgos en la comparación entre los individuos con TEA y TD, en relación con las diferencias en los patrones de activación cuando observan estímulos con y sin componentes socio-emocionales, confirman nuestra hipótesis de que la naturaleza de los estímulos (con/sin componentes socio-emocionales) podría ser uno de los moduladores de la activación neuronal del SPM. En primer lugar, en lo que respecta a la observación de los estímulos sin emociones, el SNP en el hemisferio izquierdo (es decir, el lóbulo parietal inferior izquierdo y el área motora suplementaria izquierda) se encontró hiperactivado, mientras que el giro occipital medio derecho y el giro poscentral izquierdo se encontraron hipoactivados en la TEA cuando se compararon con los individuos con TD. Notablemente, la hiperactivación de la SAM a la izquierda mostrada en nuestro estudio podría ser un hallazgo importante que mejora nuestra comprensión de los déficits de la SAM en la TEA. Dado el incremento en la activación neural medido por la fMRI, se ha encontrado que indica un incremento en el esfuerzo mental durante las tareas para mantener el desempeño conductual [86], y las anormalidades en la conectividad estructural de la izquierda, encontradas en los TEA en un estudio previo [87], podría ser posible que los individuos con TEA requieran un esfuerzo mental extra para la observación de los estímulos sin emociones, lo cual podría ser atribuible a los posibles déficits del SNC específicamente en el hemisferio izquierdo. En cuanto a las regiones del SPM que muestran diferencias significativas entre la TEA y la DT, nuestros resultados fueron en gran medida consistentes con los reportados por Yang y Hofmann [31]. Sin embargo, también observamos algunos resultados divergentes en comparación con su estudio. Específicamente, la hipoactivación en la corteza del cerebelo izquierdo y el giro poscentral derecho no se encontraron en su estudio, mientras que nuestros resultados reportaron una hiperactivación altamente significativa en el lóbulo parietal inferior izquierdo, pero no en el derecho. Dado que se demostró que la observación de la acción y la imitación comprometen el SNC como otras regiones del cerebro de manera diferencial [37], los resultados divergentes podrían deberse a la exclusión de los estudios de imitación en nuestro meta-análisis. Además, los diferentes métodos de análisis y los niveles umbral podrían contribuir también a la incoherencia de los resultados [88].

En segundo lugar, en lo que respecta a la observación de los estímulos con emociones, nuestros resultados metaanalíticos indicaron que la hiperactivación del giro frontal inferior derecho en los individuos con trastornos del espectro autista era estadísticamente significativa cuando se comparaba con los individuos con trastornos del espectro autista. Es importante señalar que la hiperactivación de esta región del cerebro siguió siendo altamente significativa cuando se incluyen como covariables la edad media, el coeficiente intelectual medio, el género y las partes del cuerpo. Dado que el giro frontal inferior derecho fue considerado como una de las regiones centrales del SNM [11, 14], nuestros resultados podrían implicar que el deterioro del SNM frontal derecho podría estar posiblemente asociado con el procesamiento socio-emocional disfuncional, una de las características clave de la TEA [89]. De hecho, entre los individuos sanos, se ha demostrado que el giro frontal inferior derecho es uno de los posibles correlatos neurales de la percepción socio-emocional [90,91,92,93], en el que su conectividad con el sistema límbico predice las diferencias individuales en la regulación emocional exitosa [94]. La relación cerebro-comportamiento entre el giro frontal inferior derecho y el procesamiento socio-emocional en la TEA podría ser investigada más a fondo para confirmar nuestra especulación.

La activación de la SNM en diferentes grupos de edad

Otro conjunto de análisis que realizamos fue el de investigar los patrones de activación del SPM y otras regiones del cerebro en los subgrupos de adolescentes y adultos. Además, realizamos una meta-regresión con la edad media como el regresor dentro del grupo de ASD para observar de forma preliminar la trayectoria de desarrollo del SNP en este grupo de individuos. En el subgrupo de adolescentes, se demostró que el SNP frontoparietal bilateral estaba hiperactivado en los individuos con TEA; la extensión de esta hiperactivación se demostró que permanecía sólo en las regiones frontales del SNP (es decir, el área motora suplementaria izquierda y el giro frontal inferior derecho pars orbitalis) en el subgrupo de adultos. Una explicación de la diferencia en los patrones de activación de la SNM entre los subgrupos de adolescentes y adultos podría deberse a la mayor variación en el subgrupo de adultos, lo que a su vez podría reducir la importancia estadística de los efectos observados. A pesar de esta limitación, nuestros resultados proporcionaron evidencia preliminar a favor del efecto de la edad en el funcionamiento del SPM en el TEA. Es necesario realizar más investigaciones para corroborar los presentes hallazgos y examinar el papel que la edad juega en el funcionamiento del SNC en el TEA.

Además, usando el método de meta-regresión lineal, identificamos una disminución lineal significativa en la activación del giro temporal inferior izquierdo a medida que la edad aumentaba en el grupo de ASD. Los resultados del meta-análisis también reflejaron que la hiperactivación en el giro temporal izquierdo sólo se mostró en el subgrupo de adolescentes, pero no en el de adultos. Esto se hizo eco de los resultados de un estudio anterior, en el que el volumen de materia gris del giro temporal inferior cambió de una asimetría hacia la izquierda (es decir, una materia gris más gruesa en el lado izquierdo) a una simetría en los individuos con autismo desde la infancia hasta la edad adulta [95]. Por el contrario, el cerebelo derecho parecía mostrar un aumento lineal de activación relacionado con la edad. En el subgrupo de adolescentes, el cerebelo derecho exhibía hiperactivación, y el grado de hiperactivación aumentaba aún más en el subgrupo de adultos. El aumento de la intensidad de la hiperactivación puede ser una consecuencia del aumento de la lateralización con la edad [96]. Aunque no se considera que las dos áreas cerebrales sean regiones centrales del SNM, nuestros hallazgos parecen sugerir que los cambios relacionados con la edad en otras regiones cerebrales más allá del SNM también podrían influir en la activación del SNM. Se necesitan más estudios para delinear las influencias recíprocas y la interacción entre el giro temporal inferior, el cerebelo y el SNM a lo largo del tiempo.

Limitaciones

En cuanto a la búsqueda de literatura, hemos intentado obtener un conjunto completo de datos de fMRI relevantes para el meta-análisis ampliando nuestro alcance de búsqueda. Mediante el uso de múltiples motores de búsqueda y búsquedas manuales en las listas de referencia de múltiples documentos de revisión anteriores, encontramos 20 estudios de observación de acción adecuados que nos proporcionaron datos analíticos de todo el cerebro para el meta-análisis. Aunque se encontraron 12 estudios adicionales que podrían incluirse potencialmente en el metanálisis, estos estudios o bien incluían sólo los análisis de la región de interés, o bien no se disponía de los datos del análisis de todo el cerebro. De esta manera, el poder de este meta-análisis habría aumentado, y se podría haber presentado un cuadro más completo con respecto al funcionamiento del SNM en el TEA si los resultados de todo el cerebro estuvieran disponibles en los estudios adicionales de neuroimagen. Además, dado que nuestro meta-análisis sólo incluyó la observación de la acción, pero no los estudios de imitación, la generalizabilidad de los resultados a los déficits de imitación en los TEA podría ser limitada. Sin embargo, los hallazgos de estudios previos han sugerido que la observación de la acción es, de hecho, uno de los procesos neurales clave que apoyan la imitación [11, 37]. En apoyo de ello, las pruebas obtenidas del registro de una sola neurona en los seres humanos han informado de una diferenciación triple con el SNM. Por ejemplo, el SNM contenía diferentes subtipos de neuronas espejo, incluyendo las neuronas que típicamente se descargan tanto durante la observación de la acción como durante la ejecución, las neuronas que se descargan sólo durante la observación de la acción y las neuronas que se descargan sólo durante la ejecución de la acción [15]. Estos resultados están en consonancia con el metaanálisis anterior que muestra patrones de activación diferencial relacionados con la observación y la imitación de la acción dentro de las regiones del SNM [37]. Un futuro meta-análisis de fMRI que incluya más estudios de imitación en los TEA con un diseño de estudio más homogéneo ayudaría a ampliar el conocimiento actual de las redes cerebrales subyacentes a la imitación deficiente en los TEA.

Además, la edad de los participantes en los estudios incluidos osciló entre 11,3 y 37 años para los individuos con TEA y 11,5 y 37 años para los individuos con DT. Por lo tanto, el efecto de la edad en la SNM puede examinarse sólo dentro de este rango de edad; la diferencia entre los individuos con TEA y los individuos con DT en la activación de la SNM sigue siendo desconocida para las poblaciones más allá de este rango de edad. Se recomienda la realización de futuros estudios de IRMF relacionados con el SNM que se centren en estos rangos de edad para que el efecto de la edad en el SNM pueda examinarse de manera más holística. Además, la meta-regresión que realizamos utilizando el software ES-SDM fue una regresión lineal, que asumió que la variable de interés (es decir, la edad media) tiene una relación lineal con la activación cerebral. Sin embargo, un estudio anterior ha demostrado que la trayectoria de desarrollo del cerebro de la TEA parecía tener forma de U [34], lo que sugiere que el método de meta-regresión lineal puede no ser ideal para articular la asociación entre la edad y la activación de la SNM; junto con el hecho de que los significados estadísticos encontrados en las regiones cerebrales reportadas fueron impulsados por un número limitado de estudios, los resultados tienen que ser tratados con precaución.

La heterogeneidad del coeficiente intelectual y el género en las muestras de nuestro estudio es otra limitación, ya que algunas de las activaciones anormales del SPM desaparecieron cuando el coeficiente intelectual y la edad se incluyeron como covariables. Futuros estudios con una muestra más homogénea deberían estar justificados para confirmar la observación en nuestro meta-análisis. Además, la heterogeneidad de la sintomatología del TEA y la sobrerrepresentación del grupo de edad adulta pueden limitar la generalización de los hallazgos a toda la población de pacientes con TEA. Futuros estudios con un rango de edad más amplio, e incluyendo diferentes niveles de funcionamiento, ayudarían a delinear la intrincada relación entre el coeficiente intelectual, la edad y los niveles de severidad de los síntomas en una población más amplia de pacientes con el trastorno. Además, cabe señalar que los estudios incluidos tenían generalmente una pequeña muestra con un rango de 5 a 21 participantes por grupo. Dado que los estudios con muestras pequeñas tienden a sobreestimar el efecto del estudio [57], podría ser posible que la anormalidad del SNM en el TEA haya sido sobreestimada. Por lo tanto, la generalización de los hallazgos a los individuos con TEA en general puede estar limitada por el tamaño relativamente pequeño de la muestra en nuestro meta-análisis.

Conclusión

Este meta-análisis tenía como objetivo explorar las diferencias en los patrones de activación de la SNM entre los individuos con TD y TEA cuando observan movimientos biológicos con/sin componentes socio-emocionales. Se adoptó el método meta-analítico ES-SDM para sintetizar los datos disponibles de fMRI. Tras una amplia búsqueda en la literatura, se incluyeron en el metaanálisis los datos de análisis de todo el cerebro de 20 artículos de revistas con 24 experimentos. En resumen, este estudio indicó que el SNM estaba hiperactivado en los TEA, lo que podría ser la causa de las deficiencias de imitación en estos individuos. Las pautas de activación anormal fueron moduladas por la naturaleza de los estímulos y la edad, lo que podría explicar los peculiares resultados anteriores que contribuyeron al debate no resuelto sobre la "neurona espejo rota".

Disponibilidad de datos y materiales

No se aplica.

Abreviaturas

ALE:

Estimación de la probabilidad de activación

ASC:

Condición del espectro de autismo

ASD:

Trastorno del espectro autista

BA:

Área de Brodmann

ES-SDM:

Mapeo diferencial de tamaño de efecto firmado

Resonancia magnética:

Imagen de resonancia magnética funcional

MNS:

Sistema neuronal espejo

ROI:

Regiones de interés

TD:

Típicamente en desarrollo

Referencias

Download references

Agradecimientos

Agradecemos al Sr. Ivan Chan (I.C.) y al Sr. Thomas Chan (T.C.) su apoyo en la búsqueda de palabras clave y en el proceso de selección de artículos.

Financiación

Este estudio fue apoyado por la beca de investigación (ZE65) de la Universidad Politécnica de Hong Kong.

Información del autor

Afiliaciones

Departamento de Ciencias de la Rehabilitación, Universidad Politécnica de Hong Kong, 11 Yuk Choi Road, Hung Hom, Kowloon, Hong Kong

Melody M. Y. Chan & Yvonne M. Y. Han

Contribuciones

MC participó en el diseño del estudio, realizó la selección del artículo y el análisis estadístico, interpretó los datos y redactó el manuscrito. YH ayudó con la selección del artículo y la extracción de datos, interpretó los datos y redactó el manuscrito. Todos los autores leyeron y aprobaron el manuscrito final.

Autor correspondiente

Correspondencia a Yvonne M. Y. Han.

Declaraciones de ética

Aprobación ética y consentimiento para participar

No se aplica.

Consentimiento para la publicación

No se aplica.

Intereses competitivos

Los autores declaran que no tienen intereses contrapuestos.

Información adicional

Nota del editor

Springer Nature se mantiene neutral con respecto a las reclamaciones jurisdiccionales en los mapas publicados y las afiliaciones institucionales.

Información complementaria

Archivo adicional 1 de Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (MNS) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen. Descargar

13229_2020_374_MOESM1_ESM
.doc
Download DOC • 65KB

Derechos y permisos

Acceso abierto Este artículo está licenciado bajo una Licencia Internacional de Atribución 4.0 de Creative Commons, que permite el uso, el intercambio, la adaptación, la distribución y la reproducción en cualquier medio o formato, siempre que se dé el crédito apropiado al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. Las imágenes u otro material de terceros que figuran en este artículo se incluyen en la licencia Creative Commons del artículo, a menos que se indique lo contrario en una línea de crédito del material. Si el material no está incluido en la licencia Creative Commons del artículo y su uso previsto no está permitido por la normativa legal o excede el uso permitido, deberá obtener el permiso directamente del titular de los derechos de autor. Para ver una copia de esta licencia, visite http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/. La exención de la Dedicación al Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos disponibles en este artículo, a menos que se indique lo contrario en una línea de crédito a los datos.

Reimpresiones y permisos

Sobre este artículo

Verificar la moneda y la autenticidad a través de CrossMark

Cita este artículo

Chan, M.M.Y., Han, Y.M.Y. Activación del sistema diferencial de neuronas espejo (SNE) durante la observación de la acción con y sin componentes socio-emocionales en el autismo: un meta-análisis de estudios de neuroimagen. Molecular Autism 11, 72 (2020). https://doi.org/10.1186/s13229-020-00374-x

Recibido

13 de febrero de 2020

Aceptado

02 de septiembre de 2020

Publicado

29 de septiembre de 2020

DOI

https://doi.org/10.1186/s13229-020-00374-x


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com