https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

Antipsicóticos para el autismo




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo | 18/10/2022

Fotografía: Pixabay



Suena duro decirlo, pero algunas personas autistas se medican y entre otros fármacos toman antipsicóticos.


La FDA y la EMA recomiendan dos antipsicóticos atípicos: la risperidona y el aripiprazol, uno de segunda generación y otro de tercera.


Normalmente los antipsicóticos típicos o neurolépticos afectan a la vía dopaminérgica, inhibiendo ciertos receptores de dopamina, sin embargo los antipsicóticos de segunda generación, para evitar los efectos parkinsonianos de los anteriores, no solamente inhiben los receptores de dopamina, sino también ciertos de serotonina.


Así tienen también carácter antidepresivo.


Los antipsicóticos que toman las personas en el espectro no sirven para mejorar la sintomatología de la psicosis, pues la gran mayoría de ellos no tienen psicosis ni esquizofrenia, sino que sirven para mejorar su calidad de vida, ayudando a combatir la ansiedad y la depresión.


La risperidona tiene un nombre comercial llamado Risperdal que bloquea receptores de dopamina y serotonina, pero produce muchos efectos adversos, algunos graves como obesidad, diabetes, hipercolesterolemia o descalcificación de los huesos.


El aripiprazol, comercializado como Abilify, es un antipsicótico de tercera generación que existe desde hace pocos años y sirve modulando varios receptores de dopamina y serotonina, pero de manera más compleja, no actuando de manera antagonista sino de manera agonista parcial y eso produce ciertos beneficios respecto a la risperidona, como que no produce obesidad y las patologías derivadas de ésta.


En fin, mi consejo como estudiante de farmacia, es que estos fármacos solo deben ser utilizados durante ciertas épocas de abundante malestar y deben de ser suprimidos en cuanto se pueda, pues son muy potentes y pueden generar efectos secundarios peligrosos para el paciente.



110 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo