https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

Autismo y comorbilidades: cómo tratar el uno a la vez que tratas el otro

Actualizado: 28 feb




POR MATTHEW FISHER

Fuente: Autism Parenting Magazine | 29/05/2020

Fotografía: Pixabay.com



Entrevista con el Dr. Matthew Fisher, líder médico del Programa de Tratamiento Residencial Psiquiátrico y Psiquiatría Ambulatoria de Springbrook Autism Behavioral Health


Las personas con trastorno del espectro autista (TEA) suelen tener otras condiciones médicas o comorbilidades que a veces pueden enmascarar o incluso exacerbar los síntomas del autismo. Los primeros en la lista son los trastornos psiquiátricos, los problemas neurológicos e incluso los problemas gastrointestinales.


De hecho, el 70% de las personas diagnosticadas de autismo tienen también un diagnóstico psiquiátrico comórbido, mientras que el 41% tiene dos o más diagnósticos. Las comorbilidades más comunes son el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), el trastorno de oposición desafiante y el trastorno de ansiedad social.


El Dr. Fisher es un experto en el campo del tratamiento del autismo y sus comorbilidades. Su enfoque del tratamiento consiste en obtener un diagnóstico lo antes posible, tratar primero el autismo y utilizar una cantidad mínima de medicamentos para evitar la polifarmacia. En la siguiente entrevista, explica la importancia de este enfoque.



P: ¿Qué diagnóstico es el primero: el autismo o la comorbilidad?


Varía de un paciente a otro y se basa en la gravedad del autismo. Los niños autistas más graves se identifican antes. Aproximadamente, el niño medio tiene unos tres o cuatro años cuando se le diagnostica. Los niños más funcionales, dependiendo del lugar del país en el que se encuentren y de la disponibilidad de servicios de tratamiento, suelen tener alrededor de seis años cuando son identificados, pero he visto individuos de alto funcionamiento que han sido diagnosticados hasta los 19 años.


Cuando se trata de TDAH y otras comorbilidades, en promedio, los niños de alto funcionamiento tienden a ser diagnosticados con algo más primero. Uno de los problemas con el diagnóstico de TDAH es que tiende a ser sobreutilizado en las escuelas cuando los pensamientos compulsivos o las fijaciones se confunden con el TDAH.


Por ejemplo, si un niño no presta atención en clase porque está ocupado mirando por la ventana las vías del tren y contando los números de los vagones, ese comportamiento imita el TDAH cuando en realidad podría ser autismo. El niño está prestando atención, pero no está prestando atención a lo que el profesor quiere que preste atención. Está excesivamente concentrado en los trenes.


He visto muchos pacientes diagnosticados erróneamente con TDAH cuya atención estaba muy bien una vez tratada adecuadamente. Estaban tan atrapados en sus propias cabezas que no interactuaban. Los profesores no se equivocaban en sus observaciones de los comportamientos, pero la causa de los mismos era incorrecta.



P: ¿Qué factores deben tenerse en cuenta al tratar las comorbilidades?


El enfoque de tratamiento adecuado es clave cuando se trata del autismo y sus comorbilidades. Creo que hay que tratar primero el autismo y después las comorbilidades. Los individuos con autismo ven y experimentan el mundo de una manera completamente diferente debido a la forma en que sus cerebros están conectados. Sus cerebros nunca han experimentado nada más que una sobrecarga constante, lo que aumenta su ansiedad. La ansiedad, a su vez, puede provocar agitación, impulsividad, irritabilidad, arrebatos y conductas autolesivas. Una vez que se introducen los medicamentos para reducir el nivel de ansiedad, comienzan a surgir otras emociones, intereses y comportamientos más positivos.


Una vez que la ansiedad del individuo está bajo control, se siente mejor y, como resultado, su comportamiento tiende a mejorar y puede comunicarse mejor. Puede explicar mejor si está cansado, le duele la cabeza o tiene dolor gastrointestinal, todo lo cual podría ser responsable de síntomas como la agitación, la irritabilidad o los arrebatos. Incluso en el caso de los niños no verbales, el tratamiento de la ansiedad asociada al autismo abre la capacidad del niño para ser receptivo al aprendizaje de métodos de comunicación expresiva. Consigues que ese cerebro llegue a un estado más tranquilo en el que tus intervenciones pueden ser eficaces.


Siempre uso el ejemplo de un ataque de pánico. Si alguna vez has visto o tratado de interactuar con alguien en un ataque de pánico total, realmente no puedes intervenir bien. No están procesando. El cerebro de la persona está sobrecargado. Cualquier cosa que le digas -por muy agradable y calmante que sea- no está siendo procesada adecuadamente. Una vez que la persona se calma de ese ataque de pánico, es cuando se puede intervenir y, con suerte, enseñar las habilidades para evitar los ataques de pánico en el futuro.


El enfoque opuesto -tratar primero el ataque de pánico- puede no ser tan efectivo o puede exacerbar el problema porque no se está llegando a la causa subyacente del ataque de pánico. En una persona con autismo, a menudo ese ataque de pánico es provocado por la incapacidad de comunicarse eficazmente. Si se trata primero el autismo y se le da a esa persona las herramientas para comunicar sus emociones y su dolor, es posible que los ataques de ansiedad no tengan que aparecer nunca.



P: ¿Qué medicamentos son eficaces para tratar el autismo y las comorbilidades?


En general, trato de reducir al mínimo los medicamentos si es posible. Intento utilizar medicamentos más suaves a las dosis más bajas posibles, especialmente con los antipsicóticos. Tiendo a utilizar algunos de los medicamentos más antiguos porque, si se comparan los datos y la ciencia con los medicamentos más nuevos, suelen ser más eficaces.


Cada individuo es diferente, por supuesto. Por lo tanto, cada plan de tratamiento es individualizado. Si un paciente acude a nosotros en crisis, mi respuesta es muy diferente que si estoy tratando una visita ambulatoria más tranquila "para conocerle". Mi primera línea no son los antipsicóticos que se dirigen a la irritabilidad y los cambios de humor. De nuevo, la primera línea de tratamiento es tratar la ansiedad que conduce a la irritabilidad y la agitación.


A menudo, tenemos que hacer pruebas cortas de medicamentos a través del proceso y la eliminación para ver cómo funciona en el objetivo de la comorbilidad que está creando el problema. Si estoy tratando a un niño no verbal que creo que tiene dolores de cabeza y migrañas, puedo darle Tylenol o algo a largo plazo para el mantenimiento; si los dolores de cabeza son la causa, los comportamientos autolesivos tienden a disminuir.


Un gran número de pacientes también tiene problemas de sueño relacionados con comorbilidades como el TDAH o la actividad convulsiva. Asegurar un buen descanso nocturno obviamente mejorará el estado de ánimo y disminuirá las posibilidades de autolesión, por ejemplo. Prescribo medicamentos para el sueño a la mayoría de los pacientes.


También he tenido éxito con los medicamentos que se utilizan habitualmente para tratar la presión arterial. Por ejemplo, el propranolol se utiliza para evitar que las personas con fobias sociales y a hablar en público se sientan abrumadas en situaciones sociales. Las personas con autismo se sienten abrumadas en situaciones sociales. El propranolol puede poner su sistema cardíaco en una meseta, evitando el pánico y la sobrecarga. Mis pacientes han tenido mucho éxito con él.



P: ¿Cuál es el enfoque de Springbrook Autism Behavioral Health para tratar el autismo y las comorbilidades?


El personal de Springbrook trabaja estrechamente entre sí para supervisar todos los aspectos del tratamiento. Nuestro equipo interdisciplinario se reúne semanalmente para revisar el progreso de cada paciente y el camino del tratamiento basado en el Manual de Habilidades de Independencia Funcional, o currículo FISH, que fue diseñado por nuestro analista de comportamiento, William Killion, PhD, BCBA, en Springbrook. Recibo muchos comentarios del equipo sobre qué terapias están funcionando y cuáles no. Esta revisión holística me permite ver las marcadas mejoras o retrocesos que resultan del régimen de medicación de un niño. Nuestra discusión nos habla del progreso de forma más narrativa, pero cada una de nuestras evaluaciones tiene una puntuación medible, y a partir de ella podemos trazar objetivamente el curso del éxito.


El tratamiento del autismo y las comorbilidades no es un enfoque de "talla única". Hay que tener en cuenta varios factores a la hora de elaborar un plan de tratamiento, y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.


Trabajamos con su hijo para descubrir qué tratamientos y terapias tendrán el mejor resultado. Nuestro objetivo es promover el crecimiento y la vida independiente de cada niño, utilizando los medios más eficaces para cada individuo. Háganos saber si desea una consulta privada o visitar nuestro campus.


Página web: https://springbrookbehavioral.com/autism-programs-and-therapies/


Contacto: https://springbrookautismbehavioral.com/contact-us/


Springbrook Behavioral Health se complace en anunciar que la Dra. Temple Grandin, pionera en el campo del autismo, será la oradora principal en la Cumbre de Autismo Converge 2019. La Cumbre de Autismo Converge será el 7 y 8 de marzo de 2019 en el Centro de Convenciones TD en Greenville, SC. La Conferencia Converge Autismo está orientada a los profesionales de la industria, pero también está abierta a los padres y cuidadores de todo el país como una oportunidad para reunirse y discutir temas educativos, terapéuticos, sociales y psicológicos relacionados con el trastorno del espectro autista. Se espera que la inscripción se abra pronto. Se proporcionarán más detalles a medida que estén disponibles. Para más información, visite http://convergeautism.com/


Este artículo apareció en el número 79 de la revista Managing Everyday Life: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-79-managing-every-day-life/


https://www.autismparentingmagazine.com/treat-one-while-treating-the-other/

92 visualizaciones0 comentarios