Autismo y epilepsia: ¿tienen los niños autistas un riesgo más alto de convulsiones?