https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Cómo criar un niño Asperger (I)

Actualizado: 8 nov 2022




POR JORDI PERA

Fuente: Autismo en Vivo | 18/04/2022

Fotografía: Pixabay.com



Ser padre es un reto para el que nadie te prepara, a pesar de la responsabilidad que supone. Tener un hij@ Asperger es aún más difícil, por lo que se requieren consejos específicos.


Hace unas pocas semanas le diagnosticaron Asperger al hijo de un pariente mío. Nunca se me había ocurrido pensar cómo hay que educar a un niño, y menos en el caso de un Asperger.


Así que empecé a pensar en todo lo que mis padres hicieron mal conmigo, que no es poco, y cómo lo tendrían que haber hecho. Llevo varios años en depresión a raíz de los traumas que me han causado, más el estrés acumulado que me ha supuesto el esfuerzo de adaptación a mi “querido” país. Luego creo que sé un poco de lo que, cuanto menos, hay que evitar de hacer mal, y por ende, como hacerlo bien o al menos mejor. Después, pensando en las debilidades propias de los Asperger, resulta fácil pensar en más cuestiones. Ahí van mis consejos.


Este primer artículo trata sobre cómo evitar traumas infantiles. Los niños Asperger y autistas en general son mucho más sensibles y por ende lo sufren todo con mayor intensidad. Como se explica muy bien en la literatura sobre “Sanar a tu niño interior”, hay cinco tipos de heridas emocional que suceden en la infancia, y que nos pueden marcar decisivamente el resto de nuestra vida:


Herida del rechazo o la indignidad. Cuando el niño recibe el mensaje de que no está bien com era, ya sea a través de abusos o violencia, al no ser querido o cuidado, como también al no ser visto, comprendido o aceptado tal y com es. Esta herida es particularmente probable en los niños con autismo, por razones obvias. La aceptación y el amor incondicional de los padres es la solución para evitar dicha herida. Los adultos con dicha herida tienden a aislarse de los demás, incluso rechazando para no ser rechazados, sintiendo que no encajan, no pertenecen y no son queridos. De adultos nos tratamos a si mismos como nos han tratado nuestros padres.


Herida de abandono o privación. Cuando los padres están ausentes física o emocionalmente se produce un profundo dolor por sentirse abandonados, privados y separados de la que se supone es su fuente de amor, por lo que también se llama herida de privación. Quienes tienen esta herida de adultos evitan que el otro no se vaya de su lado y le abandonen. Temen quedarse solos, incluso costándoles poner fin a las relaciones tóxicas.


Herida de humillación. Cuando los padres cirtican, ridiculizan o se avergüenzan del niño, puede quedar afectada su capacidad de expresarse y ser creativos. Una vez más la solución es la aceptación y el amor. La energía se les queda atascada en la garganta y no la pueden sacar, como si se quedaran mudos. De adultos aprenden a ignorar sus necesidades para enfocarse en los demás. Sienten culpa y vergüenza y quizás sientan que no merezcan sanar y ser felices.


Herida de traición. Cuando los adultos engañan o no cumplen lo prometido, o vulneran su intimidad al exponer algún secreto propio sin el permiso del niño, crean una herida que se trasluce en una gran desconfianza. Los adultos con esta herida necesitan controlar lo que sucede en su entorno para anticipar cualquier peligro. Tiene miedo de que le mientan de forma que se vuelve excesivamente desconfiado con los demás.


Herida de injustícia. Cuando los padres o adultos son autoritarios o violentos con el niño, o actúan de forma irracional o impredecible se genera una herida que les deja aterrados o petrificados, afectando su capacidad de sentir y expresar ira y firmeza. De adulto uno tiende a ocultar lo que siente, cree que se le aprecia por lo que hace y no por lo que es, a raíz de lo cual se es muy exigente con uno mismo, tiene miedo a equivocarse y le cuesta compormeterse.


Estas heridas son genéricas y por tanto deben servir como orientación para criar cualquier niñ@, pero en el caso de los Asperger o autistas en general, hay que ir aún con más cuidado por su mayor sensibilidad y riesgo de sufrir dichas heridas, dadas sus características especiales.



42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page