Cómo criar un niño Asperger (III)




POR ORIOL SOLER

Fuente: Autismo en Vivo | 18/04/2022

Fotografía: Pixabay.com



Ser padre es un reto para el que nadie te prepara, a pesar de la responsabilidad que supone. Tener un hij@ Asperger es aún más difícil, por lo que se requieren consejos específicos.


Este tercer artículo atiende al desarrollo de habilidades, especialmente críticas para los Asperger, en la medida en que van a tener más dificultades en aprenderlas por su cuenta.


Saber posicionarse. Los Asperger tienden a ser más inocentes que los neuro-típicos, por lo que es conveniente educarlos en “posicionamiento estratégico”, entendiendo que las personas te valoran y actúan contigo en función de la percepción que tienen acerca de ti, por lo que hay que cuidar mínimamente la imagen que transmites en todos los aspectos posibles.

Saber negociar. Quizás algo avanzado y también muy relacionado con el punto anterior es el de la negociación. Ello aplica sobre todo a partir de la edad preadolescente, a partir de cuando los otros niños suelen aprovecharse de su inocencia. Saber negociar transmite inteligencia, y la inteligencia genera respeto, lo cual previene muchos problemas y cuida la autoestima.


Inteligencia emocional. Saber identificar las emociones de los demás y preveer como se van a sentir los demás según lo que hagas es parte fundamental de las habilidades sociales. Ahí van también la capacidad de dar empatía y hacer sentir bien a los demás, esencial para construir vínculos emocionales con los demás.


Códigos sociales y lenguaje no verbal. La típica asignatura de los Asperger, para la que haría falta una buena colección de videos tutoriales. Los hay para los códigos de las mujeres a la hora de flirtear y poco más, que yo sepa. Hay que enseñar todo lo que confiere a las relaciones humanas más allá de lo más obvio, como los códigos y lo que se espera de ti en cada situación.


Hábitos y disciplina. Es fundamental la educación en los buenos hábitos desde la niñez y la disciplina con la que se deben poner en práctica. Uno que me parece particularmete clave es la meditación, pues ayuda en todo ello. Es uno de los mejores activos que se le puede dar a los niños, junto con los buenos valores como el esfuerzo, la integridad, la nobleza, el respeto, etc.


Conversación social. Una de las típicas habilidades sociales es la de las fórmulas para romper el hielo y empezar una conversación, así como para hacer sentir bien a los demás y establecer una buena conexión emocional. El libro de Dale Carnegie ofrece un amplio abanico de recursos en este sentido, al menos para empezar.


Gestionar emociones. Los Asperger suelen ir más cargados de emociones, especialmente negativas, y necesitan aprender a gestionarlas adecuadamente. No hacerlo lleva a soltarlas impulsivamente (con los problemas que ello puede generar) o quedárselas dentro enquistadas en el cuerpo, con los problemas psicosomáticas que ello puede suponer a medio o largo plazo.


Asertividad. Los Asperger van a estar seguramente expuestos a muchas situaciones de conflicto, originadas por su distinta forma de ser, y para gestionar dichas situaciones, la assertividad es clave. La assertividad debe ser parte importante de la educación en cualquier niño, pero en este caso hay que invertir más esfuerzos por su mayor dificultad y a la vez mayor necesidad.


Habilidad motriz. Una característica típica de los Asperger es su falta de habilidad motriz. Para ello se pueden practicar distintas actividades deportivas. Creo que las artes marciales son especialmente recomendables, ya que además se trabaja mucho la concentración, la disciplina y el autocontrol. Además, también da mucha autoconfianza por cuanto te ayuda a defenderte en el caso que sufras según qué tipo de bullying, y te ganas más respeto.



44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo