Cómo hacer funcionar un laboratorio desde casa durante una pandemia

Actualizado: 14 de sep de 2020


POR GAIA NOVARINO

Fuente: Spectrum / 31/03/2020

Ilustración: Julia Yellow


Gaia Novarino es profesora de neurociencia en el Instituto de Ciencia y Tecnología de Klosterneuburg, Austria.



A principios de marzo, mis colegas y yo nos enteramos de que nuestro instituto de investigación, en Klosterneuburg, Austria, cerraría pronto para ayudar a frenar la propagación del coronavirus. Inmediatamente reprimimos el impulso de pánico y aceptamos el cierre inminente como una decisión de salud pública apropiada a la luz de la pandemia.

Sin embargo, pronto recibí correos electrónicos de miembros del laboratorio preocupados por sus experimentos en curso y futuros. Un tono de mayor alerta invadió los correos electrónicos de los administradores y profesores acerca de cómo lidiar con esta situación profundamente nueva.

Revivimos el canal de Slack de nuestro laboratorio y comenzamos a pensar en actividades que podríamos hacer desde casa. Durante varios días nos escabullimos para reorganizar y asegurar muchos experimentos para que pudieran ser reanudados en una fecha posterior. Para cuando nos vimos confinados en nuestras casas por un período de tiempo indefinido, nos las arreglamos para requerir sólo un número selecto de miembros del laboratorio para mantener las rutinas de laboratorio más urgentes.

Nuestra transición física a trabajar desde casa y a administrar nuestro laboratorio a distancia fue sólo el comienzo. Para tener éxito, a continuación, tuvimos que averiguar cómo funcionar como individuos y como grupo bajo estas condiciones completamente nuevas. Pensé mucho en cómo los miembros de mi laboratorio y yo podíamos apoyar mejor a nuestra comunidad y al mismo tiempo continuar haciendo lo que mejor sabemos hacer: la ciencia.

Mientras que gran parte de las operaciones del mundo se han detenido, hemos evolucionado y realizado cambios que han permitido a nuestro laboratorio seguir avanzando en la ciencia.

Reuniones virtuales


A las 6:30 p.m. del primer día de la parada, inauguré la medida más importante: un aperitivo de laboratorio en el Zoom. Desde ese día, he enviado una invitación diaria a mi grupo para participar en este ritual voluntario de 30 minutos. La única regla de la reunión es traer una bebida.

La hora de reunión fijada era para defenderse del aislamiento social, especialmente para aquéllos que viven solos o se han mudado recientemente a Austria. Pero ha demostrado ser valioso para todos nosotros.

Nuestras discusiones a menudo se centran en sentimientos y experiencias relacionadas con nuestra condición de cuarentena, algunas de ellas no tan agradables. Pero también hemos notado beneficios imprevistos.

Por ejemplo, nos hemos dado cuenta de que estar atrapados en casa permite más tiempo para cocinar comida sana, practicar yoga y estar en contacto con los demás, al menos por teléfono o en línea.

Durante las discusiones del aperitivo de laboratorio, acordamos algunas medidas adicionales. En las reuniones virtuales de laboratorio, ahora presentamos "charlas de tiza" con ilustraciones en tiempo real en lugar de diapositivas de PowerPoint. Somos predominantemente un laboratorio experimental, por lo que los seminarios de trabajo en curso son ahora cortos en nuevos datos. Algunos miembros del laboratorio han pasado a los análisis computacionales para desarrollar nuevos proyectos.

Enfoque de la escritura

Como dijo Eve Marder en un artículo de fondo en eLife, "la escritura clara es la clave del éxito". Así que, sin que se realice ningún trabajo experimental en el laboratorio, planeamos dedicar tiempo a la práctica de nuestra expresión escrita, lo que es particularmente útil en nuestro laboratorio de hablantes no nativos de inglés. Trabajando en parejas, una persona escribe un pequeño texto diario y su compañero lo edita. Planeamos llevar a cabo sesiones de retroalimentación en línea.

Algunos miembros del laboratorio tienen datos que analizar o trabajos que escribir; aquellos que no planean enfocarse en reorganizar los protocolos y bases de datos del laboratorio. Otros están traduciendo y resumiendo las investigaciones recientes sobre COVID-19 para los médicos de Italia que no tienen mucho tiempo y necesitan actualizaciones oportunas.

Con las escuelas y guarderías cerradas, los miembros del laboratorio con niños, incluyéndome a mí, tienen nuevos desafíos adicionales. Ahora tenemos niños en casa que necesitan nuestro apoyo con sus tareas escolares y para compensar la repentina pérdida de sus contactos sociales. Me doy cuenta de que mis días están menos estructurados en torno al trabajo, con más cambios entre el trabajo, los niños, la cocina y las tareas domésticas. Por lo tanto, tenemos que ser más flexibles para apoyar a las familias con niños de manera adicional. El Instituto de Ciencia y Tecnología, por ejemplo, ha implementado experimentos en línea que pueden hacerse en casa. Estas actividades pueden ser tanto divertidas como educativas, y proporcionan más contacto y tiempo de calidad con los miembros de la familia en momentos de mucho estrés.

En última instancia, nuestro objetivo no es sólo proteger a los miembros del laboratorio y usar este encierro de manera productiva. También esperamos volver más fuertes como laboratorio una vez que se levante la cuarentena.

Mientras tratamos de mantener a nuestros miembros y aprendices del laboratorio comprometidos y apoyarlos de varias maneras, un aspecto fundamental de nuestra respuesta a esta emergencia es seguir haciendo ciencia. La ciencia no es sólo parte de la ecuación. La ciencia es la solución.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo