Cómo lidiar con la ansiedad y el Asperger ahora




POR ALAN DD

Fuente: Autism Parenting Magazine | 23/06/2020

Fotografía: Pixabay



El Síndrome de Asperger supone un reto de gestión de las emociones continuo, por la cantidad y la intensidad de las mismas, muy superior a las de los neuro-típicos.


En más de un sentido vivir con el síndrome de Asperger es una auténtica montaña rusa. Para empezar, no siempre sabes cómo enfrentarte a los sentimientos intensos, a las diferentes situaciones que se salen de tu rutina y, esto es lo mejor, tienes que descubrir la mejor manera de procesarlo todo de forma saludable.


Da la sensación de que el síndrome crea problemas de salud mental, dado el nivel de ansiedad y depresión que suele acompañar al Asperger, aunque el caso es único para cada uno dependiendo de las situaciones personales y de la vida.


El Asperger hace que sentir incomodidad en un entorno desconocido, rodeados de gente desconocida, por lo que la mejor opción parecería ser simplemente evitar esas situaciones, pero eso es exactamente lo que un Aspie no debe hacer.


Somos completamente capaces de llevar una vida normal, y tratar de hacerlo es la mejor manera.


Recientemente he descubierto que mi teléfono es uno de mis mejores amigos en esos momentos incómodos.


Si hay algo raro a mi alrededor, mis alarmas empiezan a sonar, cojo el móvil e intento hacer cualquier cosa con él. Ver fotos antiguas, ojear mi música, releer mensajes de texto o incluso simplemente leer el nombre de mis aplicaciones.


Suena raro, pero eso me da confianza. Como introvertido, paso mucho tiempo solo y con las cosas que me gustan, que luego me resultan familiares.


Entre esas cosas está mi teléfono, y verlo, aunque sólo durante uno o dos minutos, me desconecta del mundo real; me da un respiro lo suficientemente largo para afrontarlo cuando tengo que volver.


Sin embargo, hay momentos difíciles en los que tu mente es tu peor enemigo e intenta tomar el control sobre ti. La gente dice que tenemos que hablar, compartir, pero además del estigma de estar ya en el espectro del autismo, ocuparse del de la salud mental es impensable para nosotros. Ya preferimos mantener nuestros propios asuntos fuera del ojo público, entonces ¿qué tenemos que hacer?


Una vez más, la tecnología nos salva cuando lo necesitamos. Ve directamente a cualquier medio social que te guste, o a cualquier aplicación que tengas para chatear con tus amigos. Será más fácil expresar lo que sientes escribiendo que hablando. Conozco la sensación y te prometo que mejorará en poco tiempo, sólo trata de respirar lo más profundo posible y espera a que todo salga.


Si no se puede usar ningún ordenador, teléfono móvil, ver la televisión, ir al cine o lo que sea, enciérrate en algún lugar donde nadie pueda molestarte, verte o incluso saber que estás ahí. Toca algo, piensa sólo en esa cosa en tu/s mano/s, y repite para ti mismo en un susurro que estás "aquí" y "ahora".


La mente y el cuerpo están conectados, mens sana in corpore sano, y la repetición puede ayudarte realmente a dirigir tu atención hacia el mundo real y no hacia esa versión retorcida y desolada que tu cerebro intenta crear.


Por último, y más importante, según tus gustos, lo que hagas, lo que hayas hecho y de tu formación, hay muchas actividades que puedes utilizar para combatir la ansiedad. ¿Te gusta leer? Coge el más grueso de los libros que tengas por ahí. ¿Música? Escucha tu canción favorita una y otra vez, canta en voz baja si lo prefieres. ¿Eres aficionado a los videojuegos? Un mini atracón nunca ha matado a nadie.


No importa que la gente piense que eres raro, o que pierdas la cabeza a veces. Los amigos no te juzgarán, la familia te apoyará, y los que no entienden y critican, ¿por qué deberían importarnos?


Este artículo apareció en el número 71 - Navigating A New Year: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-71-navigating-new-year/



https://www.autismparentingmagazine.com/anxiety-and-aspergers/

93 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo