Cómo sanar traumas emocionales (III)




ANTONIO LOPEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 16/07/2021

Fotografía: Pixabay.com



Como se explica en el articulo “El poder del subconsciente: clave para afrontar la vida”, los traumas emocionales tienen un efecto muy nocivo en nuestra salud mental y nuestros resultados.


Más allá de las terapias típicas entre los profesionales del ámbito de la psicología, resulta interesante también probar con otras técnicas del ámbito de la meditación. En este articulo hablaremos de la meditación Ho´oponopono. Esta es una meditación de origen hawaiano con efectos sorprendentes por su sencillez y multitud de aplicaciones posibles.


A parte de ser un método de sanación hawaiano, es también una herramienta de conciliación y resolución de conflictos a través del poder de las palabras, que se utiliza para alcanzar la paz interior y la armonía en las relaciones y está basado en el amor y el perdón. Es un método de limpieza de los recuerdos y memorias que se encuentran alojados en nuestro subconsciente en forma de ideas, programas, creencias y prejuicios que nos causa malestar, preocupación, estrés o enfermedad, por medio del arrepentimiento, el perdón y la trasmutación. Es un instrumento de consciencia que nos permite llegar a descubrir cuál es nuestra responsabilidad personal en aquellos acontecimientos de la vida que nos provocan dolor o sufrimiento.


Al utilizarlo somos capaces de cambiar todo aquello que no se encuentra en armonía en nuestra existencia cotidiana. El resultado de perdonar siempre es una experiencia de paz. Para iniciar el proceso de perdonar se requiere primero acallar la mente e ignorar sus falsas razones, olvidarnos de la razón, para escuchar y dejar paso a las razones del corazón. El espíritu o filosofía de Aloha consiste en cultivar las actitudes de valorar, reconocer, admirar, apreciar y agradecer a los demás y al mundo cada día de nuestra existencia.


Bendecir significa bien decir, decir bien de todo y de todos. Representa desear el mayor bien para los demás sinceramente desde lo más profundo del corazón. Es imposible practicar el arte de bendecir cada día y que tu vida no cambie para bien. Vivir en el espíritu de Aloha significa amar y desear totalmente el mayor bien para todos, practicando actos de amor conscientemente. Cuando bendecimos a las personas que nos muestran antipatía o agresividad, cortamos el flujo de energía negativa desde su origen. Mientras bendecimos estamos sembrando conscientemente el mayor bien para todo y para todos, y eso se traduce en un mayor bienestar y prosperidad en nuestras vidas.


Para los hawaianos todos los problemas comienzan con el pensamiento, concretamente cuando nuestros pensamientos están impregnados de memorias dolorosas del pasado con respecto a las personas, las situaciones y las cosas. Lo que realmente nos crea problemas es la falta de amor. Al pedir perdón abrimos la puerta para que el amor pueda entrar de nuevo y entonces la sanación se manifiesta.


Para ponerlo en práctica utilizamos el poder del verbo con la firme intención de corregir nuestros errores. En unión con nuestra divinidad pronunciamos las 4 palabras sanadoras: LO SIENTO, PERDONAME, TE AMO, GRACIAS, en relación a una situación o persona que nos esté causando malestar o sufrimiento. Estas palabras, cuando se pronuncian conscientemente irradiando amor desde un corazón abierto, tienen un gran poder de sanación. Actúan como un mantra que limpia y borra las heridas emocionales del pasado.


Al experimentarlas en carne propia, tenemos la oportunidad de hacernos responsables y borrarlas con Ho’oponopono, asumiendo la total responsabilidad por lo que sucede (sea lo que sea) en nuestra realidad existencial. De esta forma obtenemos el poder de cambiar cualquier situación que nos provoque malestar. Ho’oponopono trata de aceptar el 100% de la responsabilidad y de pedir perdón a la divinidad por la parte de nosotros que ha creado el conflicto.


Las palabras sanadoras del Ho’oponopono funcionan como un mantra poderoso que borra programas y memorias no saludables. No es necesario comprender a nivel intelectual lo que estamos diciendo para que funcione; es más importante la intención consciente de limpiar.


  1. Cuando dices LO SIENTO significa que reconoces tu participación, que lamentas la situación creada y el sufrimiento causado.

  2. Cuando dices PERDONAME significa que te haces responsable de la parte de ti que ha creado el problema y pides a tu propia divinidad que te perdone.

  3. Cuando dices TE AMO, significa que estás poniendo conscientemente energía de amor/sanación donde antes habías puesto energía de miedo/sufrimiento. El amor desbloquea la energía, de manera que esta puede fluir de nuevo. Así estás aportando la energía sanadora que elimina todo sufrimiento.

  4. Cuando dices GRACIAS significa que estás agradecido porque vivir esta experiencia te muestra qué es lo que debes limpiar y expresas gratitud a la divinidad porque confías en que todo será resuelto para el mayor bien de todos los implicados.


Se puede encontrar muchísima información, cursos y vídeos en Youtube a fin de dominar esta técnica y aprender todas las posibles aplicaciones que tiene, más allá de sanar los traumas.



Entradas Recientes

Ver todo