Cómo una dieta sana puede ayudar al desarrollo cerebral de niños con necesidades especiales






POR MATTHEW NEWELL

Fuente: Autism Parenting Magazine | 24/06/2020

Fotografía: Pixabay.com



Una nutrición adecuada allana el camino del desarrollo, eliminando barreras y promoviendo el crecimiento. Siendo selectivo y deliberado en los alimentos que come su hijo, puede ayudar a mejorar su desarrollo cerebral y su comportamiento.


Los niños diagnosticados de trastorno del espectro autista (TEA) son los que más se benefician de las dietas orgánicas. Este tipo de dieta contiene menos toxinas, lo que facilita a su hijo la digestión y la absorción de los nutrientes necesarios. Una dieta totalmente ecológica es óptima para un desarrollo adecuado. Sin embargo, si no es realista, aquí hay algunos consejos que debe tener en cuenta para fomentar el desarrollo saludable del cerebro de su hijo.



Limitar el azúcar


En primer lugar, limite la cantidad de azúcar que come su hijo. Piense en cómo cambia su estado de ánimo con demasiado azúcar o comida basura. No es difícil imaginar el impacto que esa misma alteración puede tener en el cerebro en desarrollo de un niño, especialmente en uno que tiene problemas de concentración.


Aunque recomiendo eliminar por completo los azúcares refinados de la dieta de un niño, entiendo que puede ser difícil para muchos padres. Si no puede eliminar por completo los azúcares refinados de la dieta de su hijo, debería reducir la cantidad de refrescos, bebidas deportivas y de frutas, galletas, postres y dulces que consume. Estos alimentos y bebidas no tienen ningún beneficio para el desarrollo del cerebro de su hijo ni para su salud en general. De hecho, el exceso de azúcar refinado perjudica la memoria y acorta la capacidad de atención.



Abastécete de grasas saludables


¿Sabías que nuestro cerebro está compuesto por un 70 por ciento de grasa? El cerebro necesita grasas saturadas, colesterol y grasas poliinsaturadas para crecer, por lo que es imprescindible que tu hijo consuma regularmente grasas saludables. No, no es un oxímoron. El consumo de las grasas adecuadas -que se encuentran en alimentos como el aguacate, el aceite de oliva virgen extra y el pescado como el salmón- ayuda a sentar las bases de un desarrollo cerebral saludable.


Los niños diagnosticados de autismo tienen deficiencias en estas grasas vitales. Si a su hijo no le gusta el sabor del pescado, puede superar ese reto con un suplemento de omega-3 como el aceite de pescado.


Por supuesto, no todas las grasas son buenas. Ciertos tipos de grasas saturadas -incluyendo la margarina y el aceite vegetal- impiden el desarrollo saludable del cerebro. Si tienes que cocinar con grasas saturadas, utiliza sólo fuentes limpias como el aceite de coco virgen o el ghee.



Haz que el agua sea la bebida preferida


Por último, deje que el agua sea la bebida por defecto de su hijo. Reserve los zumos de frutas y los refrescos para ocasiones especiales. Como padre, entiendo esta lucha. Las bebidas deportivas y los refrescos están presentes en casi todos los eventos a los que asisten los niños. Pero el beneficio del agua es indiscutible: el agua diluye las sustancias nocivas del organismo y favorece la desintoxicación como ninguna otra bebida puede hacerlo.


Afortunadamente, no tenemos que esperar hasta la edad adulta para ver si el cerebro de nuestros hijos se desarrolla de forma saludable. Los problemas de humor, temperamento, comportamiento y capacidad de atención pueden ser indicadores de un desarrollo cerebral poco saludable. Si sigues estos pasos y te aseguras de que tu hijo lleve una dieta saludable que incluya mucha fruta y verdura, es posible que veas un cambio significativo en su concentración y comportamiento en tan sólo dos meses.


Este artículo apareció en el número 64 - Enseñar las habilidades que necesita su hijo con TEA: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-64-teaching-skills-asd-child-needs/


https://www.autismparentingmagazine.com/healthy-diet-helps-autism-brain-development/



Entradas Recientes

Ver todo