Cansancio social y ahogo emocional




POR JORDI PERA SEGARRA

Fuente: Autismo en vivo / 07/02/2021, Barcelona

Fotografía: Pixabay



Se habla a menudo del cansancio social que tenemos los Asperger, de la necesidad de pasar tiempo en soledad realizando tareas que nos hagan sentir bien, pero no se habla y seguramente tampoco se entiende el ahogo emocional que supone la incomprensión.


El cansancio social es el resultado de pasar demasiado tiempo con personas y conversaciones que les interesan sólo hasta cierto punto o simplemente que no les interesan para nada. En esto, muchos neuro-típicos también son iguales en bastantes ocasiones, pero mucho menos, pues encuentran con más facilidad personas con quienes se sientan a gusto.


Además, a los neuro-típicos les resulta menos difícil encontrar personas que les escuchen, les comprendan, empaticen con ellos y les den respiro psicológico o respiro emocional. Y esto es vital, al menos de vez en cuando. Quien más quien menos, con más o menos frecuencia e intensidad, tiene problemas personales o profesionales y se carga de energía negativa, sufre y tiene emociones negativas, ya sea tristeza, rabia, desesperación, etc.


Los Asperger y los autistas en general sufren esta carga de energía negativa, por su mayor sensibilidad e incomprensión del entorno, con más frecuencia y más intensidad que la mayoría de los neuro-típicos. Además retienen en la memoria dichos recuerdos negativos durante más tiempo. Asimismo, les resulta mucho más difícil encontrar alguien que les escuche, les comprenda y empatice con ellos. Esto deriva no sólo al cansancio social sino más allá, al ahogo emocional.


El hecho de no encontrar ocasiones para expresar tus emociones, de experimentar la comprensión y la empatía de otros, o peor aún de que cuando expresas dichas emociones recibes una reacción negativa de incomprensión o tipo “seguro que tú también has hecho algo para merecerlo…”. Sólo queda desahogarte en solitario o con algún psicólogo, que en muchos casos tampoco te aporta la empatía o el bienestar emocional necesario.


Obviamente todos nos equivocamos y a veces merecemos reacciones negativas de los demás según cual sea el error. Pero lo que nos ocupa aquí es la capacidad casi nula de empatía de los neuro-típicos hacia los Asperger o autistas comparada con la capacidad de empatía que si tienen con los demás neuro-típicos. Naturalmente que es del todo comprensible dicha diferencia, pero no deja de ser un factor más que conduce a la saturación emocional, al deseo de aislamiento, descanso social y por desgracia muchas veces a la depresión.


La capacidad no solo de gestionar y limpiar las emociones negativas, sino también de saber perdonar es uno de los grandes retos en la vida de un Asperger. La acumulación de negatividad proveniente de los demás sumada a menudo a la incomprensión acerca de la intención de los demás, más la mayor sensibilidad y susceptibilidad de los Asperger hacen que el perdón y el bienestar emocional sean a menudo un reto mayúsculo.


El objetivo de este artículo no es otro de hacer entender a los neuro-típicos que conviven con personas autistas de la necesidad de desarrollar la capacidad de comprensión y empatía con ellos y de tener una actitud algo proactiva en este sentido para darles un poco de bienestar emocional, para compensar el ahogo emocional que sufren por defecto. Es una cuestión de salud mental, que beneficia a todos.


¿Qué estrategias plantearías para mitigar el cansancio social y sobre todo el ahogo emocional?


autismovivo.org


Entradas Recientes

Ver todo

Buzón de preferencias

Al suscribirte estás aceptando nuestra política de privacidad

Al rellenar formularios estás aceptando nuestra política de privacidad

  • Instagram
  • White Facebook Icon

© 2023 by TheHours. Proudly created with Wix.com