Consejos para salir a comer fuera con tu hijo TEA




POR MARCUS AUTISM CENTER IN THE NEWS

Fotografía: Pixabay



Herramientas para que toda la familia disfrute de las comidas fuera de casa.


Con práctica y paciencia, su familia puede superar los retos de salir a comer fuera con un niño con autismo.


Salir a comer puede ser una experiencia gratificante. Cenar en restaurantes es una parte importante de nuestra cultura y conduce a comunidades más fuertes. Sin embargo, las familias de niños con trastorno del espectro autista (TEA) pueden evitar las comidas en restaurantes debido a las dificultades que presentan.


No hay que renunciar a salir a cenar en familia. Hay estrategias que pueden ayudar a que las comidas en restaurantes sean experiencias más agradables y satisfactorias.



Cómo prepararse


Utilice estos consejos para ayudar a su hijo con autismo a prepararse para una visita a un restaurante:


  • Hable con su hijo sobre la próxima visita a un restaurante. Puede practicar la comida en el restaurante organizando la mesa con los menús y dejando que su hijo practique cómo pedir. Si utiliza una agenda de comunicación con dibujos, también puede incorporar la visita al restaurante como parte de la agenda diaria de su hijo, anticipándole el acontecimiento.

  • Visite el restaurante durante las horas de menor afluencia para que su hijo se acostumbre al entorno. Si llama y habla con el gerente y le explica que su hijo tiene autismo, es posible que pueda visitar el restaurante antes o después del horario comercial.

  • Investigue de antemano e identifique los restaurantes conocidos por su servicio rápido.

  • Revise los menús antes de elegir un restaurante para asegurarse de que ofrece algo que su hijo pueda comer.

  • Haga una reserva, si es posible, o llame con antelación para reducir el tiempo de espera en el restaurante.

  • Asegúrese de que su hijo tiene realmente hambre cuando vaya al restaurante.



Durante la comida


Una vez que llegue al restaurante, estas estrategias pueden ayudar a mejorar la experiencia de su familia a la hora de comer:


  • Solicite sentarse en un reservado en lugar de en una mesa, preferiblemente lejos del baño. Esto puede ayudar a reducir la estimulación general que puede experimentar su hijo.

  • Lleve los alimentos preferidos al restaurante para asegurarse de que su hijo realmente coma y ayudar a minimizar el comportamiento perturbador. La selectividad alimentaria, o el ser extremadamente quisquilloso con la comida, es común en los niños con autismo.

  • Lleve actividades que ayuden a ocupar la atención de su hijo o a hacer que la experiencia sea más fácil de tolerar para él. Dar un paseo también puede ser útil si la espera es larga.

  • Pida la cuenta cuando lleguen los entrantes para reducir el tiempo total de permanencia en el restaurante.

  • Aprender a comer fuera requiere práctica. Si le da a su hijo la oportunidad de comer en restaurantes e incorpora estos consejos, es posible que empiece a disfrutar de estas ocasiones.


Si descubre que su hijo tiene problemas de alimentación que le impiden comer en cualquier entorno, infórmese sobre nuestro programa de alimentación.




Reconocemos que cada niño es único y que el contenido de este artículo puede no funcionar para todos. Este contenido es información general y no es un consejo médico específico. Esperamos que estos consejos sirvan como punto de partida para encontrar el mejor enfoque para ayudar a un niño con autismo. Consulte siempre a un médico o profesional sanitario si tiene alguna duda o preocupación sobre la salud de un niño. En caso de preocupación urgente o emergencia, llame al 911 o acuda inmediatamente al servicio de urgencias más cercano. Algunos médicos y profesionales sanitarios afiliados del equipo de Children's Healthcare of Atlanta son proveedores independientes y no son nuestros empleados.



https://www.marcus.org/autism-resources/autism-tips-and-resources/tips-for-dining-out


27 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo