Cuando lo intentas, no lo consigues… y encima te apuñalan por la espalda




POR IGNACIO PANTOJA

Fuente: Autismo en vivo

Fotografía: Pixabay



Desde que se inició el movimiento “neurodivergent rebel” desde Canadá y EE.UU. con la idea de dar voz a los autistas, como se autodefinen, se le declaró la guerra a Autism Speaks y se creó el lema de “nada sobre nosotros sin nosotros” al cual Autismovivo.org se une, se han generado una serie de corrientes extremistas (como era de esperar), casi neonazis (porque nuestro colectivo autista no está exento de extremistas) y en vez de ayudarnos los unos a los otros lo que ha generado es un ataque de los unos contra los otros. Es muy triste, sí que lo es, y nuestro redactor, Ignacio Pantoja, nos explica cómo se siente después de pasarse años luchando por los derechos de las personas con o sin autismo.


Hola a todos, he tenido la necesidad de escribir porque mucha gente me ha preguntado porque estoy ausente del TEActivismo.


Los motivos son varios:


  • La carrera de farmacia requiere de mucho tiempo de estudio y concentración.

  • He expuesto desde 2014 una gran cantidad de ideas, todo para ayudar, desinteresadamente, nunca me han pagado por ello y cada vez me es más difícil exprimir mi cerebro para buscar algo que no haya dicho en reiteradas ocasiones.

  • Mi facultad, farmacia de la complu está CERRADA, no puedo ir a clase, me paso el día o estudiando o durmiendo, lo que me causa depresión, leve, pero depresión.



Y como último argumento quiero decir que he sido tachado de “privilegiado” o de “niño bonito” del TEActivismo, cosa que me ha hecho sentirme muy muy mal y me quita fuerzas para luchar por el resto de autistas.


Noto que doy la mano a alguien y trata de arrancarme el brazo.


Mirad, mi familia no es una familia de ricos, mis padres son funcionarios, llevan 55 años cotizando a la seguridad social, han trabajado muy muy duro y nadie les ha regalado nada.


Yo no soy un niño de papá, ni un niño rico, no tengo trabajo, mi anterior carrera no me ayudó a encontrarlo, por eso con 36 años estudio farmacia.


Durante estos años de TEActivismo hay gente que ha intentado destruirme literalmente, no diré quiénes son, ellos los saben, he intentado suicidarme por su culpa y su agresividad e insultos.


Quiero decir que mi vida es muy difícil, pero cuando intentas luchar por los demás, por un conjunto de personas con una condición y, en vez de darte las gracias, recibes pedradas y amenazas, se te quitan las ganas de todo.


Como he sido foco de constantes abusos, burlas, injurias, calumnias y delitos que algunos he llegado a denunciar, he decidido apartarme del TEActivismo y escribir menos.


El acoso ha sido agotador, se ha llegado a decir que yo, un simple usuario, mando en la fundación Ángel Rivière, sin pruebas, con invenciones e injurias, se ha llegado a culparme de delitos muy graves que he puesto en manos de la policía.


Ante todo esto, he tenido que tomar una decisión: o seguir gritando “viva el autismo” y ser una luz de esperanza para muchos, o tener que esconderme en las sombras por las amenazas de muerte de mis enemigos que casi acaban con mi vida hace dos años.


Por todo ello, como dice mi amigo Juan Fran, he sido víctima de un abuso emocional de otros autistas muy fuertes y ellos saben quienes son.


Pero no es mi intención crear un victimismo lloriqueante, solo expresar una realidad.


Mis enemigos me han llamado rojo peligroso y fascista machista patriarcal al mismo tiempo, contradicciones como éstas, utilizadas a su antojo deliberadamente para hacerme daño, han minado mi salud hasta tomar la decisión de querer acabar con mi vida o por lo menos con mi palabra.


Yo no daré nombres y apellidos, no quiero darles el gusto de hacerles protagonistas, solo diré que, si tienen pruebas de que yo tengo poder en el mundo autista, de que, si tienen pruebas de que mis padres son ricos, de que, si tienen pruebas de que yo soy de izquierdas, del PSOE, que las pongan sobre la mesa y las demuestren.


En la Fundación Ángel Rivière existe un patronato de 9 patronos, yo no estoy entre ellos, soy un usuario más.


Se me ha acusado también de corromper a la confederación Asperger España, la confederación autismo España, que el premio al mejor TEActivista fue amañado por mis padres sin aportar ninguna prueba.


Pero se me ha acusado de cosas más graves, esta misma gente, lo voy a decir, me ha acusado de pederastia sin ninguna prueba, la misma gente que dice que yo soy “el que manda en la FAR”.


Todo esto está denunciado y judicializado, pero no me he atrevido a escribirlo por temor a represalias, por ansiedad, por miedo a volver a atentar contra mi vida por los insultos y amenazas recibidos durante estos últimos años.


Solo quiero, querido lector, que se rasque un poco, que se sepa la verdad, que se sepan los abusos, que se sepa quien insulta en los chats y quienes quedamos callados.


Que se sepa quién amenaza, quiénes injurian y calumnian, quiénes hacen daño y quiénes tratamos de ayudar.


Quiero también decir que no deseo ningún mal a todas estas personas que me han hecho tanto daño, solo que me dejen volver a estar tranquilo y sin miedo y poder volver a escribir y al TEActivismo.


Un saludo y gracias,


Ignacio F. Pantoja



Entradas Recientes

Ver todo