¿Demonio o ángel? El proceso de diagnóstico de los niños con trastornos del espectro autista