https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

El diagnóstico de autismo en la adultez está vinculado a tener más enfermedades psiquiátricas


Retrasos inesperados: Los diagnósticos omitidos o erróneos en la infancia pueden explicar la alta incidencia de comorbilidades psiquiátricas en los autistas identificados en la edad adulta./ Cortesía de ifeelstock / Adobe Stock



POR CHARLES Q. CHOI

Fuente: Spectrum | 19/09/2022

Fotografía: Cortesía de ifeelstock / Adobe Stock



Las personas diagnosticadas de autismo de adultas tienen casi tres veces más probabilidades de sufrir trastornos psiquiátricos que los diagnosticados de niños


Las personas diagnosticadas de autismo en la edad adulta tienen casi tres veces más probabilidades de sufrir trastornos psiquiátricos que sus homólogos diagnosticados en la infancia, según un nuevo estudio.


"Es probable que las experiencias de las personas diagnosticadas en la infancia y en la edad adulta sean muy diferentes", afirma la investigadora principal, Vanessa Bal, titular de la Cátedra Karmazin y Lillard de Autismo en Adultos de la Universidad de Rutgers en Piscataway (Nueva Jersey). Generalizar los resultados de un grupo a otro "va a tener serias implicaciones para la investigación".


Las diferencias sustanciales entre estos grupos sugieren que "los estudios que informan de los resultados de los adultos con autismo son ahora incompletos en sus conclusiones si no sabemos cuándo se hizo el diagnóstico", dice Eric Butter, jefe de la sección de psicología del Nationwide Children's de Columbus, Ohio, y director del Centro de Desarrollo Infantil del hospital. Butter no participó en el estudio.


Cada vez más, los estudios sobre adultos autistas incluyen a personas identificadas en etapas posteriores de la vida, en parte debido a la ampliación de los criterios de diagnóstico de la enfermedad y a las encuestas en línea que facilitan la participación de personas que viven lejos de los investigadores. Sin embargo, se sabe poco sobre cómo se comparan estos adultos con los identificados como autistas en etapas anteriores de la vida.


El nuevo estudio se basó en los datos de 4.657 adultos autistas legalmente independientes -entre ellos 2.826 mujeres- del proyecto Simons Powering Autism Research Knowledge (SPARK). (SPARK está financiado por la Fundación Simons, la organización matriz de Spectrum).


Los investigadores descubrieron que los 2.210 participantes diagnosticados de autismo a partir de los 21 años tenían 2,7 veces más probabilidades de presentar trastornos concurrentes del estado de ánimo, la ansiedad, la personalidad o la alimentación que los identificados con autismo en la infancia. Las personas diagnosticadas en la edad adulta también informaron de más afecciones psiquiátricas a lo largo de su vida: una media de 3,2, frente a las 2,8 de sus compañeros diagnosticados en la infancia.


"No sabemos si esto se debe a que se les diagnosticó erróneamente otras afecciones, o si esos diagnósticos -por ejemplo, ansiedad, depresión- pueden ser los efectos de vivir sin un diagnóstico adecuado de autismo durante la infancia, la adolescencia y más allá", dice Bal. "Probablemente ambos son factores".


Los hallazgos sugieren que las herramientas y los procesos de diagnóstico deben mejorarse para permitir diagnósticos más tempranos para las personas autistas con condiciones de salud mental concurrentes, dice Micah Mazurek, profesor de la Fundación Novartis de EE.UU. en la Universidad de Virginia en Charlottesville, que no participó en el trabajo.


"Cuando los niños o adolescentes no reciben un diagnóstico a tiempo, pierden oportunidades de recibir servicios y apoyos apropiados que se adaptan a sus necesidades únicas", dice Mazurek. "También pierden oportunidades de construir la autocomprensión y las conexiones dentro de la comunidad del autismo, lo que les pone en mayor riesgo de resultados negativos para la salud mental".


El estudio respalda trabajos anteriores que descubrieron una alta prevalencia de afecciones psiquiátricas entre los adultos autistas en general. En conjunto, los participantes en el nuevo análisis presentan tres trastornos psiquiátricos, por término medio, y las mujeres son 1,7 veces más propensas que los hombres a padecer trastornos concurrentes, como los alimentarios, los de ansiedad y los afectivos.


Los resultados, publicados el 29 de agosto en Autism Research, subrayan "la crisis de salud mental a la que se enfrentan los adultos autistas", afirma Bal. Se necesita más formación sobre el autismo en todos los ámbitos de la salud mental y en todos los niveles, y no sólo en la atención pediátrica, sino también en la atención a los adultos, señala.


"Hay una escasez de profesionales de la salud mental con la formación adecuada para proporcionar apoyo a los adultos autistas; muchos proveedores dicen sentirse menos competentes y son reacios a aceptar a los adultos autistas como clientes", dice Bal. El autismo suele considerarse "un campo de especialidad, y no está bien integrado en la formación sobre evaluación o tratamiento".


Mazurek está de acuerdo en que existe una "necesidad crítica de profesionales de la salud mental que estén equipados para satisfacer las necesidades de los adultos autistas", y señala que más del 80% de los participantes en el nuevo estudio "tenían un historial de algún tipo de trastorno de salud mental".


Butter añade que "puede haber una tendencia entre algunos proveedores clínicos y adultos autistas recientemente diagnosticados a replantear las luchas y las dificultades de adaptación como si estuvieran arraigadas únicamente en el autismo, o a minimizar los signos y síntomas coexistentes de otras deficiencias psicológicas a la luz de un diagnóstico reciente." Subraya que "el acceso al tratamiento de las afecciones concurrentes debería ser una prioridad incluso después de que se haya hecho un diagnóstico de trastorno del espectro autista".


Sigue siendo incierto si estos resultados se aplican a los adultos autistas en general, señala Bal, en parte porque toda la muestra del estudio procede de Norteamérica, es casi un 70 por ciento blanca e incluye más mujeres que hombres. Los resultados deben repetirse en muestras más diversas e, idealmente, en grupos en los que los investigadores puedan observar el momento de los diagnósticos psiquiátricos para ver si un diagnóstico erróneo u omitido de autismo podría conducir a estos problemas, y de qué manera, dice.


Cite este artículo: https://doi.org/10.53053/GCOY5940


https://www.spectrumnews.org/news/autism-diagnosis-in-adulthood-tied-to-increased-burden-of-psychiatric-conditions/?utm_source=Spectrum+Newsletters&utm_campaign=c8a9b9dadb-EMAIL_CAMPAIGN_DAILY_20220919_MONDAY&utm_medium=email&utm_term=0_529db1161f-c8a9b9dadb-169086874


73 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo