https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

El diagnóstico precoz del autismo se asocia a una mayor mejora de los rasgos


Pruebas oportunas: Un diagnóstico más temprano del autismo mejora los resultados de la comunicación social, pero no las conductas restringidas y repetitivas./ Cortesía de FluxFactory / iStock



POR PETER HESS

Fuente: Spectrum | 02/12/2021

Fotografía: Autism Spectrum



Los niños a los que se les diagnostica el autismo antes de los dos años y medio de edad muestran mayores avances en sus habilidades sociales que a quienes se les diagnostica más tarde.


Según un nuevo estudio, los niños a los que se les diagnostica el autismo antes de los dos años y medio de edad muestran mayores avances en sus habilidades sociales, por término medio, que los niños a los que se les diagnostica más tarde.


Se considera que el diagnóstico precoz es importante porque permite tratar a los niños a tiempo, pero hay pocas pruebas de que el tratamiento precoz beneficie a los niños autistas, dice el investigador principal, Ilan Dinstein, profesor asociado de ciencias cognitivas y del cerebro en la Universidad Ben-Gurion del Néguev, en Beersheba (Israel).


Los niños autistas que reciben una intervención temprana en el marco de un ensayo clínico suelen mostrar avances prometedores, pero los que son tratados en entornos comunitarios no suelen experimentar tantos beneficios, según muestran estudios anteriores.


Este vacío planteó una pregunta candente a Dinstein y sus colegas: "¿Hay alguna razón para apresurarse y realizar el diagnóstico temprano en situaciones en las que la intervención es desordenada, heterogénea y no está a cargo de expertos de renombre mundial?", dice.

La respuesta, según los resultados que Dinstein y sus colegas publicaron en octubre en Autism, parece ser afirmativa.


"Espero que estos resultados y otros relacionados ejerzan una presión continua sobre los organismos asesores que elaboran las directrices, y también sobre las aseguradoras, para que presionen para que los niños sean sometidos a pruebas de detección del autismo en una etapa más temprana de su vida, y para que los profesionales sanitarios actúen con rapidez ante un resultado positivo", afirma David Mandell, profesor de psiquiatría de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia, que no participó en el estudio. Mandell es el editor jefe saliente de Autismo, pero no editó este estudio en particular.



Impulso a la comunicación social


Dinstein y su equipo recopilaron datos de 131 niños diagnosticados de autismo en una clínica de Israel; 57 fueron diagnosticados antes de los 2 años y medio y 74 después, a una edad media de 3,1 años. En el momento del diagnóstico y de nuevo uno o dos años después, los médicos administraron el Programa de Observación del Diagnóstico del Autismo (ADOS) para medir los rasgos del autismo y preguntaron a los padres cuántas horas a la semana recibían sus hijos intervenciones de cualquier tipo.


Alrededor del 65% de los niños diagnosticados precozmente mostraron una mejora significativa en el ámbito del afecto social del ADOS durante los 1 ó 2 años siguientes a su diagnóstico. Por el contrario, alrededor del 23% de los niños diagnosticados más tarde mostraron una mejora significativa durante el mismo período.


Los niños diagnosticados antes que mostraron mejoras en el ámbito del afecto social de la ADOS también mostraron mayores mejoras en esta medida que los niños diagnosticados más tarde. Los dos grupos del estudio recibieron un número similar de horas de intervención, y el tipo de intervención no tuvo un efecto significativo en los resultados.


Los niños que fueron diagnosticados antes tendían a tener puntuaciones de afecto social más severas en el momento del diagnóstico y puntuaciones de comportamiento restringido y repetitivo (RRB) menos severas que el grupo diagnosticado más tarde. Pero ninguno de los dos grupos mostró un cambio estadísticamente significativo a lo largo del tiempo en las RRB. El hallazgo sugiere que las intervenciones tempranas, que se centran desproporcionadamente en la comunicación social, también deberían centrarse en las RRB, dice Dinstein.


Una comparación de los niños con diagnóstico precoz y tardío que empezaron con puntuaciones comparables en la ADOS volvió a revelar que aproximadamente el triple de los niños con diagnóstico precoz muestran mejoras significativas en la ADOS que los niños con diagnóstico tardío, lo que confirma que los hallazgos no sólo reflejan diferencias en la gravedad de los rasgos en el momento del diagnóstico.


"Creo que es la primera vez que se realiza una comparación directa entre los niños diagnosticados antes de los 2 años y medio y los diagnosticados más tarde", afirma Dinstein. "La diferencia en el resultado de la comunicación social es inmensa. No pensé que fuera tan grande".



Los resultados pueden variar


Dinstein y su equipo eligieron los 2 años y medio como punto de corte porque "la mayoría de las herramientas de detección del autismo están diseñadas para identificar el autismo entre el año y medio y los 2 años y medio", dice.


Este punto de corte también capta una ventana temporal única en las relaciones de los niños con los médicos, dice Pamela DeGuzman, profesora asociada de enfermería en la Universidad de Virginia en Charlottesville, que no participó en el estudio. Después de los 18 meses de edad, pero antes de los 4 años, una vez completadas las vacunas del bebé, los padres tienden a sentir menos urgencia por llevar a su hijo al médico. "Saben que las vacunas son una cosa, pero no están tan atentos a la detección de retrasos en el desarrollo".


Sin embargo, estas visitas rutinarias al médico representan oportunidades cruciales para que los proveedores de atención médica enfaticen lo importante que es la detección temprana del autismo, dice. "Ahora tenemos aún más pruebas que demuestran que es realmente importante que los niños sean examinados durante sus visitas de control".


Los resultados también subrayan la importancia de remitir a los niños a una intervención temprana, dice Mandell. "A menudo hacemos hincapié en el cribado y el diagnóstico, y no necesariamente ponemos tanto énfasis en asegurarnos de que esos niños sean rápidamente seleccionados para recibir la atención adecuada, como si hubiera algo mágico en un diagnóstico temprano".


El estudio actual se centró sólo en los rasgos básicos del autismo, no en los resultados cognitivos ni en los comportamientos adaptativos. Dinstein y su grupo están siguiendo a otro grupo de participantes para evaluar el grado en que la edad en el momento del diagnóstico y el tipo e intensidad de la intervención afectan a estos factores.


Cite este artículo: https://doi.org/10.53053/FYGC3433


https://www.spectrumnews.org/news/earlier-autism-diagnosis-associated-with-greater-trait-improvement/?utm_source=Spectrum+Newsletters&utm_campaign=62eb8c22a1-EMAIL_CAMPAIGN_2021_12_01_08_16&utm_medium=email&utm_term=0_529db1161f-62eb8c22a1-169086874


161 visualizaciones0 comentarios