https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

El dolor que causa que se diagnostique mal el autismo en niñas y mujeres


A Millie le resulta difícil socializar y hacer contacto visual, para formar relaciones.



POR GRAHAM SATCHELL

Fuente: BBC Mundo | 4/9/2016

Fotografía: BBC Mundo



"Me queda muy difícil hacer amigos, porque la gente me parece muy, muy difícil", cuenta Millie, una chica de 14 años que hace dos fue diagnosticada con el síndrome de Asperger.


"Se me dificulta entender lo que la gente siente o lo que están queriendo decir, y eso me avergüenza, así que siento que es más conveniente para todos si me retiro", dice.

Cuando Hans Asperger definió por primera vez la psicopatía autista en 1944, sin embargo, habló solamente de varones. En ese momento no pensó que podían haber mujeres o niñas afectadas por la enfermedad.



Más adelante, Asperger corrigió su error, pero su teoría inicial perduró: el autismo sigue siendo una condición predominantemente asociada a los niños y hombres.



Infradiagnosticado


Los estudios estadísticos en los últimos años no han sido concluyentes. Una investigación de 1993 en Suecia encontró una proporción de niño a niña de 4 a 1. Otros ponen la relación de 16 a 1.


Hay más niños que niñas diagnosticados con autismo.


Un estudio más reciente, realizado por la Sociedad Nacional de Autismo de Reino Unido en 2015, por su parte, indica que la proporción puede ser de 3 a 1, siempre a favor de los niños.

Sin embargo, hay una creciente evidencia de que más niñas y mujeres sufren la condición de lo que se pensaba originalmente y que la misma está siendo significativamente infradiagnosticada.


Y para Millie fue un alivio ser diagnosticada. "Hizo que mi vida fuera más fácil, porque desde entonces puedo decir, 'Así soy yo'". "Sé que a veces puedo ser un problema, pero no es intencional: es la forma en que funciona mi cerebro".



Las razones


Los expertos piensan que se debe a que las chicas son mejores en enmascarar los síntomas, más diestras al copiar las reglas sociales aunque no las estén entendiendo.


Emily, 29, dice que el diagnóstico de autismo fue un momento decisivo que cambió su favorablemente su vida./ Cortesía de BBC


Emily, 29, trabaja para la Sociedad Nacional de Autismo en Londres."Cuando me conoces, no parezco autista a primera vista", le dice a la BBC. "Vengo a trabajar y lo hago todo el día perfectamente, y luego me voy a casa y me meto en un cuarto oscuro en silencio". "Me torno en no verbal, es decir que no puedo hablar o comunicarme. Me toma unas cuatro horas poder reiniciar", explica Emily.


La ansiedad que le produce hacerle frente a la vida diaria la ha llevado a una serie de lo que ella llama colapsos o clausuras. Como había sido diagnosticada erróneamente con una serie de problemas de salud mental -bipolar, trastorno límite de la personalidad- le recetaron tratamientos que ella piensa que empeoraron la situación. Hasta que su diagnóstico de autismo año pasado cambió todo.


Un diagnóstico a tiempo puede hacer una gran diferencia.


"Fue básicamente un punto de inflexión instantáneo", asegura. "Soy una persona radicalmente diferente". "Ahora entiendo quién soy y cómo mi manera de relacionarme con el mundo puede ser diferente, así que que puedo hacer de ese distintivo algo exitoso".


Pueden leer el artículo completo en el siguiente enlace: https://www.bbc.com/mundo/noticias-37245989


18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo