El proceso de recuperación del abuso emocional para un TEA




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo / Madrid, España, 17/10/2020

Fotografía: Pixabay

Muchos de los TEA, sin saberlo, son destruidos por depredadores emocionales. Sin embargo, no todo está perdido. Pues ellos pueden llevar a cabo el proceso de recuperación del abuso narcisista, para así resurgir como un ave fénix ante la vida.

El proceso de recuperación del abuso emocional, también llamado como el proceso de recuperación del abuso narcisista o psicopático, es un proceso que, bien es cierto que puede traer una gran agonía y dolor a las víctimas que han sufrido el abuso emocional, especialmente las que la han persistido a lo largo del tiempo por falta de conocimientos y de atención. Sin embargo, la recompensa por llevar a cabo el proceso de recuperación del abuso emocional es única. Única en el sentido de dar un gran empoderamiento al TEA que lleva a cabo el proceso. Única en el sentido de que el TEA puede obtener una gran sabiduría en el cual, pueda ayudar tanto a otros TEA como a los neurotípicos que han sido abusados, siendo más común el abuso narcisista, en lo que respecta a visibilidad de la realidad del abuso narcisista y/o psicopático debido a las grandes habilidades que han obtenido estos depredadores al destruir a otras personas, en especial a los discapacitados tanto físicos como mentales y a los propios autistas, haciendo esto a modo de recordatorio de que los narcisistas, sociópatas y psicópatas, el motivo por el que estos odian a los discapacitados es que ellos odian la gran vulnerabilidad y debilidad que hay en su interior, queriendo excluir a esas mismas personas de la sociedad con el propósito de que ellos mismos no vean esa misma debilidad y vulnerabilidad que están en sus corazones llenos de malicia y odio. Pero, sobre todo, única en el sentido de que ellos aprenderán a conocer a poner límites para evitar que estos depredadores vuelvan a destruir la vida del propio TEA, pues… de poco sirve que este se recupere si luego se topa con una persona abusiva que encontrará las mismas debilidades con las que se topó antes, y… por ende, vuelva a caer en las garras del abuso.

Lógicamente, hay que tener en consideración una cosa muy importante. Y es que, el proceso de la recuperación del abuso emocional es algo de lo que realmente no todo el mundo está dispuesto a hacerlo. Todo eso, con independencia absoluta de si la víctima del abuso emocional es un TEA o no. Es más, para todos aquellos TEA que piensen que la vida de un neurotípico es mejor que la de un autista, en especial por la persecución obsesiva de estos depredadores emocionales que quieren destruir a los autistas para no ver la debilidad que hay en sí mismos, comentar que yo, personalmente, he visto de comentarios de neurotípicos en ciertos canales de Youtube y de cuentas de Instagram con el objetivo de difundir el tema de los narcisistas y psicópatas en el cual, solo por compartir la vida que ellos tenían con un depredador, han acabado verdaderamente devastados. Y cuando hablo de estar verdaderamente devastados, es de tener a todo su círculo íntimo (Es decir, a toda su familia, amigos cercanos, a su pareja, etc.) y a todo su círculo laboral en su contra hasta el punto de que, algunas de estas personas, para huir del abuso emocional causado por estos seres, han tenido hasta que desplazarse de pueblo o ciudad, llegando al extremo de cambiarse de región y/o de estado, o… mucho peor, de país, solo porqué un psicópata se haya aprovechado al máximo de la situación hasta el punto de que su fuente de placer se ha vuelto de una forma casi tan “permanente” debido a la devastación emocional que este ha causado en su víctima.

A lo que voy con esto, y esto ya para iluminar a todos los TEA con depresiones graves o incluso con ideas suicidas, todo ello debido al abuso emocional que sufrieron tanto en la infancia como en la adolescencia, pudiendo incluirse, por supuesto, en el propio trabajo, es que, el hecho de que una persona sea neurotípica no quiere decir que sea inmune al abuso emocional, para nada. Al revés, todas ellas, especialmente las personas diagnosticadas como Personas con Alta Sensibilidad (O PAS, que es su abreviación), pueden ser tan víctimas como lo puede ser un TEA. Simplemente, si el narcisista, sociópata y psicópata decide depredar a un neurotípico del que está supuestamente “estandarizado” y “estereotipado” es porqué el propio vampiro emocional, al supuestamente haber excluido por completo de la sociedad a los discapacitados, en especial a los autistas, al verse como un dios cuyos derechos de abusar a los demás no tiene límites, considera que los bienes de uno (Pueden ser materiales, económicos, llegando incluso a la destrucción emocional para obtener como bien que le beneficia el placer de destruir las emociones y los sentimientos de la otra persona) son de su propiedad. Y esto es algo de lo que es muy importante saber, principalmente porqué ellos, como los depredadores que son, necesitan que los demás les sirvan ya que las únicas relaciones que les interesa a estos seres perversos es la de amo-esclavo en el cual, ellos son el dios de toda la creación del plano existencial mientras que el resto de los mortales, supuestamente “estandarizados” y “estereotipados” por estos mismos seres, tienen como único “derecho” el de perecer, pero tienen todas las obligaciones en lo que respecta a servirlos de una forma ciega y fanática hasta el punto de hacer ver que el centro del plano existencial son ellos. Esta es la fantasía que ellos quieren vivir, la de que todos le cuiden, le mimen, le alaben, le adulen… todo ello para poder huir del vacío emocional que tienen, una forma de vida que demuestra la gran devastación que tienen estos seres en general.

Siguiendo hablando sobre el tema del proceso de recuperación del abuso emocional, una de las características del proceso de la recuperación del abuso emocional es que no existe una fórmula mágica que haga sanar de forma instantánea todo el abuso sufrido por estos depredadores. Esto quiere decir, que el proceso de la recuperación del abuso narcisista es un proceso en el cual, generalmente requiere de mucho tiempo. Normalmente, y… para las personas que preguntan por el tiempo del que hace falta recuperarse, la media de tiempo del que precisa la recuperación es, normalmente, de uno a dos años. Es decir, es un proceso lento en el cual, implica verse a uno mismo tantas veces como sea necesario. Evidentemente, esto no es algo del que se deba hacer sin ayuda, y menos si el sufrimiento que se tiene a nivel emocional es muy tormentoso. Cosa de la que, por supuesto, entiendo a todos los TEA que tengan un temor tremendo a la soledad, y es más que nada porqué un depredador emocional ha llegado a devastar tanto el yo mismo de un TEA que le impide hacerlo para convertirse en un ser completamente dependiente de las relaciones megatóxicas. Y no, yo en mi caso no voy a dedicarme a decir cosas en plan “Coño, podrías defenderte de esa persona abusiva” o “Debes ser duro si te pegan”, junto con otras frases que minimizan el sufrimiento de un TEA abusado por un narcisista, sociópata y/o psicópata, principalmente porqué, antes del abuso al TEA, el depredador emocional se ha dedicado a olisquear todas sus debilidades para, acto después, atacarle aprovechándose al máximo de esas debilidades para poder alimentarse del sufrimiento, del dolor y de los sentimientos de humillación y hundimiento de la otra persona. Todo eso para potenciar un ego que tiene como propósito huir tanto del vacío emocional que este tiene como de la gran debilidad y vulnerabilidad que hay en su interior, pensando que el respeto se consigue destruyendo a los demás…

Sin embargo, el proceso de recuperación del abuso narcisista exige mucha disciplina, mucha. Pues no es divertido ver las heridas emocionales que un TEA, por sí mismo, ha podido tener a lo largo de su vida, cosa de la que, en algunos casos, especialmente en los casos extremos, ha podido persistir esa herida, haciendo que este cayera en una depresión constante y grave. Como los TEA son mucho más vulnerables al abuso emocional que una persona normal y corriente, estos mismos TEA pueden tener trastornos que han sido causados por culpa del abuso emocional, siendo el más famoso el trastorno del estrés postraumático, un trastorno causado por sucesos muy violentos, como lo es por ejemplo un accidente mortal, la guerra o incluso un secuestro, causando en esas personas daños en el cual, si no se trata a tiempo, pueden ser completamente irreversibles. También pueden tener conductas que antes no las tenían, y es debido a que esa misma persona está reaccionando a las heridas emocionales a causa del abuso emocional que, en algunos casos, pueda actuar de tal forma que parezca otra persona, tales como, el estar obsesionado con la persona abusiva, el tener unos cambios drásticos de humor, numerosas y peligrosas pesadillas que lo destruyen día y noche, junto con otros elementos que lo hagan ver a esa misma persona como alguien inestable. Todo eso es causado por narcisistas, sociópatas y psicópatas que han hecho trizas la vida de su víctima, refiriéndose en este caso a un TEA. Además, como estos depredadores odian en extremo la debilidad y la vulnerabilidad, la de crueldades que pueden llevar a cabo estos seres perversos con los TEA no tiene límites, reflejándose eso en los TEA, tal y como si alguien los ha ametrallado de forma similar en la guerra.

Ya no es solo cuestión de disciplina para poder llevar a cabo el proceso de recuperación del abuso narcisista. Hace falta también perseverancia ya que esto es lo que le va a permitir poder construir defensas superiores a las que tenía antes debido a que el proceso de recuperación del abuso narcisista, no solo implica recuperarse por completo de ese abuso. También implica, como se comentó anteriormente, poner límites para evitar que estas personas abusivas vuelvan a hacer daño. Otro elemento a tener consideración en respecto al abuso narcisista reside también en ser muy selectivos a la hora de elegir bien con quien establecer relaciones personales. Pues no es igual ser selectivo por los valores de los demás que estar con quien sea y como sea a causa de una codependencia aprendida en base al abuso. Y es que, guste o no, también tiene como propósito erradicar los patrones del abuso, algo de lo que, por supuesto, es muy difícil de verlos por sí solo, algo de lo que hace falta un buen terapeuta que sepa identificarlos. No es que sea imposible que una persona, sea TEA o neurotípica, pueda hacerlo. Simplemente, se trata de algo muy complicado de hacer.

Cuando el propio TEA, dentro del proceso de la recuperación del abuso narcisista, se vea mejor, lo que le permite, ya no solo verse a sí mismo, sino también poder transferir la nueva sabiduría que le ha sido otorgada a los otros TEAs, incluyendo a neurotípicos de confianza, tarde o temprano deberá estudiar más a fondo a estos depredadores emocionales. Y alguno podrá decir, “Me he recuperado del abuso, ¿Por qué debo estudiarlos de nuevo?”

Si tuviera que dar una respuesta, sería la siguiente:


“En primer lugar, tú no sabes cuando te vas a topar con un narcisista, sociópata y psicópata en tu vida. Cosa de la que, para tu información, se dice que, uno de cada diez personas en todo el mundo es un depredador emocional.

En segundo lugar, cada vez las redes sociales y otros entornos de Internet, como lo son los propios videojuegos, se plagan de ellos. Es más, a ellos les interesa dominar, subyugar y controlar todos los entornos de la red para hacer de la propia red como un coto de caza del que puedan hacer lo que les dé la gana sin límites de ningún tipo. Es decir, quieren el libertinaje en su estado más absoluto.

En tercer lugar, es incluso posible que tú, aun sabiendo la existencia de estos depredadores, que te topes con seres perversos con técnicas de manipulación nuevas en el cual, no están escritas en la red, estando atento siempre para prevenir cualquier clase de depredación emocional.

Por último, otra razón por la cual es imprescindible saber de esto es porqué se ha confirmado de entrada que se vive en una sociedad narcisista, una sociedad en el cual, el hedonismo, el perfeccionismo en su estado más obsesivo y la impulsividad son ‘virtudes’ en la sociedad, reflejando en ello una decadencia absoluta en lo que respecta a huir del dolor, del miedo y de las dificultades, queriendo vivir en una nube de fantasía completamente surrealista.”

Evidentemente, el TEA, dentro del proceso de la recuperación del abuso emocional, cuando se le vea con fuerzas de avanzar en la vida, aprenderá lo que es la verdadera naturaleza de estos seres perversos. Esto no lo aprenderá en base a que, tanto su terapeuta como ciertas personas que sepan del tema le vayan a instruir sobre él. También el propio TEA deberá aprender por cuenta propia buscando información en fuentes donde se hable bien del tema, y que, evidentemente, le hagan tener más defensas de ello. ¡OJO! Tampoco en plan obsesionarse con el tema. Pues bien es cierto que al principio la víctima deberá saber del tema. Consumir en exceso ese contenido, especialmente cuando lleva mucho tiempo con ello, puede traer más problemas que beneficios, trayendo de por sí un alejamiento al proceso de la recuperación del abuso narcisista y/o psicopático que, en algunos casos, puede ser considerable.

Es por eso por lo que hay que llevar a cabo muy bien el proceso de la recuperación del abuso emocional, pues no es un tema sencillo de llevar, y menos si el TEA no está dispuesto a hacerlo. Y es que, de poco sirve el esfuerzo del círculo íntimo en ayudar al TEA si el propio TEA se aferra constantemente a sus heridas, y… por ende, a su codependencia debido a las heridas emocionales, en especial de sus abusadores. Pues el objetivo de todo narcisista, sociópata y psicópata es ir destruyendo las vidas de los demás para que todos sean completamente dependientes de ellos mismos. ¿Y cómo? Primero enganchando a los demás para después destruirlos, siempre buscando el propósito de que ellos estén tan pendiente de estos mismos depredadores que, de una forma u otra, esa es la única forma de crecer que ellos tienen. Sí, ciertamente, he mencionado que, en muchos casos, los TEA son destruidos nada más al estar al alcance de estos depredadores. Eso es porqué ellos, de una forma u otra, al odiar tanto la debilidad y la vulnerabilidad cuya toxicidad en esos elementos es extrema y enfermiza, deciden destruir con un odio especial a los discapacitados, incluyendo a los autistas, para así, de una forma u otra, ausentar toda clase de rasgo y debilidad en el cual, creen que la vida hay que vivirla al punto de tener creencias enfermizas en el sentido de ir completamente perfectos e invulnerables, todo para cubrir un gran vacío emocional que los destruye.

Si hubiera que hablar a un TEA que fue víctima del abuso emocional en respecto a recomendarle a hacerlo, los motivos serían los siguientes:

· Lo primero es que un TEA puede volver a la vida que tenía antes, pero mucho más fuerte y mucho más sabio.


· Lo segundo a tener en consideración es que el TEA sabrá capaz de amar tanto sus virtudes como sus defectos sin tener en cuenta las opiniones de los demás.


· Un tercer punto a tener en consideración es que el TEA podrá ayudar a otros TEAs que han sido abusados por estos depredadores, evitando de por ello el bullying y el mobbing.


· Un cuarto punto es que los conocimientos de un TEA de la vida serán mucho mayores que los de una persona que no ha sufrido en su vida el abuso emocional. Esto no quiere decir que el TEA tenga que mostrarse prepotente ante los que no lo sepan. Simplemente, sabrá que no todas las personas malvadas lo son por cuestiones de ceguera de odio o incluso corrupción en sus ideales.


· Un quinto punto a tener en cuenta es que el TEA sabrá poner límites a la situación.


· En sexto lugar, las relaciones de un TEA serán mucho mejores. No habrá dramas, no habrá conflictos y tampoco habrá problemas relacionado con las heridas emocionales tanto de la infancia como de la adolescencia, y… por ende, de la edad adulta.


· En séptimo lugar, el TEA en cuestión sabrá estar en entornos donde sabe que se le aprecia, evitando buscar de forma obsesiva contactar con quien sea y como sea, siempre evadiendo los entornos megatóxicos como son los colectivos narcisistas y/o los narcisismos colectivos.


· Y, finalmente, el TEA podrá estar viviendo sin necesidad de estar atormentado todos los días de la semana por cuestiones del pasado.


Y, en el caso de que esto no sea suficiente, hay que tener en cuenta que:


· Un narcisista, sociópata y/o un psicópata son personalidades megatóxicas producto de alteraciones muy importantes en el cerebro, siendo la principal alteración una amígdala cerebral.


· Un depredador emocional no puede vivir en paz, es un ser conflictivo, necesita del conflicto como del respirar para huir de un vacío emocional que tiene.


· El vacío emocional de estos seres perversos implica que ellos, ni tienen personalidad, ni tienen esencia, ni tienen… nada. Y por si alguno se lo teme, sí, son seres sin emociones y sin sentimientos.


· Al tratarse de seres completamente vacíos, su única forma de moverse por el mundo es mediante los instintos… y no, no es que vayan a ser completamente idéntico a los animales debido a que tienen de forma normal el neocórtex, lo que les permite racionalizar. Pero claro, solo racionalizan mediante los instintos, y nunca mediante las emociones.


· Los vampiros emocionales, si tienen contactos, solo los tienen para la superficie. Pues son extremadamente desconfiadas con los demás, no permiten que nadie les acerque, pero ellos necesitan como del comer de los demás para así, si les llegara una situación que les pusiera en conflicto, destruirlos para poder alimentarse de las emociones negativas del otro.


· Los depredadores emocionales, casi en su totalidad, son dependientes de los demás. Y lo son en el sentido de que ellos, al no tener nada de esencia en su interior, necesitan verificar su existencia en base a los demás, quienes los emplean como espejos.


· Si esto es insuficiente, a estos seres llenos de maldad y odio no les basta cualquier espejo. Necesitan de uno en el cual, les llene un yo grandioso que se emplea como mecanismo de defensa para evitar ver el ser patético y débil que hay en ellos mismos.


· Los narcisistas y sociópatas tienen una herida emocional de carácter permanente en el cual, aunque, en el caso del narcisista puede ser tratado, realmente es muy necesario la presencia de una psicoterapia muy avanzada, algo de lo que no está al alcance de todos.


· Todos estos seres son puro odio, rencor, ira, rabia y resentimiento. Es decir, todo son emociones negativas que las sienten de forma intensa y patológica, siendo el verdadero corazón de estos seres crueles y despiadados la envidia patológica. La única emoción positiva que pueden sentir es la del placer cuando destruyen a alguien. Pero eso es algo que, exceptuando en casos muy puntuales, es de carácter efímero e inmediato, requiriendo de otras personas el acentuar ese placer para poder huir del vacío emocional que tienen.


· Y, por último, para no estar escribiendo una lista de la compra sobre los motivos de llevar a cabo la recuperación del abuso emocional, estos depredadores, además de que se sienten completamente solos (Es decir, no pueden conectarse emocionalmente con los demás), al final acaban solos, muy solos. Y sí, se pueden librar de este destino con dinero y poder social o incluso político. Pero claro, se estaría hablando de una vida miserable en el cual, solo tiene de “amigos” a gente vacía y superficial que, con independencia absoluta de tener o no un trastorno tan peligroso como lo es el Trastorno de la Personalidad Narcisista o el Trastorno de la Personalidad Antisocial, se aprovecharían de la otra persona por lo que tiene, y no por lo que es.


Para finalizar con esta introducción de lo que es en sí el proceso de la recuperación del abuso narcisista y/o psicopático, nunca es tarde para empezar, y menos si se es joven. Por ese mismo motivo, tanto si el que lo lee es un TEA que tiene una agonía insoportable por toda esta clase de abusos recibidos como si el que lo lee es un familiar de un TEA abusado, incluyendo a gente que lo apoya emocionalmente, como lo es un terapeuta o su pareja, pudiendo meter a un amigo íntimo del TEA abusado, siendo en ese último caso que el TEA no sabe interactuar, en mi más sincera opinión, recomiendo que se haga el proceso de la recuperación del abuso emocional. Puede ser muy largo, puede ser muy lento, puede ser muy doloroso, algo de lo que yo, personalmente, no lo niego. Pero, al final de todo, la recompensa que trae, como se comentó anteriormente, es tremendamente enriquecedora.


Entradas Recientes

Ver todo