El sobrecrecimiento sináptico y la hiperconectividad pueden definir el subtipo de autismo