El vacío emocional del narcisista




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo |14/04/2021, Madrid, España

Fotografía: Pixabay



Si la envidia patológica es el corazón del narcisista, la verdadera esencia de todo ese corazón es el vacío emocional de carácter hastío, profundo, agujereado y oscuro…

Introducción

Como se comentó en el artículo anterior, la envidia patológica es lo que hace que el narcisista perverso, junto a los otros depredadores emocionales, estén siempre frustrados en la vida, todo ello producto de que ellos, a nivel personal, son seres vacíos.


El vacío emocional es, precisamente, una cosa de la que está completamente ligada a la envidia patológica de la que padecen desde que se levantan hasta que se duermen, algo de lo que solo lo tranquilizan (Sí, solo) causando caos y destrucción porqué esa es su verdadera esencia, la de hacer el mal de forma gratuita y disfrutando a modo de gozo real a través del sufrimiento ajeno.


En este artículo, puedo asegurar que, si uno entiende el vacío emocional del narcisista, podrá comprender su naturaleza. Eso, a pesar de que, en otro artículo, hablaré del combustible o suplemento narcisista, que es la savia que pretende llenar ese vacío emocional tan oscuro y profundo que tiene…



Definición de vacío emocional

El vacío emocional es una carencia de la que, normalmente, y… de forma inconsciente, el cuerpo avisa a la persona de que algo no anda bien (Como puede ser por ejemplo una pérdida de alguien importante, un despido del trabajo de forma improcedente o incluso aleatoria, el que la pareja corte con él o ella, el cierre de un negocio, etc.), lo que hace que este pueda tener un malestar a modo de alarma de que, tiene que resolverlo rápidamente antes de que la persona que lo tenga pueda tener consecuencias que pueden afectar a su salud mental y/o emocional.


Evidentemente, el que alguien tenga un vacío emocional, no necesariamente implica que esa persona vaya a tener una condena que la afecte de por vida, pese a que, algunos sucesos que son de una naturaleza verdaderamente traumáticos, pueden generar en ellos consecuencias verdaderamente severas que pueden afectar de por vida.


Sin embargo, aunque todas las personas, sin excepción, pasan por momentos de vacío emocional, incluyendo el que escribe este artículo, el vacío emocional del narcisista es uno digno de estudiar. Pero uno digno de estudiar porqué, el vacío emocional de un narcisista perverso, a diferencia del vacío de una persona normal y corriente, es uno de carácter único…


Y es ahí donde se va a centrar el mismo artículo, en el vacío emocional de estos personajes megatóxicos que van por la vida aparentando ser seres infalibles, invencibles y perfectos en todos los aspectos.



El vacío emocional del narcisista

El vacío emocional del narcisista es, sin excepción, una de las cosas más inquietantes e incómodas que una persona puede experimentar. Incluso la persona más acostumbrada al drama y al conflicto, verá el vacío emocional del narcisista como uno de los elementos más aterradores que alguien pueda conocer en vida. Eso es porqué los mismos narcisistas perversos, en el fondo de su corazón, no tienen nada. Pero nada.


Sí, claro que los narcisistas y sociópatas, de una forma profesional y científica, sí tienen sentimientos y emocionales, cosa de la que el psicópata es completamente anodino en ese tema. Lo que pasa es que, los narcisistas, en la práctica, tienen todos esos elementos bloqueados por motivos de una infancia muy traumática que les ha privado de todas las cosas que sentían antes, pero que, ya sea por presencia de tener unos padres abusivos o que, o bien, hayan tenido alguno que otro síndrome muy incómodo, como lo es por ejemplo el Síndrome del Emperador, haya germinado a niveles que, pasado un tiempo, ya no se pueden revertir si no es mediante una intervención increíblemente heroica ese mismo síndrome engendrado en narcisismo… debido a que, el 99’9% de los narcisistas perversos no cambian y ni pueden cambiar.


Siguiendo con el tema, el vacío emocional del narcisista es un vacío emocional del que, como se comentó antes, no tiene nada. Pero nada interesante más allá de un ego herido y devastado. A eso se le añade que, como el cerebro de los narcisistas perversos es muy distinto al de las personas normales, incluyendo el cerebro de los autistas, ellos tienen la parte límbica del cerebro devastada, no funcionado en consecuencia de los abusos que han sufrido en el pasado. Como es lógico, si el poseedor del narcisismo patológico ha tenido a uno de los progenitores (O incluso los dos) que son también narcisistas, es bastante probable que ese narcisismo lo haya heredado de ellos, heredando también los fallos cerebrales que tienen los depredadores emocionales en general. Pero, fuera de eso, un fallo en la parte límbica del cerebro hace que ellos sean incapaces de amar y de sentir amor, causando que ellos estén completamente frustrados.


En base a esa frustración, el mundo interno del narcisista es muy pequeño. Tan pequeño es que, ni siquiera, el mismo narcisista, tiene a su propia familia, lo que hace que, él, a nivel personal, muy seguramente cause víctimas de sus depredaciones en el seno familiar, para luego, acto después, ir depredando al que se tope en su camino debido a su incapacidad de amar… y de sentir las emociones distintas a la frustración, la ira, la envidia, el rencor, los celos (O, mejor dicho, la sed de controlar al prójimo) y, como única “emoción positiva”, el entusiasmo o el placer perverso de ver a los demás sufrir.


No solamente son seres que tienen un ego herido y devastado por fallos cerebrales, ya sean causados por el abuso y/o porqué han sido heredados de sus progenitores.


Una cantidad tan frustrante de frustración que tienen que, no pueden estar consigo mismos en paz porqué la ira y la frustración van de la mano todos los días. Esto se refleja, por ejemplo, en cómo ellos no pueden dormir bien debido a esa cantidad ingesta de frustración con la que tienen que vivir todos los días de la semana.


Es lógico que puedan existir personas que no puedan dormir bien debido a malos momentos en la vida, pero en el caso del narcisista, todos los días son malos salvo cuando consiguen destruir a alguien, lo que refleja que ellos, en el fondo, son seres excesivamente miserables que necesitan destruir a los demás debido a que sus necesidades son completamente distintas de las personas normales, incluyendo a la de los mismos autistas.


Toda esa miseria, como es evidente, es la que hace que ellos estén huyendo de sí mismos porqué claro… una persona que, no se ama a sí misma, tiene unos pensamientos completamente negativos por temas de la gran frustración que tienen en la vida, desconfía del prójimo por poder estar ellos en paz mientras que los mismos narcisistas no, y luego encima ven a ellos sonreír y ser felices mientras ellos no pueden serlo por problemas en la parte límbica del cerebro, pese a ser inconscientes en ese punto, causa que ellos, por cuestiones de la estructura que tienen, no se atrevan (y ni pueden permitirse el lujo) de verse a sí mismos.


Todas esas torturas de las que tienen todos los días ellos en su cabeza hacen que su estabilidad emocional brille por su ausencia, convirtiendo a estas personas en seres realmente peligrosos para los demás.


Puede que estas personalidades megatóxicas no lleguen a matar de manera física en la práctica dado que saben las consecuencias de estar en la cárcel, algo de lo que tan solo los que tienen los grados de intensidad muy altos de narcisismo, sociopatía y psicopatía lo hacen, pero estos seres perversos y malignos tienen unos niveles de ira y frustración tan grandes que, si tienen la oportunidad, no dudarán en explotar con toda esa ira maligna y furia destructiva si así lo consideran oportuno.


Otra cosa de la que tener en cuenta es su muy baja autoestima, pudiendo referirse a su incapacidad de tener autoestima por sí mismo.


Una muy baja autoestima quiere decir que, para que ellos valgan en el mundo real, tienen que valerse ante los espejos de los demás (la imagen que tienen los demás de la otra persona), pero… no les vale unos espejos cualesquiera. Tan solo les vale aquellos espejos que les proyecte grandiosidad de dios porqué, sin eso, la sensación de vergüenza y humillación llegan a unos niveles profundamente tóxicos que se compensan con más ira y frustración.


Finalmente, esos fallos en el cerebro límbico mencionados anteriormente hace que ellos sean completamente incapaces de considerar a los demás como iguales, causando que ellos odien las palabras “igualdad”, “equidad de derechos”, “semejantes”, junto a otras palabras que signifiquen lo mismo ya que ellos consideran a una persona lo que valdría una silla… un objeto.


Por ese mismo motivo, no pueden tener amigos de verdad porqué ellos no conocen la experiencia de la amistad desde la reciprocidad porqué ellos no son recíprocos.



Compensando el vacío emocional

Para compensar ese vacío emocional tan devastador que tienen, ellos desarrollan el narcisismo a modo de mecanismo de defensa. Es decir, ellos, si se muestran ante los demás como dioses omnipotentes, omniscientes y omnipresentes, es porqué ellos, en el fondo, tienen un montón de cosas que ocultar, ya que no son tan estúpidos ni inconscientes de que, sus actos, tienen consecuencia.


Esas consecuencias, no van tanto a nivel de tener un cabreo monumental con la otra persona por cualquier cosa que pudiera pasar de forma pasajera y temporal. Se hablan de consecuencias permanentes, consecuencias que implicarían el rechazo permanente de esa persona depredadora al saber su verdadera naturaleza, el que su imagen pública quedase devastada por sus acciones abusivas, junto a otra clase de consecuencias que, en algunos sitios, forzando a ellos a hacer una vida completamente atípica.


Todo esto refleja que ellos, dependen por completo de los demás ya que, ni son autónomos, ni son independientes, y tampoco son tan valerosos como lo pretenden hacer ante los demás pese a construir su fachada de yo grandioso con el que mentir a gran escala.


Incluso si ellos estuvieran en un sitio sin ley, ellos no estarían nada contentos por ahí, no tanto por qué no tengan esa capacidad de poder desatar todo su libertinaje en su estado más puro, tampoco por qué no puedan divertirse en esos entornos sin ley debido a la abundancia de conflictos que hay debido a que ellos aman el conflicto porqué son conflictivos por naturaleza… es porqué ellos, debido a su estructura psicológica y emocional, van a buscar a gente empática, incluyendo a otros autistas (por irónico que pueda sonar debido a su capacitismo o discafobia), dado que esas personas tienen elementos que ellos quieren poseer a nivel emocional… mediante la fuerza, cosa de la que, como no lo pueden conseguir, acabarán destruyéndolo a forma de compensar ese fracaso para así no sentirse tan miserables.


Esto demuestra que, van a preferir siempre que les sea posible toparse con gente empática que toparse con gente muy similar a ellos, excepto si esa gente le proporciona un beneficio de carácter superficial (dinero, bienes materiales, sexo, admiración, adulación, idolatración, etc.), porqué saben que los empáticos tienen cosas que ellos no tienen, y… por mucho que estos se rían, por ejemplo, del autismo en sí como mecanismo de defensa a la gran pobreza emocional que tienen en su interior, saben que, incluso el autista con mayor intensidad de autismo va a ofrecer algo que ellos no tienen, teniendo un interés mucho mayor a nivel emocional en la gente empática, especialmente cuando son gente que ha conseguido grandes hazañas en la vida, que en la gente que es similar a ellos.


Por ese mismo motivo, una relación entre dos autistas no tóxicos siempre será, de lejos, mucho más estable que una relación entre dos narcisistas, sociópatas y/o psicópatas porqué esos mismos, como toman a las personas como meros objetos por fallos en el cerebro límbico, junto a su incapacidad de sentir empatía emocional por los demás, con el tiempo, estallarán en base a sus diferencias y conflictos de intereses… y, para estos seres megatóxicos, lamentablemente solo viven de los intereses por su incapacidad de amar al prójimo.


Pero, el hecho de querer juntarse con un empático no va a implicar que la otra persona vaya a salir bien con una relación con un narcisista perverso… pues, de hecho, lejos de mejorar a sí mismos como personas, van con la intención de destruir al empático al que lo tienen como su objetivo debido a su envidia patológica hacia la otra persona.


Aunque es evidente que ellos envidian todo debido a que, como mecanismo de defensa, tienen un pensamiento distorsionado y trastornado que los hace verse como dioses en el que todo se hace su voluntad sin rechistar, lo que realmente envidian de los demás es la tranquilidad que los demás tienen cuando no les pasa nada malo. Cosa de la que, para poder aliviar y alejar esa envidia patológica, están en una necesidad extrema de destruir a esa persona porqué consideran las relaciones como un combate en el que, o se mata, o se muere. No tienen un pensamiento en gris ya que tienen una forma de ver las cosas extremadamente dicotómico en el sentido de que solo hay tonos de blancos o negros, y que, en su cabeza, quiere que todo sea blanco… pero solo para ellos mismos, y no para los demás.


Cuando uno de estos seres perversos consigue destruir a alguien, siendo muy común que traumaticen a uno o a varios integrantes de su familia, pudiendo llegar al punto de traumatizar a toda la familia para así dominarla en todos los aspectos de la misma familia, esto los hace verdaderamente adictos a abusar de las personas porqué el abuso emocional hacia alguien les proporciona la adrenalina que les impide escapar de sí mismos, lo que hace que ellos hagan prácticas temerarias y/o peligrosas tanto ellos mismos como para los demás, como por ejemplo tener unas vidas potencialmente promiscuas que les permita, en un solo año, acostarse con más de 300 personas sin importar de a quien le contagia de VIH en el proceso de acostarse con todas esas personas a la vez en un solo año.


Puede sonar esto extremo, pero esto demuestra como algunos depredadores pueden llevar a cabo hazañas muy oscuras que, en lugar de echarles para atrás, les envalentona en gran medida ya que todo lo relacionado con la adrenalina les sirve de combustible para poder huir de ese gran vacío emocional que tienen.


No solo ante actos temerarios o peligrosos se envalentonan de poder huir de sí mismos.


Estos seres, para poder huir de sí mismos, se esfuerzan al máximo de conseguir toda la atención del público para que solo se fijen en ellos, que el centro de atención de los demás está en ellos mismos, y que todo lo que pase en su entorno se fije en ellos mismos, porqué son también adictos a la atención que les proporciona los demás, siendo muy común que ellos tomen posiciones de poder para así poder estar en un entorno donde pueda, aparentemente, huir permanentemente de ese tormento que tienen en base a dominar y controlar a los demás, para luego maltratarlos para así quitarles sus posesiones más preciadas. ¿Y cuáles son esas posesiones más preciadas?


Pues los elementos que están en su interior, como lo es por ejemplo su integridad, algo de lo que consideran una gran amenaza ya que ellos no la tienen, su felicidad, algo de lo que tampoco lo tienen…


Lo hacen por su envidia patológica, que es la que, junto con otros elementos, lo que los vuelve emocionalmente inestables, causando en ellos que estén manipulando, tergiversando, engañando, mintiendo, maquinando, junto a una gran cantidad de adjetivos calificativos negativos que implican hacer daño a los demás… porqué ellos son adictos a hacer daño a los demás.


Es más, un narcisista perverso que, por ejemplo, compruebe que su víctima de turno esté todos los días agonizando y melancolizando de dolor, es algo que, lejos de echarse para atrás, le satisface en extremo porqué esa es su verdadera naturaleza, la de ir destruyendo despiadadamente las vidas de los demás, incluso si esas vidas son de sus subordinados.


Con el sufrimiento ajeno, no solo les permite poder desatar su grandiosidad tóxica a los demás para reclamar su supremacía hacia los demás, sino que también les permite poder huir de esa envidia patológica porqué, como se comentaba antes, ellos huyen de su verdadera forma de ser porqué… ni pueden arreglar algo que es inexistente, y ni tampoco pueden hacer nada por tener ese algo porqué, esa es la verdadera condena de todos estos depredadores, la de querer rellenar su yo mismo en base a lo exterior… cuando los problemas del exterior nunca llenan los problemas que están dentro de uno mismo, condenándolos de forma eterna a una vida llena de frustración, dolor, inseguridad, infelicidad, impotencia, humillación y de hundimiento.


Entradas Recientes

Ver todo