Es poco probable que el parto por cesárea influya en la probabilidad de que un niño sea autista