Este país me pone enfermo

Actualizado: 4 abr






POR JOSÉ RODRIGUEZ

Fuente: Autismo en vivo | 22/01/2022

Fotografía: Pixabay.com



Hace poco hice un test de personalidad que me dio parte de la explicación que me faltaba acerca de mi depresión crónica: ¡mi país me pone enfermo!


Como Asperger que soy, mi forma de funcionar es muy diferente a la de un país latino, donde la simpatía, la capacidad de gestionar el caos, los códigos sociales alejados de la literalidad y otras cosas son básicas para tirar adelante. El esfuerzo que tengo que hacer para adaptarme genera un estrés crónico que finalmente deriva en depresión y enfermedad psicosomática.


En cierto modo ya me di cuenta cuando viví y trabajé en países del centro y norte de Europa que aquellas sociedades representaban mi zona de confort, que me estresaban poco o nada, también según las compañías con quienes convivias en tu día a día. También con la gente de aquellos países me sentía más a gusto que con muchos de los de mi país.


Lo que no hubiera pensado nunca es que este esfuerzo de adaptación que tenia que hacer de forma regular me pudiera suponer un estrés crónico que desenbocara en una enfermedad crónica. Ya tenia claro desde hacia tiempo que me sentía mal viviendo en mi país, también por otras circunstancias, como la toxicidad de mi familia y otras personas de mi círculo social. Pero lo de representar un riesgo para mi salud va tres pueblos más allá del malestar emocional.


Es cierto que la variable humana es la clave. Si bien hay unas ciertas tendencias sociales que resultan desfavorables a los Asperger y también a quienes se asemejan a nosotros en términos de mentalidad, también es cierto que hay entornos y muchas personas que no responden a estos estereotipos sociales, con quienes uno se puede encontrar muy a gusto y compartir actividades con toda positividad.


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo