Formas fáciles de incrementar el tiempo de actividad física para niños con autismo




POR ALFED CHAVIRA

Fuente: Autism Parenting Magazine | 23/06/2020

Fotografía: Pixabay.com



La actividad física es una parte importante de la vida y el bienestar de todos.


Según las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los menores de 18 años deben realizar un mínimo de 60 minutos de actividad física al día. Los adultos deberían realizar 30 minutos de actividad física cinco días a la semana. Sin embargo, estudios recientes han revelado que la gente elige la televisión o un dispositivo electrónico en lugar de salir a hacer ejercicio. Por desgracia, a veces puede ser difícil para las personas con trastorno del espectro autista (TEA) participar en la actividad física. ¿Cómo podemos mejorar estas estadísticas?


El diagnóstico de trastorno del espectro autista (TEA) conlleva diversas barreras sociales y cognitivas. Muchos individuos con autismo tienen dificultades en situaciones sociales. Pueden tener dificultades para comunicar sus necesidades o entender las expresiones de otras personas. Ir al gimnasio, participar en deportes de equipo o incluso dar un paseo por el parque puede ser una tarea abrumadora. También pueden tener dificultades para procesar instrucciones o comprender conceptos abstractos. El acto de correr en una cinta o participar en una clase de ejercicio en grupo puede sobrecargar fácilmente los sentidos. Entonces, ¿cómo podemos ayudar a eliminar estas barreras? ¿Qué podemos hacer para aliviar algunos de estos obstáculos?



Desarrollar una familiaridad


El primer paso para facilitar una nueva actividad es la familiaridad. A todos nos resulta más fácil hacer cosas nuevas en nuestra vida cuando sabemos qué esperar. Por ejemplo, imagina que estás en el colegio y tu profesor entra y dice a todo el mundo que hay un examen en cinco minutos y que tú eres el único que lo hace. No sabes de qué trata el examen, ni cuánto dura, ni por qué eres el único que lo hace. ¿Estarías nervioso, ansioso o preocupado? ¿Serías capaz de concentrarte en el estudio durante esos cinco minutos antes del examen, sin saber lo que se supone que tienes que estudiar? Bueno, la mayoría de los individuos del espectro tienen que enfrentarse a este mismo escenario con casi todas las actividades nuevas en sus vidas. Ahora compara tu proceso de pensamiento y tus emociones si supieras exactamente los temas que va a cubrir tu examen, y pasaras una cantidad significativa de tiempo estudiando días antes y te sintieras preparado. ¿Te sentirías menos nervioso, ansioso o preocupado? Probablemente.


Así que sigamos este mismo concepto cuando introduzcamos una nueva actividad física a nuestros individuos del espectro. Si está planeando un simple paseo por el barrio o una visita al parque o al YMCA local, planifique con antelación. Conduzca por el vecindario días antes de que piense caminar por él y explique cómo le gustaría caminar por esa misma ruta. Conduce hasta el parque y observa la zona de juegos, habla de los niños que juegan allí e incluso da un paseo rápido por el parque. Señala todas las cosas estupendas que podréis hacer cuando vayáis de visita dentro de unos días. Visita tu YMCA local y conoce a algunos de los empleados. Recorre las instalaciones y señala los diferentes equipos que puedes utilizar. Estas acciones les ayudarán a entender qué pueden esperar cuando llegue el momento de hacerlas. Asegúrate de incluir las fechas exactas en las que piensas participar en estas actividades. Planifica cuánto tiempo estarás allí y quién te acompañará.



Haz una práctica


El segundo paso para facilitar una nueva actividad es la práctica. Hacer una carrera de práctica al parque o al YMCA ayuda a las personas con espectro a sentirse cómodas con la idea de hacer algo nuevo. La práctica puede limitarse a conducir hasta el aparcamiento y mirar por la ventana o llegar a dar una vuelta por las instalaciones o un paseo rápido por el patio de recreo. Lo que buscamos son respuestas positivas de nuestro individuo. Ayuda si añadimos comentarios positivos mientras hacemos un recorrido de práctica. Por ejemplo, mientras se hace un recorrido por la YMCA, señale todas las cosas divertidas y estupendas que tienen para que los niños participen. Si está en el parque, tómese el tiempo de sentarse usted mismo en un columpio y demuestre lo divertido que puede ser. Las primeras visitas a su nueva actividad deben estar llenas de experiencias y comentarios positivos.



Habla antes de hacer lo que tienes que hacer


Las conversaciones pueden llegar muy lejos. Cuando sea posible, hable de su próxima salida y elaboren juntos un plan. Si su visita es a la YMCA, hable de lo que va a hacer primero y después. Hablad de las cosas que veis y de la ilusión que os hace hacerlas. ¿Qué piensas ponerte? La conversación puede crear emoción con los comentarios y el enfoque adecuados. Además de crear entusiasmo, estas conversaciones también pueden ayudar a desarrollar un plan y una estructura para su visita. La estructura puede ayudar a indicar un principio y un final para su visita, lo que puede ayudar a aliviar algunas ansiedades.

Todos los individuos del espectro responden de forma diferente a estas estrategias. Esté preparado para repetir cada paso más de una vez cuando sea necesario. Tómese su tiempo para introducir un nuevo evento o actividad para aumentar el éxito. Mantén una actitud positiva y de apoyo durante todo el proceso. Lleva tiempo implantar nuevos rituales y eventos en la rutina diaria de una persona, pero el tiempo merece la pena.


Página web: www.anybabycansa.org

Facebook: www.facebook.com/anybabycansa


Este artículo apareció en el número 67 - Preparándose para la edad adulta con autismo: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-67-preparing-for-adulthood-with-autism/


https://www.autismparentingmagazine.com/increase-physical-activity-autism-kids/

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo