Formas sencillas de preparar a su hijo con TEA para viajar en avión




POR MARTINA RIEPEN

Fuente: Autism Parenting Magazine | 16/06/2020

Fotografía: Pixabay



Como para tantas otras personas, para las personas con autismo los viajes en avión pueden ser un problema para el que hay que prepararse.

Todos necesitamos vacaciones al menos una vez al año. Viajar en avión es muy emocionante para muchos de nosotros, pero para los niños con trastorno del espectro autista (TEA), los viajes en avión pueden ser especialmente estresantes.



He aquí ocho consejos para que viajar en avión sea una experiencia más fácil y positiva para toda la familia:


  1. Si es el primer vuelo de su hijo, elija un viaje corto. Es esencial limitar el tiempo de vuelo; no elija un vuelo de más de tres o cuatro horas. Un viaje pequeño puede dar a su hijo la oportunidad de familiarizarse con el proceso.

  2. Es importante que prepares a tu hijo y practiques las posibles situaciones paso a paso. Para obtener los mejores resultados, considere la posibilidad de empezar dos o tres semanas antes del vuelo. Con suerte, esto hará que su hijo se sienta mucho más seguro durante el viaje. Empiece, por ejemplo, leyendo algunos libros en voz alta para que aprenda todo sobre los aviones y los aeropuertos. Si es posible, visite un aeropuerto para que su hijo tenga la oportunidad de experimentar algunas de las vistas y sonidos. Los cuentos sociales también son una herramienta eficaz, ya que proporcionan una información más personalizada.

  3. Investigue si su aeropuerto ofrece programas especiales para niños autistas. Por ejemplo, el Aeropuerto Internacional de Filadelfia colabora con profesionales del autismo para que los niños con autismo se familiaricen con los viajes. Ofrecen acceso al aeropuerto para que su hijo vea todo por adelantado, como la facturación y la puerta de seguridad.

4. Hable con su hijo sobre lo que va a ocurrir: crear un diálogo con él ayudará en el proceso.

5. En caso de que haya más de un niño, acuerde con su pareja quién es responsable de cada niño durante el vuelo. Hable de los incidentes particulares que podrían ocurrir (rabietas, aburrimiento, hambre, ) y acuerde cómo calmar al niño o formas de ayudarle a dormir. Prepárate.

6. Habla también con la compañía aérea. Asegúrate de encontrar a alguien dispuesto a escuchar y a adaptarse a las necesidades de tu familia, ya que no todo el mundo lo entiende. Además, intenta averiguar si la tripulación del vuelo ofrece programas variados entre las comidas. Te recomiendo que lleves varios juguetes, así como algún entretenimiento (música favorita), una cámara de fotos, pequeños regalos (envueltos en papel de regalo y adecuados a la edad concreta de tu hijo) y golosinas. Todo esto es muy útil para que tu hijo se distraiga y se relaje. Aquí un pequeño truco: Una semana antes del vuelo, deja que desaparezcan algunos de los juguetes favoritos y que, por arte de magia, los juguetes vuelvan a salir de su equipaje durante el vuelo.

7. Pregunte a la aerolínea sobre lo que estará disponible para comer y beber con antelación. Asegúrate de mencionar los problemas de alimentación o las alergias. De este modo, podrás decidir si es mejor llevar aperitivos.

8. Asegúrese de planificar cuidadosamente las horas de llegada y traslado para que su hijo no se canse demasiado. Estar bien descansado supondrá una gran diferencia.


Le deseamos lo mejor en su próximo viaje.


Este artículo apareció en el número 73 de la revista Amazing Ways To Support Autism: https://www.autismparentingmagazine.com/issue-73-amazing-ways-to-support-autism/


https://www.autismparentingmagazine.com/preparing-autism-child-air-travel/

33 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo