He cuidado de mis hijos autistas toda mi vida. ¿Cómo voy a encontrar un trabajo a mis 40 años?


Ilustración de Eleanor Bannister



POR REDACCIÓN

Fuente: The Guardian | 28/07/2022

Fotografía: Eleanor Bannister



Tengo que elegir: aceptar un trabajo a tiempo parcial para aumentar mi autoestima pero arriesgarme a perder mis beneficios, o quedarme exactamente como estoy y perder un poco de dignidad

Estoy intentando conseguir un trabajo, pero parece que cuanto más intento salir de mi situación, más obstáculos encuentro. Tengo la oportunidad de trabajar a tiempo parcial, pero si cambio mis circunstancias, eso podría afectar a las prestaciones que recibo. Ya no recibiría tanta ayuda para el subsidio de vivienda (vivo en una casa privada de dos dormitorios), así que tendría que compensar el déficit de alquiler. Además, si siguiera viviendo donde lo hago ahora, tendría que pagar la tasa de subocupación, también conocida como impuesto sobre las habitaciones.


Esto es molesto, ya que mi hijo vuelve a casa de la universidad cada dos fines de semana, y durante las vacaciones, pero cuando llamé a una línea de asesoramiento para personas con problemas económicos y pregunté dónde podía dormir, el hombre del teléfono sugirió "el sofá...". Cuando busqué en Internet, parecía que las familias con hijos en la universidad no serían penalizadas. Así que estoy intentando conseguir ayuda y asesoramiento, pero es difícil cuando te dan información falsa.


Un poco de trabajo a tiempo parcial puede no ser una gran cantidad de dinero, pero significará un poco de autoestima, un poco de dignidad y mi propio dinero. También estoy intentando averiguar cómo se verá afectado mi crédito universal si trabajo a tiempo parcial, pero no consigo una respuesta clara. Me preocupa hacer cambios y estar peor.


Así que, por ahora, tanto yo como Boris Johnson nos hemos quedado sin trabajo. No puedo imaginar que el próximo primer ministro se interese más que él por las personas que reciben prestaciones. Recuerdo a los encuestadores llamando a la puerta antes de las últimas elecciones generales, tratando de hacerme ver todas las cosas buenas que los Tories habían hecho. Yo sólo pensaba que habían eliminado las prestaciones, y ahora, con el aumento del coste de la vida, parece que no se ha pensado en nosotros.


La imagen que algunas personas tienen de los beneficiarios de prestaciones es que tenemos una vida fácil. Aunque estoy agradecida por haber recibido prestaciones que me han permitido criar a dos hijos autistas como madre soltera, esto me ha perjudicado. Creo que ha mermado mi confianza. El hecho de recibir prestaciones no supone una validación como la que se obtiene con un trabajo.


Cuatro días a la semana soy voluntaria en un banco de alimentos, y realmente tengo la sensación de haber hecho algo bueno, pero me pregunto si lo uso como excusa para no esforzarme más en buscar un trabajo a tiempo completo. Me encanta lo que hago y me pregunto si podría seguir haciendo un poco de voluntariado si consiguiera un trabajo a tiempo parcial, pero ¿sería suficiente para cubrir mis gastos? Hace tanto tiempo que no tengo un trabajo remunerado que no sé qué hacer, y eso es un verdadero problema.


En el colegio quería ser conductor de camiones de larga distancia, pero el orientador profesional lo descartó y me dijo que debía hacer otra cosa. Nunca acabé aprendiendo a conducir. Dejé la escuela a los 16 años y entré en lo que se llamaba un programa de formación para jóvenes. Me quedé embarazada y lo dejé antes de terminarlo. Como no he tenido ningún trabajo antes, no tengo nada a lo que volver. Ahora que tengo 40 años, estoy intentando encontrar algo que encaje, y tengo miedo. ¿Y si no puedo hacerlo? ¿Y si doy a alguien la impresión equivocada de que puedo hacer un trabajo del que no soy realmente capaz? Es difícil creer que puedes hacerlo. Y me siento vieja.


Empecé a solicitar un puesto de trabajo en mi supermercado local, pero no llegué muy lejos antes de sentirme fuera de lugar. Las preguntas sobre el uso de mi iniciativa me hicieron sentir como si me estuvieran engañando: No sabía las respuestas. Pensé que no iba a llegar a ninguna parte y cerré la página. No puedo ni imaginar cómo sería una entrevista de trabajo.


En los últimos años, he hecho algunos cursos gratuitos en línea sólo para poner algo en mi CV, porque cuando la gente me pregunta a qué me dedico, digo: "Sólo soy una madre". Pero soy consciente de que ser "solo" una madre me ha proporcionado un conjunto de habilidades transferibles, desde la organización hasta la gestión del tiempo. Al ser la única madre de dos niños autistas, mi capacidad de negociación es fantástica y se me da bien pensar. Pero no sé cómo presentarme, ni cómo conseguir que alguien vea esto en mí. La confianza en mí misma se ha desvanecido y siento que estoy luchando contra mucha gente más joven.


En parte es una falta de autoestima, pero también es algo práctico. Porque si va mal, ¿qué hago entonces? Si salgo de las prestaciones pero mi trabajo no funciona como esperaba, tendría que empezar una nueva reclamación. No sólo tengo que pensar en mí: mi hijo está en la universidad, pero sigo siendo responsable de él, aunque mi crédito universal ya no lo cubra. Intento superarme, pero cambiar mis circunstancias es como adentrarse en lo desconocido".


Contado a Emine Saner. Sophie tiene 40 años y vive en el norte de Inglaterra. Los nombres han sido cambiados

Trussell Trust es una organización benéfica de lucha contra la pobreza que hace campaña para acabar con la necesidad de los bancos de alimentos. Muestra tu apoyo en: www.trusselltrust.org/guardian


...tenemos que pedir un pequeño favor. Muchos de nosotros en Suiza nos enfrentamos a un agudo apretón del coste de la vida. Y millones de lectores, como usted, siguen acudiendo al Guardian cada día en busca de un periodismo fiable que nos ayude a entender mejor tiempos como éste, y todos los acontecimientos que conforman nuestro mundo.


Pero el aumento del coste de los alimentos y la energía hace que muchos lectores no puedan permitirse pagar por las noticias. Creemos que deben seguir teniendo acceso a un periodismo independiente de calidad, por lo que mantenemos The Guardian sin muro de pago. Para financiar esta misión de periodismo abierto, dependemos de los lectores que están en condiciones de pagar por las noticias. Los que pueden pagar, lo hacen, para que todos puedan leer.


A diferencia de muchos otros, The Guardian no tiene accionistas ni propietarios multimillonarios. Sólo la determinación y la pasión por ofrecer una información global de alto impacto, siempre libre de influencias comerciales o políticas. Informar así es vital para la democracia, para la equidad y para exigir lo mejor a los poderosos.


Nos enorgullece decir que ahora tenemos más de 1,5 millones de seguidores en 180 países. ¿Te unirás a ellos? Cada contribución, por grande o pequeña que sea, impulsa nuestro periodismo en tiempos económicos difíciles y sostiene nuestro futuro.


Enlace al artículo original: I’ve cared for my autistic children all my life. How am I supposed to find a job in my 40s? | Sophie | The Guardian


78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo