La identificación multifactorial en internet es inaccesible para el TEA + TDAH


Foto de Jessica Lewis en Unsplash



POR DEVON PRICE

Fuente: Medium / 19/03/2021

Fotografía: Jessica Lewis en Unsplash



Los autistas, los que padecen TDAH y las personas que no pueden permitirse un servicio de telefonía móvil quedan excluidos por la mayoría de los sistemas de identificación.


El pasado mes de enero, estaba de compras de segunda mano con mi amiga Imani cuando mi teléfono dejó de funcionar, de repente. Habíamos llegado a la mitad de una larga fila de abrigos de lana cuando fui a comprobar mi correo electrónico y me di cuenta de que no tenía señal.


"Es muy raro", le dije a Imani. "Mi teléfono no se conecta a ninguna torre".


"Tal vez la tienda tiene una mala señal".


"No, no es eso", dije. "No hay barras, ni siquiera vacías. Y ningún pequeño símbolo de LTE o 4G".


"¿Prueba a reiniciarlo?"


Apagué el teléfono y lo volví a encender y seguía sin haber nada. Estaba acostumbrado a recibir una señal de mierda dentro de los edificios, pero la ausencia de cualquier conexión era nueva. Tengo que admitir que sentí un poco de pánico en el estómago: me preocupaba que Trump se hubiera metido finalmente en un conflicto nuclear que hubiera destruido nuestros satélites o torres de telefonía móvil, o algo así. Pero cuando salimos a fumar, el teléfono de Imani funcionaba bien. Tenía un proveedor diferente al mío.


Nos dirigimos a una cafetería a la vuelta de la esquina y me conecté a su wifi. Comprobé el detector de desconexión y descubrí que sí, que el servicio de AT&T estaba totalmente estropeado en todo Chicago. Llevaba más de una hora así.


"Bueno, joder", dije. "Mis alumnos tienen un examen próximamente y necesitan poder comunicarse conmigo. Supongo que tengo que ir a casa".


Cuando llegué a casa, intenté conectarme a mi correo electrónico de la universidad y descubrí que debía identificarme con un password. Hace poco, la universidad había hecho obligatoria la identificación de dos factores cada dos semanas (o cuando se utiliza un nuevo dispositivo) para acceder al correo electrónico, a los documentos de recursos humanos y a la información de inscripción en las clases. Yo me había inscrito para identificarme mediante una llamada telefónica. Pero ahora no podía atender una llamada telefónica: no tenía servicio de telefonía móvil. Así que no podía hacer ningún trabajo.


Intenté acceder a mi cuenta de AT&T para comprobar la interrupción del servicio, pero su sitio requería (lo habéis adivinado) una identificación de dos factores a través de una llamada a mi teléfono. Así que desistí. El servicio siguió sin funcionar durante todo el resto del día.


En algún momento de ese día sin correo electrónico y sin teléfono, se me ocurrió un pensamiento preocupante. ¿Qué pasa si un estudiante de Loyola no puede permitirse un teléfono? ¿Cómo se supone que van a entrar en su correo electrónico? ¿Qué pasa con las personas que no pueden permitirse un teléfono, pero necesitan el AMF para acceder a su información bancaria o a la factura de los servicios públicos? ¿Hay toda una clase de personas que están totalmente excluidas y excluidas por nuestro enfoque actual de la seguridad?


Resulta que sí, lo hay. Me puse en contacto con algunos amigos que han sido o son actualmente personas sin hogar y me confirmaron que la identificación multifactor ha demostrado ser, con frecuencia, la perdición de su existencia. Uno de ellos era Maeve, una mujer de veintitantos años que se quedó completamente bloqueada en su banco después de huir de una pareja que la maltrataba, y perdió su teléfono en el proceso. Otro hombre con el que hablé, Steve, me dijo que, aunque intenta llevar siempre encima dispositivos que funcionen, es mucho más fácil conseguir acceso a wi-fi como persona sin vivienda que pagar constantemente el servicio de telefonía móvil. No pudo cancelar la factura de los servicios públicos de un apartamento en el que ya no vivía durante meses porque no podía verificar su acceso por teléfono o por mensaje de texto.


Las personas que no tienen acceso constante al teléfono móvil o a Internet no son las únicas que se ven perjudicadas por estos sistemas. Muchas personas autistas y con TDAH también encuentran la verificación de dos y múltiples factores increíblemente difícil de navegar. Yo mismo soy autista, pero sólo después de mi frustrante día sin servicio de telefonía móvil empecé a reflexionar sobre lo engorrosos que me parecen los sistemas de identificación. Hace poco escribí un tuit al respecto y no me sorprendió saber que muchas personas neurodiversas se sienten igual.


Por lo general, he evitado encender el TFA o el MFA hasta que se me ha requerido absolutamente.


Siempre me ha parecido una pérdida de tiempo exasperante. Pensaba que era sólo yo porque soy impaciente y tolerante al riesgo. Pero una vez que me puse a reflexionar sobre ello, me di cuenta de que estaba relacionado con mi autismo.





https://devonprice.medium.com/multi-factor-authentication-is-inaccessible-7fdcf9c30e7e


Entradas Recientes

Ver todo