La lógica del depredador emocional




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo | 13/05/2021, Madrid, España

Fotografía: Pixabay



Saber que, no todas las personas tienen buenas intenciones en sus vidas y que, han existido de personas que nunca han tenido buenas intenciones, es clave para poder evitar estar afectados eternamente por el gran daño que estos seres producen…


Introducción

Probablemente, con todos estos artículos que he estado escribiendo en la web de autismovivo.org, más de uno, y… de una forma inquietante y chocante, esté pensando en respecto a cómo puede existir alguien tan maligno y perverso que disfruta con el caos y la destrucción de todo su entorno; alguien que, con el poder más grande que pueda existir en respecto a empatía y amor pueda querer seguir haciendo el mal; alguien que, aparentemente, no tiene control sobre lo que hace.


Todas estas preguntas son, evidentemente, desde la lógica que tienen todos los empáticos; pues la lógica empática no permite entender ni comprender la malignidad desatada en todo su esplendor, y menos cuando esa malignidad ha sido de forma deliberada y decidida por ellos mismos. Pues la empatía implica compartir, ayudar y avanzar por el bien de todas las personas que le rodean; también implica, si alguien lo está pasando mal, saber estar en su situación para poder compartir el dolor con el propósito de que la otra persona pueda superar ese escenario que le ha hecho pasar mal.


Pero, lamentablemente existe una mala noticia para aquellas personas que intenten buscar las respuestas adecuadas a través de esa lógica de hacer el bien y compartir… pues, además de no encontrar nada, no harán otra cosa que no sea estar sufriendo de agonía y dolor por tener la inteligencia aprovechada en base a aferrarse a la lógica empática al pensar a través de ella que las personas están hechas para el bien, que no puede existir las malas intenciones por parte de la gente y tampoco que haya de seres que gocen en la vida al destruir a los demás.


Y es ahí donde quiero enfocar el artículo para que la gente que esté leyendo este apartado se libre de esos estándares que tienen de la gente por cuestiones de la naturaleza que está en su interior…



Entrando en la lógica del depredador emocional

Esto será muy chocante para la gente normal, pero… si tuviera que definir a la lógica del narcisista perverso, el sociópata o el psicópata, básicamente ellos no diferirían de un depredador de la selva en la que su única razón de existir es estar consumiendo todo lo que se tope en su camino hasta morir.


Es tétrico y cruel, es cierto. Pero esa es la realidad de ellos.


Una realidad construida en base a su vacío emocional de carácter afectivo al tener daños cerebrales que le impiden poder amar y sentir amor, generando en ellos una gran frustración de la que viven toda la vida al sentirse completamente solos.


Eso es, efectivamente, un tormento sin fin de dolor y sufrimiento que se transforma en una gran ira de la que les impide descansar.


Como los seres que no pueden estar tranquilos debido a su incapacidad de sentir las emociones, perciben a la gente empática como amenazas a las que debe destruir sin importar el precio a pagar, llevando a cabo unas cruzadas de carácter interminable en el cual, cuando acaba con una víctima, va a por otra, y luego a por otra, y después a por otra, y así hasta que se le acabe su existencia en el mundo debido a que son seres llenos de envidia y odio en el cual, la única forma de apaciguar esa furia incandescente es trayendo caos y destrucción a su paso.


Otro elemento a considerar es que, ellos, desde lo más profundo de su ser, se creen que están con el derecho a hacer todo lo que ellos quieran en el mundo en el que están debido a que sus daños en el cerebro límbico hacen que las personas tengan el mismo valor que una silla; es decir, ambos son objetos a ojos de estos seres perversos y malignos mientras que estos se ven como dioses en la que la existencia del mundo está completamente ligada a ellos.


Así pues, ellos mismos se ven como una especie de ser omnipotente y grandioso dentro de un cuerpo mortal en el que, todos los días, sin excepción, una voz a modo de ultratumba exige la destrucción de alguien debido a su enfermizo sentido del derecho, algo de lo que, por supuesto, ese gran sentido del derecho se refleja en cómo ellos se dedican a pisotear a los demás como si se tratara de un mero deporte debido a que buscan ante todo saciar esa sed de destrucción queriendo destruir a toda la humanidad.


Y… vale que estos depredadores no lleguen a usar las armas contundentes o las armas de fuego para acabar con las vidas de sus víctimas, al menos en la gran mayoría de los casos. Eso es porqué ellos saben que, si cometen atrocidades, y… dichas atrocidades son descubiertas por terceros, van a acabar sus vidas en la cárcel, haciendo que su reinado de estar destruyendo a los demás se les acabe. Pero esto no significa que tengan que destruir a los demás mediante el contacto físico, pues…


Mediante artimañas de carácter sutil, pueden causar en sus víctimas que estas, de ser gente sin vitalidad de ningún tipo y sin gente que la apoye, a que estas se suiciden, prefiriendo en todo momento tergiversar la realidad de los demás para que estas se suiciden, y… si consiguen una de estas dos cosas, la sensación de éxtasis y placer les haría poder huir por completo de lo que realmente son, seres malignos y perversos que carecen de sustancia, y que se llenan con los sentimientos negativos de sus víctimas; es decir, se alimentan de los sentimientos de dolor, agonía, melancolía, sufrimiento y destrucción porqué así es como pueden avivar su sentido del derecho en base a confirmar a los demás lo supuestamente superiores que son, y… como es evidente, lejos de conformarse con ello, van a tergiversar a toda la sociedad para que los valores de la sociedad se adapte a lo que ellos son para así no sentirse tan patéticos e impotentes en el fondo.


Algo de lo que, por supuesto, se va reflejando cada vez con más personas que tienen unas personalidades narcisistas o psicopáticas de carácter verdaderamente preocupantes en el sentido de que los valores, el respeto y la educación van desapareciendo, en favor de tener una altanería que les permite, supuestamente, reírse de la debilidad y la vulnerabilidad de los demás, de tener un espíritu competitivo increíblemente destructivo en base a “todo lo vale” debido a que consideran el éxito de cualquier tipo como una cuestión de vida o muerte, considerando la jerarquía social como una cuestión de supervivencia en la que, no puede permitirse el lujo de que “los inferiores” lo puedan superar, estando siempre en tensión debido a que, para ellos, el estar en lo más alto les permite poder explotar el poder y los recursos del mundo en el están como les dé la gana sin que nadie les tenga que decir debido a su posición de dios en la jerarquía social.


Pero, para evitar que la gente se le ponga en su contra, no va a dudar en sembrar la duda y la discordia en los demás, generando conflictos incluso en las relaciones en las que, aparentemente son incondicionales, pero que el narcisista perverso o el psicópata integrado de turno lo aborrece, va a procurar destruirlo en base a causar peleas entre ellos porqué, el hecho de que la gente se pelee o incluso se mate entre sí es alimento para estos seres abusivos ya que son seres en los que tienen que vivir en el constante conflicto y en el constante caos y destrucción debido a que, los tiempos de paz, los hace entrar en contacto con su vacío emocional, y… todo contacto con su vacío emocional los va a implicar a huir de sí mismos ya que saben que son un fraude que les hace estar en lo más bajo, causando que los demás estén a su nivel… o incluso a uno mucho peor, para así poder reclamar su supremacía ya que la supremacía que ellos tienen en el mundo siempre será una cuestión de supervivencia, siendo otra característica de ellos es que, no viven la vida como puede vivir la gente empática.



¿Y cómo es que ellos no viven la vida?

Para estos seres abusivos, el mundo es una selva en el que cualquier ser puede destruir al otro sin previo aviso. Así pues, no pueden disfrutar de la vida porqué el hecho de que ellos no puedan hacerlo se basa en sus daños cerebrales, pese a que, sean inconscientes de ello.


Por eso, ellos no comunican, sino que estudian a su víctima, observan a su víctima, para que, cuando comprueben en él un verdadero punto débil, van a llevar a cabo toda su furia maligna.


Para sobrevivir, se ven en la necesidad (y, por supuesto, en el derecho de hacerlo) de manipular, engañar y mentir a sus competidores dado que piensan que todos son de la misma calaña, y que, cualquier situación vulnerable de la que aprovecharse por parte de los demás es válida para estar en lo más alto de la jerarquía increíblemente vertical, autoritaria y totalitaria.


Esto demuestra que ellos están más tranquilos cuando hay conflictos en los otros alrededores dado que así, con ello, lo que quieren provocar con todo eso es que ellos estén tan tensos y tan conflictivos con los demás que, eso lo consideran una cuestión de supervivencia ya que, si tiene a todo su alrededor enfrentándose entre sí de una forma que, además de ser un verdadero sin sentido para la lógica empática, con todos ellos dudándose entre sí y de los que le rodean, el narcisista perverso o el psicópata podrá subyugarlos y dominarlos a todos para así convertir a todos ellos en meros autómatas cuyo único sentido es el hecho de servir al depredador, y solo al depredador.


De hecho, ellos mismos, es decir… psicópatas integrados, sociópatas y narcisistas perversos o malignos se ven como si ellos mismos fueran una especie de voz de ultratumba en el cual, demanda consumir todo lo que tienen a su alrededor ya que están exclusivamente para poder explotar todos ellos dado que ellos se ven como dioses de todo lo que existe dado que creen que todo es perfecto porqué ellos son perfectos, lo que hace ver a los demás que ellos son gente emocionalmente vacía y que, más que las personas medianamente normales y corrientes, parecen seres carnívoros de origen reptiliano que están en la selva para consumir, incluso, si fuera el caso, hasta sus propios descendientes dado que ven que todo está hecho para poder complacerlos sin importar si todos los que le rodean quedan destruidos en su afán de hincharse de placer, poder y control.


Como es lógico, todo esto tiene que ver por la carencia de emociones y de sentimientos que tienen ellos en el fondo de su ser. Pues nadie con emociones y sentimientos estaría pensando en verse como alguien al que debe ser saciado de toda clase gozos y de delicias que la humanidad haya conocido dado que consideran que su presencia es la supremacía más absoluta y totalitaria que uno pueda haber.

Incluso, me atrevería a decir que, cuando alguien se topa con algo así, es completamente lógico que le choque bastante debido a su afán de quererlo todo bajo control porqué… seamos sinceros.



Los narcisistas consideran la responsabilidad como una humillación con el que se castiga con la muerte

Y sí, puede sonar esto muy chocante y conflictivo, pero, para los narcisistas perversos y los psicópatas integrados, la responsabilidad es considerado como sumisión e inferioridad, y, por ende, también es considerado todos esos elementos como rasgos extremos de humillación con el que el sujeto en sí se ve en su derecho de vengarse, incluso si el vampiro de turno llegara a acabar con la vida de la otra persona, porqué considera el sentido del derecho como un rasgo que ellos han heredado de nacimiento, y que solo ellos, pero nadie más que ellos, pueden permitirse el lujo de poder hacer lo que les de la gana dado que van a pensar que todo es una extensión de sus mentes debido a ese gran vacío emocional que hay.


Por ese mismo motivo, muchísimos autistas son cargados con las responsabilidades de estos seres abusivos, hasta el punto de que, si ninguna de sus responsabilidades es obedecida a rajatabla, ellos no dudarán en explotar a los autistas hasta el punto de poder arriesgarse con una frecuencia bastante mayor de lo habitual en tener otros trastornos, como lo es por ejemplo el Trastorno Obsesivo Compulsión o, en el caso de un caso que yo conozco de autista, siendo su caso mucho más grave de lo habitual, el Trastorno Límite de Personalidad.

Conclusión


Con estos seres abusivos no hay diálogo ni comunicación que valga. Lo que hay que hacer es correr, huir, y, si alguno de estos seres contamina a alguno de nuestro círculo íntimo, cerrarle todas las puertas también a ellos para que estos narcisistas perversos o psicópatas integrados no tengan puntos débiles de los que aprovecharse al máximo para así poder gozar del sufrimiento ajeno, que es para ellos una potentísima droga que es incluso más importante que el respirar; pues con ello les permite poder florecer su sentido del derecho y, por ende, también pueden lucir su ego y su arrogancia… para así poder huir del gran vacío que tienen…




En autismovivo.org apoyamos a las personas con discapacidad. La fundación Disgrup ha abierto su nuevo canal de Youtube ¿Te lo vas a perder?




Entradas Recientes

Ver todo