La teoría del desequilibrio de señales del autismo

Actualizado: 17 de sep de 2020




POR SARAH DEWEERDT / 1 DE MAYO DE 2019

Fuente: Spectrum /01/05/2019

Ilustración: Laurène Boglio

Una de las teorías más populares sobre los orígenes del autismo sugiere que la condición surge de un cerebro hiper-excitable.

El cerebro del autismo puede ser hiperactivo debido a un "desequilibrio de señales": demasiadas señales excitantes o muy poca inhibición. Esto también puede explicar por qué tantas personas autistas tienen convulsiones o epilepsia, que son el resultado de demasiada excitación.

La hipótesis ha tenido un gran número de seguidores a lo largo de los años. Aquí explicamos el porqué de su atractivo, templado por los detractores.


¿Qué es la señalización cerebral equilibrada?


Alrededor del 80 por ciento de las neuronas de la corteza cerebral, que cubre la superficie del cerebro, transmiten señales excitatorias, principalmente mediante la liberación del neurotransmisor glutamato. El 20 por ciento restante, conocido como interneuronas, son inhibidoras. Funcionan a través del ácido gamma-aminobutírico (GABA).

El equilibrio adecuado de estos dos tipos de señales permite a las células cerebrales estar activas en algunas circunstancias y silenciadas en otras. Esto subyace en la capacidad del cerebro para captar información sensorial, aprender, recordar y dirigir el comportamiento.


¿Por qué los científicos sospechan que existe un desequilibrio de señales en el autismo?


Muchos autistas tienen epilepsia, que resulta de demasiada excitación en el cerebro. Los registros de la actividad cerebral durante el sueño, muestran que muchas personas con autismo tienen picos de actividad inusualmente frecuentes.

Varios modelos de ratón de autismo o condiciones relacionadas, también muestran desequilibrios de señalización. Algunos tienen muy pocas neuronas inhibidoras. Algunos niños con autismo parecen tener bajos niveles de GABA; los estudios del cerebro postmortem también apuntan a una escasez de moléculas relacionadas con el GABA en los cerebros de las personas autistas, lo que sugiere una reducción en la señalización del GABA.

También hay cierto apoyo genético para la teoría. Muchos genes del autismo como el SHANK3 y el NLGN1 están involucrados en la señalización excitadora, y algunos en la señalización inhibidora.


¿Cómo podría un desequilibrio en las señales llevar a los rasgos del autismo?


Demasiada actividad en los circuitos cerebrales motores podría contribuir a los comportamientos repetitivos y a los problemas motores en las personas autistas; en los circuitos que procesan la información sensorial, podría causar hipersensibilidad al sonido, al tacto y a otros estímulos.

Un desequilibrio en las señales también podría ser la base de los problemas sociales, pero el vínculo es menos directo. Se cree que las señales inhibitorias afinan las neuronas para que respondan sólo a ciertas señales; la falta de inhibición podría dificultar que los niños aprendan a interpretar las señales sociales.


¿Todos los expertos suscriben esta teoría?


No, algunos son claramente escépticos, diciendo que la evidencia que la respalda es dispersa y es difícil de comparar entre los estudios. Otros señalan que no hay consenso sobre cuál es el equilibrio de señalización correcto, y mucho menos sobre cómo se ve cuando está fuera de foco. El equilibrio correcto de señales puede variar de una persona a otra y puede depender de la edad y de la parte del cerebro.

Hay algunas pruebas que van en contra de la teoría. Por ejemplo, algunos estudios insinúan que hay demasiada inhibición en el autismo: un estudio encontró un número inusualmente alto de neuronas inhibidoras en cerebros de autismo postmortem, y otro reportó una proporción inusualmente grande de neuronas GABA entre las células cultivadas de niños autistas.

Sin embargo, algunos expertos sostienen que el exceso de inhibición también puede ser un problema, o que esta inhibición puede reflejar una compensación por el exceso de excitación.

En enero, los investigadores informaron de un desequilibrio en las señales de cuatro modelos de autismo en ratones, pero dijeron que el desequilibrio no conduce a neuronas o circuitos hiperactivos. O bien el cerebro compensa el desequilibrio o el desequilibrio es en sí mismo sólo una respuesta a otros problemas; de cualquier manera, no causaría autismo.


¿Cómo podría la teoría conducir a los tratamientos del autismo?


Las personas con autismo o condiciones relacionadas pueden beneficiarse de drogas que suprimen la excitación o aumentan la inhibición. Por ejemplo, una droga experimental llamada arbaclofen aumenta la inhibición y está en pruebas como tratamiento para la condición. Un estudio del año pasado demostró que una droga relacionada, el riluzol, aumenta los niveles de GABA en el cerebro en hombres adultos con autismo.

Los investigadores también están probando la teoría manipulando señales en modelos de ratones y neuronas cultivadas. Están usando la edición de genes para disminuir la expresión de ciertos genes en subconjuntos de neuronas y tratando de recapitular el equilibrio de las células del cerebro.

TAGS: autismo, señales excitatorias, GABA, glutamato, señales inhibidoras, interneuronas, modelos de ratón, circuitos neuronales, convulsiones, señales de desequilibrio

Entradas Recientes

Ver todo