Las farmacéuticas francesas ponen fin a los ensayos de bumetanida para el autismo


Beneficio limitado: Los ensayos con bumetanida no han conseguido aliviar de forma significativa los rasgos del autismo, pero algunos investigadores no están dispuestos a renunciar al fármaco. Cortesía de Sergey / Adobe Stock



POR PETER HESS

Fuente: Spectrum | 01/10/2021

Fotografía: Autism Spectrum



Se abandonan los ensayos clínicos del fármaco diurético bumetanida visto que los resultados provisionales mostraron que este fármaco no alivia los rasgos del autismo


El 7 de septiembre, los patrocinadores de dos ensayos clínicos de fase 3 sobre el fármaco diurético bumetanida pusieron fin a los mismos después de que los datos provisionales mostraran que el fármaco no funciona mejor que el placebo para aliviar los rasgos del autismo.


A pesar de los mediocres resultados, los investigadores de la bumetanida afirman que es demasiado pronto para rendirse.


"Los criterios de inclusión deberían haber sido un poco más duros", dice el co-investigador principal Yehezkel Ben-Ari, presidente y co-fundador de la empresa francesa de biotecnología Neurochlore, que tiene la patente de la bumetanida como tratamiento del autismo.


Neurochlore puso en marcha ambos ensayos en 2018 en colaboración con la farmacéutica francesa Servier Laboratories. Las dos empresas unieron sus fuerzas en 2017 después de que Neurochlore informara de los resultados preliminares de que la bumetanida aliviaba los rasgos del autismo en dos grupos diferentes de niños. Los estudios en animales sugieren que el fármaco corrige un desequilibrio de señales excitatorias e inhibitorias en el cerebro. La hipótesis es que este desequilibrio contribuye a los rasgos del autismo.


Sin embargo, tras el nuevo hallazgo negativo, Servier puso fin a la colaboración, dejando a Neurochlore sin financiación para continuar el trabajo.


En uno de los ensayos participaron 211 niños autistas de entre 2 y 6 años, y en el otro, 211 niños y adolescentes autistas de entre 7 y 17 años. Al inicio de ambos ensayos, los participantes fueron asignados aleatoriamente a tomar 0,5 miligramos de bumetanida o un placebo dos veces al día durante 6 meses; durante un estudio de extensión "abierto" de 6 meses, todos los participantes de ambos grupos debían tomar el fármaco a sabiendas.


Pero al final de la parte controlada con placebo de cada estudio, los participantes que tomaron bumetanida no obtuvieron resultados diferentes a los de los controles en un cuestionario clínico llamado Escala de Calificación del Autismo Infantil, la principal medida de resultado del estudio. Tampoco obtuvieron mejores resultados en un cuestionario para padres llamado Escala de Respuesta Social, una de las medidas de resultado secundarias del estudio.



Objetivo fallido


Existe una gran tentación de culpar a los problemas metodológicos del fracaso de un ensayo, pero la explicación más sencilla sería que la bumetanida no es útil en el autismo, dice Jeremy Veenstra-VanderWeele, profesor de psiquiatría de la Universidad de Columbia, que no participó en los ensayos.


En cualquier caso, Ben-Ari y sus colegas están volviendo a analizar sus datos para ver si algún subgrupo de participantes mostró diferencias significativas en los rasgos del autismo tras el tratamiento.


Un ensayo de 2020 sobre la bumetanida para el autismo dirigido por un equipo independiente tampoco alcanzó su criterio de valoración principal, evaluado mediante la Escala de Respuesta Social. Pero los participantes mostraron mejoras en las conductas repetitivas, el resultado secundario del estudio, y un análisis post-hoc sugirió que un subconjunto de niños y adolescentes autistas había mejorado en ambas medidas. Ensayos anteriores de Neurochlore en 2012 y 2017 mostraron que la bumetanida conduce a una reducción significativa de los rasgos de autismo, pero no necesariamente para los niños con rasgos graves.


Los comentarios anecdóticos de los padres de los participantes en los ensayos detenidos también apoyan esta idea, dice Ben-Ari.


Limitar los futuros ensayos de bumetanida a los participantes con más probabilidades de responder podría ayudar a los investigadores a detectar diferencias más significativas entre los grupos de tratamiento y los de placebo, dice Hilgo Bruining, profesor asociado de psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Ámsterdam (Países Bajos), que dirigió el estudio de 2020.


Para ello, el equipo de Bruining ha desarrollado un método que utiliza la electroencefalografía para identificar a las personas que pueden beneficiarse del fármaco, basándose en su mecanismo de acción propuesto. En un ensayo aleatorio, doble ciego y controlado con placebo que incluyó a 82 participantes con autismo, varios marcadores de ondas cerebrales -incluida la relación entre la señalización excitatoria e inhibitoria- predijeron con un 92% de precisión qué participantes mostrarían una mayor reducción de los comportamientos repetitivos en respuesta a la bumetanida. Los investigadores están llevando a cabo un estudio posterior al ensayo para perfeccionar el algoritmo de predicción en esos y otros participantes.


Ben-Ari está buscando socios de investigación en instituciones académicas y dice que Neurochlore necesita nuevas fuentes de financiación para realizar más ensayos con bumetanida. "De momento, el principal problema es la financiación".


Cite este artículo: https://doi.org/10.53053/UJIK1183


https://www.spectrumnews.org/news/french-pharma-firms-terminate-trials-of-bumetanide-for-autism/?utm_source=Spectrum+Newsletters&utm_campaign=9c795afc3e-EMAIL_CAMPAIGN_2021_09_30_07_16&utm_medium=email&utm_term=0_529db1161f-9c795afc3e-169086874


74 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo