Las "neuronas en un chip" revelan patrones en las enfermedades relacionadas con el autismo