Las variantes genéticas relacionadas con el autismo aumentan y disminuyen la inteligencia




POR LAURA DATTARO

Fuente: Spectrum | 19/10/2021

Video: Autism Spectrum



Las variantes comunes y raras en o cerca de ciertos genes asociados al autismo pueden tener efectos opuestos en la cognición.


Las variantes comunes y raras en o cerca de ciertos genes asociados al autismo pueden tener efectos opuestos en la cognición. Asimismo, algunas personas autistas son portadoras de variantes vinculadas al autismo con efectos opuestos en una medida de inteligencia.


Dos equipos independientes presentaron ayer estos resultados inéditos en el congreso 2021 de la Sociedad Americana de Genética Humana, que se celebra virtualmente por segundo año consecutivo.


Una combinación de variantes comunes y raras influye en las probabilidades de que una persona padezca autismo, según investigaciones anteriores. Las variantes comunes, que ejercen efectos sutiles sobre los rasgos de una persona, tienden a asociarse con un cociente intelectual (CI) elevado. Las variantes raras, por el contrario, tienen efectos más fuertes y suelen ir acompañadas de un coeficiente intelectual inferior a la media. Pero no está claro cómo variantes que contribuyen a la misma condición pueden tener efectos tan diferentes en la cognición.


Desentrañar este enigma podría ayudar a los investigadores a comprender mejor los fundamentos genéticos de la amplia variación de rasgos que se observa en los autistas, dice Daniel Weiner, candidato a doctor en el laboratorio de Elise Robinson en el Instituto Broad de Boston (Massachusetts), que presentó parte del trabajo.


"Este tipo de enfoque es una forma de empezar a pensar en cómo puede haber convergencia de variaciones comunes y raras en el autismo", dice Weiner.



Efectos opuestos


Weiner y sus colegas analizaron las secuencias del genoma completo de 5.048 personas con autismo y sus padres, todos ellos participantes en la Simons Simplex Collection (SSC) y en la Simons Powering Autism Research for Knowledge (SPARK). Ambos proyectos están financiados por la Fundación Simons, la organización matriz de Spectrum. Los investigadores también analizaron por separado las secuencias de 4.334 personas autistas y sus padres del Consorcio de Genómica Psiquiátrica (PGC), un estudio de 11 afecciones del neurodesarrollo y psiquiátricas, incluido el autismo, con sede en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.


Buscaron variantes comunes asociadas a un alto nivel educativo -un indicador de un alto coeficiente intelectual- en 255 genes asociados al autismo y en sus proximidades; se sabe que las mutaciones raras de pérdida de función en estos genes están asociadas a un bajo coeficiente intelectual. Utilizaron un método estadístico que crearon hace varios años, denominado prueba de desequilibrio de transmisión poligénica, para determinar hasta qué punto los niños autistas habían heredado estas variantes comunes.


Por término medio, los niños autistas heredan más variantes comunes que aumentan el coeficiente intelectual en los genes relacionados con el autismo o cerca de ellos de lo que cabría esperar por casualidad, según el análisis, y ese patrón se mantiene tanto en los conjuntos de secuencias de Simons como de PGC.


"Incluso en estos genes en los que su alteración se asocia a una disminución del CI en [el autismo], seguimos observando una sobretransmisión, en promedio, del riesgo de variantes comunes que aumentan el CI", afirma Weiner.



Vías separadas


En un análisis separado, otro equipo comparó las secuencias de 6.929 personas autistas y 32.663 personas no autistas con coeficientes intelectuales similares; los datos procedían de las cohortes SSC y SPARK, además de otras cuatro.


El equipo descubrió que los autistas eran más propensos que sus compañeros no autistas a tener mutaciones grandes y raras que disminuyen el CI. También eran más propensos a tener variantes comunes que aumentan el CI.


El estudio muestra que el ajuste de las diferencias en el número de variantes comunes asociadas a la inteligencia no modificó los efectos de las grandes mutaciones sobre las probabilidades de que un individuo tenga autismo.


"Es importante destacar que estos resultados sugieren que estos dos factores genéticos pueden conferir el riesgo de autismo de forma independiente", dijo Zoe Schmilovich, candidata al doctorado en el laboratorio de Guy Rouleau en la Universidad McGill de Montreal (Canadá), al presentar el trabajo.


Los dos análisis juntos sugieren que distintas vías biológicas que sustentan las diferencias en la cognición pueden estar contribuyendo al autismo, dice Weiner.


Lea más informes de la reunión anual de 2021 de la Sociedad Americana de Genética Humana.


Cite este artículo: https://doi.org/10.53053/WCXO7531


https://www.spectrumnews.org/news/autism-linked-genetic-variants-increase-decrease-intelligence/?utm_source=Spectrum+Newsletters&utm_campaign=e575476986-EMAIL_CAMPAIGN_2021_10_18_08_35&utm_medium=email&utm_term=0_529db1161f-e575476986-169086874


123 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo