Los modelos de ratón para el autismo se agrupan según el patrón de actividad cerebral