Más allá del banquillo: Una conversación con Konstantinos Zarbalis




POR DELIA O´HARA

Fuente: Spectrum | 10/02/2022

Fotografía: Autism Spectrum



Konstantinos Zarbalis es profesor asociado de patología y medicina de laboratorio e investiga lo que ocurre antes del nacimiento en el cerebro en desarrollo.


El neurocientífico Konstantinos Zarbalis tuvo una "educación principalmente griega" mientras crecía en Alemania, dice. Su padre, nacido en Grecia, era cantor en una iglesia ortodoxa griega de Múnich, y Kostas, como se le conoce, asistió a una escuela griega hasta la universidad, donde se doctoró en biología molecular y genética en la Universidad Técnica de Múnich.


"Mi numerosa familia y todos mis amigos del colegio eran griegos", dice. El alemán era su segunda lengua y el inglés la tercera.


En la actualidad, Zarbalis es profesor asociado de patología y medicina de laboratorio en la Universidad de California, Davis (UC Davis) e investigador asociado en el Hospital Shriners para Niños de Sacramento, funciones en las que utiliza modelos de ratón para explorar lo que ocurre antes del nacimiento en el cerebro en desarrollo.


Los fines de semana, Zarbalis viaja desde Sacramento a la zona de la bahía de San Francisco para reunirse con su familia y "hacer las típicas cosas familiares", dice. Y con más tiempo libre forzado por la pandemia en los últimos dos años, ha retomado una vieja afición: tocar la guitarra clásica, que aprendió a los 20 años. Volver a tocar la guitarra después de una década sin hacerlo no ha sido fácil, dice, pero ha sido gratificante.


Zarbalis habló con Spectrum de lo satisfactorio que puede ser también que un experimento produzca resultados inesperados y de por qué normalmente sólo come una vez al día.


Spectrum: ¿Qué gran pregunta impulsa su investigación?


Konstantinos Zarbalis: Lo que más me interesa son los procesos moleculares y celulares que, durante el desarrollo prenatal, guían la formación del cerebro y sus estructuras individuales. Y, por supuesto, también me interesa saber cómo estos procesos pueden estar desregulados en el autismo.


S: ¿El trabajo de quién admira?


KB: John Rubenstein, que está en la Universidad de California en San Francisco, ha hecho grandes contribuciones a nuestra comprensión de los procesos de desarrollo prenatal que guían la formación del cerebro, y cómo los estados de enfermedad influyen en los cambios del desarrollo prenatal. He tenido el placer de colaborar un poco con él. Y con Nenad Sestan, de la Universidad de Yale; me parece especialmente interesante su análisis transcripcional del cerebro, comparativo y longitudinal, que arroja luz sobre las particularidades de la evolución y la función del cerebro humano. También admiro mucho a algunas de las personas que trabajan en el campo de los organoides cerebrales y corticales, como Sergiu Pasca, de la Universidad de Stanford.


Una de las razones por las que quise venir a trabajar a Estados Unidos fue porque el campo de la neurociencia del desarrollo estaba muy representado aquí. Fue el trabajo de los investigadores estadounidenses que seguí desde el principio lo que me motivó a seguir mi propia carrera de investigación en este campo.


S: ¿Qué es lo más gratificante de su trabajo?


KZ: Interactuar con personas realmente inteligentes y capaces e intercambiar ideas, contemplar problemas, tratar de encontrar soluciones juntos. Incluyo a la gente de mi propio laboratorio, pero también a la comunidad de la UC Davis e incluso más allá. Una cosa que es incluso un poco más personal es la satisfacción de ver que un experimento tiene éxito, de ver que una idea, puesta a prueba, puede realmente producir el resultado que se esperaba - o tal vez, sorprendentemente, producir un resultado diferente que es igual de emocionante e interesante.




S: ¿Cómo es su día típico?


KZ: Me levanto a las 6 de la mañana, quizá haga un breve entrenamiento. Luego desayuno, y suele ser un desayuno generoso, con todos los grupos de alimentos principales, porque suele ser mi única comida del día. Luego voy al laboratorio y paso allí una media de 10 horas. Al mediodía o por la noche, voy al gimnasio. La pandemia ha perjudicado mucho mi rutina de ejercicios, pero por suerte, el gimnasio está abierto ahora. En verano, además, me doy un baño nocturno.


S: ¿Por qué sólo come una vez al día?


KZ: El ayuno intermitente me ayuda a mantener un estilo de vida saludable -que parece estar bien respaldado por la investigación- y creo que me siento mejor haciéndolo. La otra razón es que así la comida nunca está en la agenda mientras estoy en el trabajo, por lo que puedo concentrarme plenamente en las tareas que tengo entre manos. Sin embargo, soy un gran bebedor de té. Tomo té negro por la mañana y té verde a lo largo del día.


S: ¿Cuándo y dónde es usted más productivo?


KZ: En mi oficina. Es tranquilo y tiene la mejor configuración para mí para trabajar, con mi ordenador y mi red rápida y todo eso.


S: ¿Escucha música o podcasts mientras trabaja?


KZ: No cuando estoy trabajando intensamente. Me distraigo demasiado. Intento mantenerlo lo más silencioso posible cuando estoy escribiendo o leyendo. Pero cuando estoy haciendo tareas que no son tan exigentes, como juntar figuras o clasificar papeles, cosas así, entonces a veces escucho algo de música, música rock, Maserati, Majeure o Zombi, bandas sonoras, algo sin voces.


S: ¿Qué conferencias le gustan?


KZ: La conferencia de la Society for Neuroscience me da la oportunidad de ver una gran variedad de investigaciones y conocer a mucha gente, algunos de los cuales no son de mi campo, pero tal vez tengan buenas ideas que puedan ayudarme a avanzar en mi propia investigación, o algunas ideas interesantes. La otra conferencia que me gusta es la de Desarrollo Cortical que, hasta hace poco, se celebraba cada tres años en Grecia.


S: ¿Qué lee por placer?


KZ: Leo sobre todo libros de no ficción. Actualmente, es "Lifespan: Por qué envejecemos y por qué no tenemos que hacerlo", de David Sinclair, y "Loot: The Battle Over the Stolen Treasures of the Ancient World", de Sharon Waxman, que toca mi otra gran área de interés intelectual: la historia antigua y la arqueología.


S: ¿Tiene su laboratorio alguna tradición?


KZ: Esto es una violación de mi regla típica de ayuno intermitente, pero a veces salimos a cenar como laboratorio, yendo a algunos de los buenos restaurantes de Sacramento para todo tipo de ocasiones, pero particularmente cuando la gente llega o se va.


S: ¿Es usted activo en las redes sociales?


KZ: No, a menos que cuente con LinkedIn. No sabría de dónde sacar tiempo para dedicarme a las redes sociales.


S: ¿Cuántos correos electrónicos sin leer hay en su bandeja de entrada ahora mismo?


KZ: Cero. Siempre cero. Soy demasiado obsesivo-compulsivo para ver ese círculo rojo con un número parpadeando en mi pantalla.




Cite este artículo: https://doi.org/10.53053/XFCF7257


https://www.spectrumnews.org/opinion/beyond-the-bench-a-conversation-with-konstantinos-zarbalis/?utm_source=Spectrum+Newsletters&utm_campaign=a280723ada-EMAIL_CAMPAIGN_2022_02_09_07_20&utm_medium=email&utm_term=0_529db1161f-a280723ada-169086874


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo