¿Mala intención? No, mala intuición, mala interpretación! (II)

Actualizado: jun 13




POR JAIME PEREZ

Fuente: Autismo en vivo / Barcelona, 24/10/2020

Fotografía: ABC.es

Los Asperger también interpretan erróneamente a los neuro-típicos, que muchas veces utilizan un lenguaje irónico o incluso algo provocador aun sin ninguna mala intención. La tendencia de los Asperger a la interpretación literal del lenguaje, les lleva a interpretarlo negativamente.

La interpretación literal del lenguaje juega muchas malas pasadas, y teniendo en cuenta el saldo emocional negativo que acumula un Asperger por todos los temas repetidamente explicados en anteriores artículos, esto le hace mucho más susceptible a ver malas intenciones donde quizás no las haya. El Asperger, especialmente en su juventud, suele tener varias heridas emocionales que le llevan a interpretar el comportamiento dudoso, presuntamente provocador, de los demás como una posible repetición de los hechos que han causado dichas heridas emocionales.

Es frecuente, en varios círculos sociales o entornos culturales, entre los neuro-típicos de hablarse con un lenguaje que se podría calificar de poco respetuoso o cuanto menos poco considerado, más allá del estilo desenfadado, aunque es una forma de hacer broma entre ellos sobre cosas que supuestamente uno se debe tomar con sentido del humor. No hay duda que también hay muchos neuro-típicos que no actúan así, y a quienes no les hace ninguna gracia los comentarios jocosos sobre temas que para otros son poco sensibles, pero para ellos sí lo son. Muy pocas veces se puede generalizar acerca del comportamiento humano.

El Asperger puede tener dificultades en valorar donde están los límites, una vez entiende que no hay mala intención detrás de un comentario jocoso o poco amable. Y si responde con otro comentario del mismo tipo, por ejemplo, haciendo broma de un punto débil de la otra persona, puede muy bien que el otro, neuro-típico, no se lo tome con tan buen sentido del humor. A muchos sólo les hacen gracia sus bromas hacia los demás, pero llevan mal las bromas que les hacen a ellos, y en eso no hay diferencia entre neuro-típicos y Asperger. En fin, este tipo de problemas no son exclusivos de los Asperger, pero si más frecuentes en este colectivo.

Estos comportamientos vienen determinados en parte por el contexto cultural y también la confianza que hay entre las partes. En ciertos contextos se puede llegar a usar el insulto de forma amistosa, lo cual va a chocar no solo a los Asperger sino también a quienes vienen de entornos culturales muy distintos. Una vez más, el Asperger es muy asociable a comportamientos determinados por el entorno cultural.

Al igual que con el lenguaje verbal, también el lenguaje no verbal e incluso ciertos comportamientos calificables como agresivos pueden tener la doble interpretación. Especialmente en las edades pre-adolescentes y adolescentes muchos hombres se “medio-pelean” como un juego para ver quién es más fuerte y también para soltar toda la testosterona que llevan en exceso. Los Asperger no suelen entrar en este tipo de juegos y en muchos casos tampoco los entienden.


Entradas Recientes

Ver todo