Mamá azul




POR GABRIEL MARIA PÉREZ

Fuente: Univers Àgatha | 19/09/2021, Barcelona

Fotografía: Pixabay



Ya hemos vuelto de vacaciones y el día en que escribo estas letras los coles ya han reiniciado sus clases, con el aumento de movimiento por todos lados, carreteras más llenas, calles de las ciudades con más congestión y ruido, mucho ruido.


Es como un ¡YA ESTAMOS AQUÍ!


Han vuelto las prisas, el estrés, el olvidarnos de la playa, la montaña, los viajes y ahora viene el duro camino de vuelta a las rutinas diarias que tanto se nos habían olvidado.


Hasta las próximas vacaciones, que de momento se antojan muy lejanas, aunque el tiempo pasa volando.


Basándome en la experiencia de mi hija Àgatha, con autismo severo, puedo decir que cada año es una movida nueva, un nuevo periodo de adaptación al nuevo cambio de rutina, pese a que se repitan en su centro los mismos hábitos que realizaban antes de las vacaciones.


Y es que las personas con autismo se alteran, se sienten extrañas con cada cambio temporal de sus hábitos cotidianos.


Por eso podemos ver cierto nerviosismo en ellos, algunos, como Àgatha, con una cierta abulia, pocas ganas de moverse, aburrimiento y flojez.


En otros casos regresa el insomnio, las autolesiones, y situaciones mucho más complicadas para los padres.


En todos los casos siempre acude el brillante corazón azul de las madres intentando capear los malos momentos, con una paciencia increíble.


Nunca desfallecen, siempre al lado de su ser querido, sin pausa.


Siempre elogio las mamás azules, ejemplos de lucha sin cuartel, a seguir.


Y hoy quería hacer referencia especial a una de estas mamás azules.


Ella es Isabel Company, a quien debo agradecer poder escribir estos artículos míos en este espacio tan especialmente magnífico.


Isabel es tenaz, guerrera sin pausa.


Lucha por su hijo con autismo, y en base a esa lucha, lanza sus redes hacia todas las instituciones, conocidos, etc, con tal de conseguir máxima concienciación y, sobre todo, guerra sin cuartel para conseguir sus objetivos de mejorar las situaciones de tantos colectivos con autismo existentes.


Una guerra sin pausa.


A veces demasiado impulsiva, pero ella sigue lo que le marca su corazón azul y va a por ello sin prácticamente miramientos.


No olvido la vez que nos conocimos en Sant Cugat, ni los cafés que hemos tomado, las largas llamadas, los intentos de realizar eventos importantes impedidos por ciertos políticos, etc, etc.


Siempre al ataque...


Muchos se apagan, se cansan o se retiran mientras tú siempre estás con el cañón a punto.


¡Gracias Isabel, eres un gran ejemplo para muchos de nosotros!




Gabriel Maria Pérez

http://yetibarna.blogspot.com.es/

https://www.facebook.com/gabriel.perez.1257604

http://www.universagatha.org/


109 vistas1 comentario