Para muchos autistas usar mascarilla es insoportable. Dos organizaciones se han unido para cambiarlo