https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

“Pensé que no iba ni a hablar, y me equivoqué”


Nicolás Alejandro Gómez hoy tiene 32 años. Es delivery de una aplicación y vive solo en La Plata



POR HUGO MARTIN

Fuente: Infobae | 18/02/2023

Fotografía: infobae.com



Nicolás Alejandro fue diagnosticado con autismo a los 15 años, después de un largo recorrido por especialistas desde que tenía 1 año


Cuando Nicolás cumplió un año, Graciela, su mamá, lo llevó al médico. Estaba preocupada y se lo había hecho saber a Alejandro, su esposo. Las madres saben leer las entrelíneas de sus hijos. Aunque en este caso, parecía evidente: “Tenía un año y no manifestaba dolor, no lloraba, ni tampoco mostraba alegría; lo ponías en un lugar y se quedaba quietito. No hacía las cosas que hace cualquier chico a esa edad. Yo tenía una nena dos años y medio más grande y había sido la mayor de siete hermanos. Algo veía... Le dije al pediatra que Nico tenía algo. Me preguntó ‘¿algo de qué?’ Le respondí ‘de la cabeza’. Pero no le dio trascendencia. Lo único que me aconsejó fue ‘mirate en el espejo’”.


A partir de ese momento, la mujer, hoy maestra jubilada, debió cargar con un estigma hasta que su hijo cumplió 15 años, cuando finalmente lo diagnosticaron. “Desde que lo llevé por primera vez, muchos médicos me evaluaron más a mí que al chico. Decían que el problema de Nicolás era su relación conmigo. No sabés las que pasé, pero no importa: Nico terminó el secundario, estudió un año de periodismo deportivo en la universidad, vive solo y trabaja”.


Nicolás junto a Graciela, su madre, que al año detectó que su hijo tenía dificultades de desarrollo y pasó 15 años de consultorio en consultorio hasta que logró que lo diagnosticaran


Cuando fue a ver al pediatra con esa consulta era 1992, todavía no se hablaba del síndrome de Asperger y los diagnósticos sobre cualquier tipo de autismo eran difusos. Hoy, explican en la Asociación Argentina de Asperger, ya no se lo considera un trastorno sino una condición del neurodesarrollo que acompaña a algunas personas durante toda la vida. Aunque la psicología lo había quitado del espectro autista, ahora lo volvió a colocar en él. Entre los rasgos positivos de las personas con Asperger está “la memoria, el apego al detalle, la facilidad para la matemática, la tecnología, el pensamiento lógico, la estructuración, la focalización en un interés dominante, la concentración y perseverancia en ese interés”.


En la otra mano, las dificultades tienen que ver con lo social, “inconvenientes para percibir los aspectos no verbales del lenguaje, los códigos implícitos en la comunicación, la relación con el contexto, los cambios simultáneos y vertiginosos de las situaciones sociales, la tolerancia a la frustración, el aplazamiento y la espera. Suelen ser literales y presentan limitaciones para interpretar chistes y metáforas. Esta dificultad viene acompañada de ansiedad y a veces también de depresión”.


“Lo que yo tengo es como un autismo. Pero con la gente que hablo me dice que no se nota. Es que mi mamá y mi papá me ayudaron mucho desde chiquito. Me mandaban a muchos médicos cuando se dieron cuenta que tenía algo”, cuenta Nicolás Alejandro Gómez. Hoy tiene 32 años, vive en un departamento en la localidad de Olmos (“a 15 cuadras del Estadio Único de La Plata”, precisa) y es monotributista: con su bicicleta y su mochila roja trabaja como delivery de una aplicación. “Ahora decidí no hacerlo más de noche por el tema seguridad. Tengo amigos repartidores que sufrieron robos.


En el 2021, yo venía de entregar un pedido de noche en el barrio Hipódromo y me agarraron seis pibes en moto, todos menores. Me rompieron la cabeza y me robaron la bicicleta y el celular. La mochila y la billetera no, porque las tenía en la espalda y el bolsillo. Después de eso no me arriesgo más en algunas zonas. Hay pedidos que rechazo”, explica hasta el mínimo detalle, uno de los rasgo distintivos de su personalidad, así como la ausencia del doble sentido, como cuenta su madre: “A Nico lo quiere todo el mundo. Es súper noble, no tiene maldad. Si miente lo hace como un niño, sin picardía”.


Pueden leer el artículo completo en el siguiente enlace: “Pensé que no iba ni a hablar, y me equivoqué”: el chico del delivery que diagnosticaron con Asperger a los 15 años - Infobae

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page