https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
 

¡Prefiero un quirófano!




POR PEPE GUTIERREZ

Fuente: Autismo en Vivo | 09/05/2022

Fotografía: Pixabay.com



En mis peores momentos, cuando tenia que ir a bodas, comuniones, funerales y demás llegué a pensar que prefería que me metieran en un quirófano…


La fobia social en los eventos sociales en los que tienes que saludar a todo el mundo es bastante común entre los Asperger. Tanto como que se da el caso de científicos que han estado galardonados con un premio de prestigio y no acuden a recogerlo, o personas que se retiran a su habitación a la hora de los eventos familiares en casa.


En mi caso, llegué a pensar que hasta preferiría que me metieran en un quirófano antes que asistir a uno de estos eventos. Por suerte nunca he tenido que ser intervenido más allá de una operación de cirugía ambulatoria, lo cual resulta bastante llevadero, si bien en su momento tenía pánico a las agujas y demás, por lo que no resulta precisamente una experiencia nada agradable. Simplemente es menos desagradable que tener que saludar a un montón de personas que te importan un comino y actuar como si te alegraras de verlas, cuando en realidad quizás ni los saludarías por la calle. Es un teatro de hipocresía, o al menos así lo vivo yo. En cualquier caso, la hay, sin duda alguna.


La clave de todo ello es encontrar alguien con quien estés realmente a gusto y con quien puedas tener una conversación interesante y agradable, que te sirva para desconectar de todo lo demás, y que se te haga más liviano. Si vas con un grupito de confianza ya es otra cosa. Después de saludar a todos aquellos que “ni te van ni te vienen”, puedes “volver a casa” y estar a gustito con los tuyos. Cuando te sientas en la mesa también es otra cosa, ya que sólo puedes hablar con quienes están a tu lado, y por educación ellos suelen corresponder amablemente.


La solución pasa por hacer meditación antes del evento para auyentar las visualizaciones y pensamientos negativos acerca de lo que se te viene, y pensar estrategias para empezar de buen humor y facilitar que las cosas fluyan más positivamente. Tener planes de contingencia para escaparse de la reunión es también muy aconsejable, por no decir del todo necesario.

En cualquier caso, durante muchos años me ha aterrorizado la posibilidad de mi propia boda, aunque no he tenido nunca pareja, sí me gustaría encontrar el amor.


Y, obviamente, aunque no es realmente necesario celebrar una boda, sí es algo que gusta muchísimo a muchas chicas y en este sentido he tendido a pensar que puede ser necesario según la mujer de la que me enamore. En fin, pajas mentales, pero con un punto de realismo. Hay que tomárselo como una debilidad a superar, que además puede tener muchas ventajas, más allá de reducir o eliminar el sufrimiento que supone.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo