Preparando a las niñas con autismo para la pubertad y las relaciones




POR KENDRA PITMAN SMITH

Fuente: Autism Parenting Magazine | 23/03/2021

Fotografía: Pixabay



Como padres, somos naturalmente protectores de nuestros hijos en cada etapa de su vida, pero algunos de los años más difíciles son cuando un niño llega a la adolescencia, y en mi opinión, esto es particularmente desafiante para los padres de las niñas.


Es probable que una preadolescente/adolescente con espectro autista tenga una experiencia más difícil y única que la típica adolescente. Para que la pubertad sea una experiencia satisfactoria en lugar de aterradora, los elementos clave que hay que recordar son la preparación, la confianza y el conocimiento.


Según mi experiencia, el mayor temor de la mayoría de las personas es lo desconocido. Por ésta y otras razones, es crucial proporcionar instrucciones paso a paso durante esta etapa de la vida del niño, de modo que cuando comience la pubertad, esté preparado.


He aquí algunos consejos adicionales extraídos de mi experiencia como madre de dos niñas con espectro:



Ofrezca seguridad a su hija


Las adolescentes suelen sentirse inseguras y pueden avergonzarse de su cuerpo. Pueden sentirse incómodas por el tamaño de sus pechos, nerviosas por sus ciclos menstruales y molestas por su acné.


Ayudar a las chicas a entender que la pubertad es un proceso natural de la vida que es incómodo, pero que cambiará pronto, puede hacer que la perspectiva general sea más positiva.


Las afirmaciones diarias y las garantías de que todas las niñas experimentarán dolores de crecimiento similares son de gran ayuda. Un recurso que nos ayudó a mis hijas y a mí es el libro The American Girl.


Me proporcionó las herramientas para preparar a mis hijas para las etapas de la pubertad y su desarrollo. El libro mostraba ilustraciones y explicaciones que facilitaban la comprensión de mis hijas, creando un diálogo abierto para que expresaran sus sentimientos.



Conozca los círculos sociales de su hija


Durante la adolescencia, algunas chicas con autismo pueden encapricharse con los chicos. El desarrollo de la atracción es natural a esta edad, pero para los niños del espectro, los intereses pueden convertirse a veces en obsesiones. Si se produce un encaprichamiento con los chicos (o, de hecho, una atracción por personas de cualquier género), debe gestionarse en el mismo momento en que se reconoce; ¡puede irse de las manos antes de que te des cuenta! Es importante que vigiles con quién está tu hija y que te sientas cómodo con quién habla. Los padres pueden sentirse agobiados e incómodos, pero los niños con autismo pueden ser más crédulos que la típica adolescente y podrían ponerse involuntariamente en situaciones vulnerables.



Garantizar un uso seguro de las redes sociales


También es importante recordar que esta generación de adolescentes está expuesta a las redes sociales y a la tecnología, lo que facilita que se relacionen con el grupo de personas equivocado. Por desgracia, los depredadores se aprovechan de los más vulnerables, como las chicas del espectro, porque creen que es más fácil controlarlas. Asegúrese de que su hija es consciente de ciertos peligros cuando se acerca a la edad adulta y empieza a explorar las relaciones.


Muchos niños autistas son "complacientes con la gente", por lo que pueden hacer cosas que les incomoden sólo para complacer a alguien, aunque sepan que está mal. Complacer a alguien del sexo opuesto (o incluso del mismo) sin entender realmente su decisión, puede tener un efecto de por vida en una niña, especialmente en una del espectro. A nuestros hijos se les enseña el "peligro de los extraños" durante sus primeros años de vida, pero una adolescente con autismo puede ver a un extraño sólo como alguien que necesita ayuda.


Como padres de niños con autismo, debemos estar más atentos y hacer un mayor esfuerzo para entender la tecnología y saber con quién están hablando. Los años de la adolescencia pueden ser sus mejores o peores años de la vida en función de las experiencias que tengan y de los conocimientos que se les proporcionen.


Este artículo apareció en el número 116 - Mejorar las habilidades de comunicación




Kendra Pittman Smith


Kendra Pittman Smith es nativa de Atlanta, Georgia, que siempre ha tenido la pasión de ayudar a los demás. Se graduó en la Universidad Estatal de Georgia con una licenciatura en Psicología y una especialización en Sociología. Kendra desarrolló su propia organización sin ánimo de lucro, Heartfelt Connections Inc., que atiende las necesidades de personas con niños que han sido diagnosticados con autismo, TDAH, TOC y otras excepcionalidades. Lanzó Heartfelt Conversations para crear una plataforma para que los padres sean transparentes sobre su viaje con niños que tienen necesidades especiales. Como defensora de las personas, Kendra se ha comprometido a servir a las personas mayores en el campo de la salud en el hogar durante más de 20 años. Miembro de Alpha Kappa Alpha Sorority Inc, Kendra se centra en iniciativas clave para apoyar a otros en su comunidad. También es la asesora de salud de Empowered by Pink, una organización sin ánimo de lucro que apoya y capacita a las mujeres con cáncer de mama. Comparte su viaje con empatía y transparencia a partir de sus propias experiencias con sus hijas, que tienen excepcionalidades. Kendra es una entrenadora de vida certificada y una agente de seguros con licencia para el estado de Georgia. También es la Directora de Desarrollo de Negocios de Canopy Lifestyles.


https://www.autismparentingmagazine.com/autism-girls-puberty-relationships/


Entradas Recientes

Ver todo