¿Qué es el "burnout autista"?




POR SOPHIE LONGLEY

Fuente: Medium / 16/11/2020

Fotografía: Clint McKoy y Aziz Acharki / Unsplash



Esta semana he sentido todo el peso de un "agotamiento autista". Sabía que iba a llegar. Los dolores de cabeza, los dolores corporales aleatorios, el llanto, la falta de paciencia, la necesidad de control, y la lista continúa. Por desgracia, esto forma parte del "paquete autista". Por suerte, estoy bastante en sintonía con mi cuerpo y puedo saber cuándo estoy a punto de estallar, pero eso no siempre significa que pueda evitarlo.

La cuestión es que nuestros agotamientos no son los mismos que los de los neurotípicos. No estoy devaluando el estrés que experimentan los que no están en el espectro. De hecho, ambos podemos llorar si algo no sale como esperábamos, o podemos sentirnos extremadamente cansados después de un largo día de trabajo; pero para los autistas, nuestros agotamientos pueden durar días... incluso meses. También pueden desencadenar depresión, ansiedad o pensamientos suicidas.


Así es como yo describiría un burnout autista. Hay que tener en cuenta que las personas autistas son todas diferentes a pesar de compartir el mismo "trastorno". Esto es un reflejo personal de lo que ocurre en mi cuerpo y mi mente cuando me siento quemado, aunque compartimos algunas experiencias.


Comienza con el agotamiento físico. Mientras mi mente está preparada para enfrentarse al mundo, mis ojos se sienten pesados como si no hubiera dormido durante tres días. Mentalmente, me siento motivada para ir a mi clase de gimnasia, o para ir al trabajo, pero mi cuerpo no quiere moverse.


También puedo sentirme deshidratada y tener calambres en el estómago y náuseas.


Si consigo suprimir todos estos "síntomas" durante unos días (algo que estoy aprendiendo a no hacer, ya que es extremadamente perjudicial), mi mente se pone en marcha. Me siento frustrada y enfadada con el mundo que me rodea. Las luces brillantes de un centro comercial, las multitudes, el cambio repentino del tiempo, la gente que habla por encima de los demás son suficientes para que me ponga al límite.

Pero eso no es todo. A veces, puede hacer que se me olviden las cosas. Una vez estaba tan agotada que olvidé la contraseña de la puerta de mi casa. No pude recordarla durante un tiempo, así que me senté fuera durante una hora hasta que la recordé. También puede desencadenar un "mutismo selectivo", que es una frase científica elegante para no poder hablar. Es decir, tengo la capacidad, y no es que no quiera hacerlo, pero a veces me encuentro con que no tengo ni siquiera la energía para hablar. Si a esto le unimos el aumento de nuestros rasgos autistas (como los comportamientos repetitivos, la estimulación, la sobrecarga sensorial), al final acabamos por explotar: ...



¿Qué es lo que nos lleva a quemarnos?


Bueno, ¿has probado a vivir en un mundo que no está diseñado para ti? Ésta es nuestra realidad cotidiana. El enmascaramiento, la sobrecarga sensorial y algo que interrumpe mi rutina habitual pueden provocar un burn out. Suele ser una mezcla de estas cosas durante una semana, además de ignorar mis señales corporales.




Foto de Aziz Acharki / Unsplash



Hay días en los que necesitamos una cantidad inmensa de energía para funcionar. Nuestra batería interna es tan débil como la de un iPhone, si no estamos "cargados" adecuadamente. Para recuperarnos de un agotamiento necesitamos recargar nuestras reservas de energía y recuperar algo de control.


Tengo una lista de cosas que me encanta hacer (yoga, escuchar jazz, leer, beber té, sostener mis cristales) que me ayudan a recuperarme, pero la mayoría de las veces es estar en una habitación oscura sola en silencio. Otras personas autistas con las que he hablado necesitan más estímulos para recuperarse. Sea lo que sea que nos funcione, es importante que estemos en sintonía con nuestro cuerpo y entendamos sus señales. Es difícil no compararnos con la forma en que otros manejan los factores de estrés diarios aparentemente "normales", pero practicar la autoconciencia y comunicar nuestras necesidades puede ayudarnos cuando la vida es demasiado.




Sophie Longley

Educadora. Aspirante a psicóloga clínica. Autista. Abogando por la aceptación de la neurodiversidad.



TAGS: autismo, psicología, trastorno del espectro autista, neurodiversidad, autismo femenino



https://sophielongley.medium.com/what-is-autistic-burnout-3b56e57ebb9b


Entradas Recientes

Ver todo