Reprogramar la mente para ser nuestra mejor versión (II)

Actualizado: hace 4 días




POR ALEX GARCIA

Fuente: Autismo en vivo / 15/11/2020, Barcelona

Fotografía: Pixabay


Siguiendo con el artículo anterior del mismo título, este artículo profundiza acerca de las claves para superar varias de nuestras limitaciones, sobre todo aquéllas que están más condicionadas por nuestras creencias limitantes.

Una vez hechos los ejercicios de introspección basados en explicar tus historias y las razones subyacentes por las que tomaste todas tus decisiones y adoptaste las actitudes y reacciones clave de la historia, a partir de lo cual puedes extraer tus creencias limitantes y tu auto-concepto, es momento de pensar en quien quieres ser, en cómo quieres ser.

Ello empieza por listar todas las creencias limitantes (en todos los ámbitos) que has identificado y cambiarlas en positivo, dentro del realismo, claro está. Puede ser útil hablar con las personas que más te conocen y más te quieren para que te hagan ver todas tus virtudes, que quizás no has aprovechado o valorado suficientemente.

Sin duda habrás estado acompañado en algún momento de personas que te han valorado negativamente y que pueden haber condicionado tus creencias, pero debes recordar tus mejores momentos, en los que diste lo mejor de ti mismo y en los que fuiste bien valorado. A partir de ahí puedes visualizar tu potencial, pensando también en las condiciones a partir de las cuales pudiste dar lo mejor de ti mismo, que es otro factor muy a tener en cuenta, de cara a buscar el entorno adecuado para ti.

Una vez has listado las creencias positivas, optimísticamente realistas, en relación a las creencias limitantes identificadas en todos los ámbitos, hay que formular afirmaciones (frases simples, positivas, precisas, en tiempo presente y en primera persona) que sinteticen las nuevas creencias positivas, que te hagan creer en tu potencial verdadero. Tú creas tus creencias y ellas te crean a ti. Es cuestión de convencerte de ello y también generar un diálogo positivo contigo mismo, lleno de pensamientos optimistas y empoderadores. Es vital que todos los pensamientos vayan en la misma dirección y no haya dudas o contradicciones en ellos; de lo contrario no va a funcionar y te quedarás bloqueado como estás.

Ello debe ir acompañado de visualizaciones claras y precisas, para lo que es conveniente rodearse de fotos relacionadas con lo que quieres conseguir, construyéndose un mapa de los sueños (ver video en Youtube de Pablo Gómez psiquiatra) e incluso editando videos con dichas imágenes para ayudar en la visualización. Más allá de la pura visualización, es esencial generar el sentimiento que te produce pensar que lo vas a conseguir, como si ya lo tuvieras, y dar las gracias por ello. La mente subconsciente aprende, adopta las nuevas creencias, por repetición y por emoción, con lo que debe haber sintonía entre mente y corazón, y se deben generar las emociones relativas a lo que deseamos, aunque sin ningún sentimiento de apego o ansiedad.

Es posible que te salgan muchas afirmaciones, pero a la práctica hay que trabajar con no más de 10 a la vez, que se pueden ir cambiando alternativamente con el tiempo para dar juego a todas ellas. Es conveniente llevarlas a mano escritas en algún papel tipo tarjeta plastificada, para recordarlas a lo largo del día, invirtiendo al menos 10 minutos en recitarlas todas. También es aconsejable grabarlas en el móvil (formuladas en segunda persona) y escucharlas antes de ir a acostarse y justo al levantarse. Incluso se sugiere escucharlas a lo largo de la noche con el auricular debajo de la almohada para que vayan penetrando en nuestro subconsciente.

Si bien sé que puede parecer algo difícil de creer, lo digo por experiencia propia. En uno de los momentos más difíciles de mi vida, estas afirmaciones me hicieron cambiar y descubrir parte de mi potencial que desconocía por completo. Lo hice a raíz de leer el libro “El Monje que vendió su Ferrari”, en el que se explican las claves para activar el poder de nuestra mente a través de las afirmaciones. Logré resultados a muy corto plazo, en cuestión de pocas semanas, especialmente en lo que refiere a ganar en asertividad, mi principal reto en aquel momento. Más adelante me di cuenta que había practicado las visualizaciones con éxito en otros aspectos.

Para profundizar en el tema, recomiendo ver los canales de Youtube de Borja Vilaseca y de Pablo Gómez psiquiatra, que explican en distintos vídeos cómo llevar todo esto a la práctica.


Algunos de estos vídeos se llaman precisamente “Reprogramar la mente”.