Reprogramar la mente para ser nuestra mejor versión (III)

Actualizado: jun 13




POR ALEX GARCIA

Fuente: Autismo en vivo / 16/11/2020, Barcelona

Fotografía: Pixabay


Siguiendo con los artículos anteriores del mismo título, este artículo muestra varios ejemplos de afirmaciones para poner en práctica la reprogramación mental según los retos más habituales de las personas con Síndrome de Asperger.

Como se ha explicado, las afirmaciones deben ser frases relativamente cortas, simples, positivas, precisas, en primera persona y tiempo presente, que sinteticen las nuevas creencias que quieres integrar en tu mente y las nuevas realidades que quieres vivir. A continuación, pondremos una serie de ejemplos según varios de los problemas típicos de los Asperger.

Autoestima y asertividad. Aunque no siempre relacionados entre sí, son problemas frecuentes que requieren un cambio de chip y de carácter para sobrevivir a entornos hostiles.

· Tengo siempre la respuesta adecuada para cada situación

· Me siento perfecto tal como soy

· Mis fortalezas superan mis debilidades

· Cada día que pasa soy una mejor versión de mí mismo

Depresión. Una enfermedad para la que los fármacos no siempre sirven, o que se deben complementar con varias terapias y actividades (deporte, vida social, voluntariado, meditación)

· Encuentro la felicidad dentro de mi pase lo que pase

· Encuentro el sentido de mi vida

· Veo el lado positivo en todo lo que me sucede

· Tengo un mundo de oportunidades por delante

Adquisición de nuevos hábitos. Para cualquier persona que quiera mejorar su calidad de vida y sus resultados en cualquier ámbito, la adquisición de mejores hábitos es clave del éxito.

· Me gusta hacer meditación cada mañana

· Me encanta hacer deporte cada día

· Me gusta levantarme pronto y comer sano

· Empiezo siempre con lo más difícil o menos apetecible

Rencor y heridas emocionales. La sobrecarga de negatividad es frecuente entre los Asperger, por el cúmulo de conflictos y malos entendidos generados a raíz de su condición.

· Visualizo la relación positiva que deseo tener con cada persona

· Mi paz y serenidad son imperturbables

· Asumo mi responsabilidad en todo lo que sucede y comprendo a quienes me ofenden

· Observo mis pensamientos y los dejo pasar

Hay que recordar que dichas afirmaciones hay que repetirlas al menos durante unos 10 minutos al día, y más especialmente en los momentos clave en que tenemos más acceso al subconsciente, como son a la hora de acostarnos, al despertarnos por la mañana, o después de meditar. Hay que trabajar con un máximo de 10 afirmaciones simultáneamente. De hecho es preferible trabajar con pocas y a más intensidad, priorizándolas bien y creando distintos grupos de afirmaciones que se usen alternativamente.

Es importante acompañar la repetición de dichas afirmaciones con la visualización de que se hacen realidad. Obviamente, no todo es posible y unas cosas son más factibles a corto plazo, mientras que otras lo son más a largo plazo. Como ya explique en un artículo anterior, esta técnica de las afirmaciones a mí me funciono en el caso específico de la asertividad en cuestión de semanas, estando en una situación un poco limite. Es en este tipo de situaciones que ponemos todo el foco y energía posibles en encontrar la solución, y precisamente por esta razón, por no poner todo el foco y energía posible, muchas veces no se obtienen los resultados.

Entradas Recientes

Ver todo