Romper el estigma del autismo: ¿qué podemos hacer?