Sensibilidades incompatibles




POR ALEX GOMEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 08/02/2022

Fotografía: Pixabay.com



Una comorbilidad típica de las personas con autismo es la alta sensibilidad, que según se mire consiste en tener sensibilidades muy distintas a las de los neuro-típicos corrientes.


Las personas altamente sensibles sufren especialmente en los entornos sociales o culturales en los que la sensibilidad más brilla por su ausencia. Sufren la mala educación, la mala organización, el exceso de improvisación, la suciedad, el desorden, el exceso de ruido, la arbitrariedad, y todo tipo de actitudes primarias, llevadas por el instinto y los impulsos. La alta sensibilidad puede ser distinta en cada cual, pero estos son los aspectos más corrientes.


Los Asperger suelen ser más sensibles que los neuro-típicos en general, pero también carecen de sensibilidad en algunos aspectos que muchos neuro-típicos dan importancia, sobretodo en lo que refiere a algunos modales y la forma de comunicar, a veces demasiado directa y sincera. También podríamos añadir la rigidez en algunos casos en que seria razonable ser más flexible precisamente por sensibilidad hacia terceras personas.


Sensibilidades propias del Asperger son las relativas a la integridad, su necesidad de soledad, el trabajo bien hecho, el ruido excesivo, su necesidad de estructura y detalle en la información, etc. Por lógica de la mayoría, el Asperger es quien tiene que mirar de adaptarse al resto y dicha adaptación requiere un esfuerzo mental y psicológico muy importante. Este desajuste genera también estrés, que puede llegar a ser crónico y desarrollar enfermedades mentales como la depresión o autoinmunes como la fatiga crónica o la fibromialgia.


Como se ha comentado en artículos anteriores, estas sensibilidades dependen mucho del entorno cultural. Las sociedades más normativas, como las de influencia protestante, son más parecidas a la forma de funcionar de los Asperger y por lo tanto tienen sensibilidades similares. Se respeta más el orden, el silencio, el espacio de privacidad, el cumplimiento de las normas y en general todo está más limpio y bien organizado.


Es muy conveniente que las personas del entorno de una persona Asperger entiendan sus sensibilidades para que hagan un cierto esfuerzo y las tengan en cuenta en su forma de comportarse, pero sin duda son los propios Asperger que deben hacer un esfuerzo de adaptación, sobre todo en lo que refiere a gestionar las emociones cuando su sensibilidad se ve afectada y comprender la no intencionalidad de los demás cuando le molestan.

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo