¿Son realmente los neurotípicos psicópatas?




POR JUAN FRANCISCO RODRÍGUEZ PÉREZ

Fuente: Autismo en vivo | 09/07/2021, Madrid, España

Fotografía: Pixabay



Pensar realmente que los neurotípicos son psicópatas integrados, sociópatas o narcisistas perversos o malignos puede tratarse de un ideal verdaderamente desgastante, desesperante, inquietante y hasta traumático para un TEA…


Introducción


Uno de los temas que yo veo en los autistas, pese a que pueda comprenderlo desde el punto de vista de tener una fobia social hacia la gente por cuestiones de los abusos sufridos en el pasado, es el hecho de considerar a los neurotípicos como gente abusiva, intolerante y destructiva en el cual, están al nivel de los psicópatas integrados, sociópatas o narcisistas perversos o malignos y que, por lo tanto, hay que causar en ellos la culpa para que empaticen con los propios autistas… siempre con la esperanza de que los acepten, aun guardando toda clase de sentimientos negativos hacia ellos.


Sin embargo, aquí voy a llevar a cabo una explicación de lo que es realmente un neurotípico y de lo que es realmente un psicópata integrado o un narcisista perverso para que los autistas que lo vean sepan la diferencia entre una cosa y la otra…



¿Qué es realmente un neurotípico y qué significa ser un neurotípico?

Un neurotípico, aunque se de sobra que esta palabra es muy conocida en el colectivo autista como algo que… no está muy bien visto por la de rechazos que muchos autistas sintieron por parte de ellos es, por ende, una persona que, en su neurodesarrollo, no sufre alteraciones de ningún tipo. Es decir, no tiene trastornos, no tiene síndromes, no tiene desórdenes… nada, nada de nada. Y hablo de que no tienen nada de nada porqué ellos se han desarrollado al estándar de la especie humana. Lo esperado más bien.



Ahora, ¿Qué se considera que un ser humano que se ha desarrollado de manera normal?

Bueno pues, alguien que, sin haber contado traumas en la infancia y/o adolescencia o incluso a inicios de la edad adulta, sin contar lo que le puede pasar más adelante en su vida adulta, tiene empatía por los demás, sabe comunicarse sin dificultades de ningún tipo con las otras personas, pueden adaptarse a la situación según el caso y, a la hora de aprender, pueden realizar cualquier clase de aprendizaje siempre y cuando esté a sus estándares, pero que todos esos estándares no tengan que requerir de unas ayudas especiales.


En otras palabras, se trata de alguien que, al tener empatía, va a querer establecer más y mejores relaciones con los demás para así poder enriquecer su vida, sea de la forma que sea.


Todo esto es, evidentemente, sin que influya el entorno, la clase de personas que tiene, el si este ha vivido algo traumático en su vida, etc…



¿Son los propios narcisistas perversos o psicópatas integrados considerados como neurotípicos según esos términos?

La respuesta a esto es la siguiente… NO. No lo son. Y es aquí donde voy a entrar en detalle sobre el porqué estos personajes megatóxicos no pueden ser considerados como neurotípicos, por mucho que algunos autistas insistan en comparar a los neurotípicos con los propios narcisistas perversos, una comparación verdaderamente peligrosa, hecho está.



La naturaleza de los depredadores

Psicópatas integrados, sociópatas y narcisistas perversos o malignos, no pueden ser considerado gente neurotípica porqué, ellos, tienen unas alteraciones cerebrales verdaderamente graves como para, por ejemplo, no tener empatía, no ser capaces de sentir las emociones y los sentimientos de los demás de forma emocional (Pese a que sí puedan saberlas de manera cognitiva) y, por lo tanto, como estos tienen unas necesidades verdaderamente perversas, siendo la más notoria de todas el hecho de querer subyugar y dominar a los demás para explotarlos para así poder alimentarse de las reacciones emocionales de dolor y sufrimiento de los demás, más que ser neurotípicos, a estos sujetos se les considera más bien como “personas” verdaderamente atípicas. Es decir, todos estos seres increíblemente megatóxicos no son consideradas como seres humanos normales.



¿Cuál es el problema de todo esto?

El principal problema reside en que, cuando un autista sufre abuso emocional, ya sea en la infancia, en la adolescencia e incluso en la edad adulta, como, por un lado, el autismo es considerado como una “rareza” bastante severa en la sociedad, pese a que se vuelva más común de lo habitual estos días, junto con el hecho de que tenemos una sociedad verdaderamente narcisista en el sentido de que elementos como la debilidad y la vulnerabilidad son vistas como elementos que deben ser castigados y apalizados con total brutalidad, pasa que estos autistas, al estar en contacto con la sociedad, suelen tener la conclusión de que los neurotípicos son gente abusiva y maltratadora… pero no porqué los neurotípicos se dediquen a maltratar a diestro y siniestro a los autistas. Más bien es porqué, ha habido de psicópatas y de narcisistas que, con el paso del tiempo, han hecho grandes esfuerzos en considerar el autismo como una “enfermedad” que hace a las personas más “retrasadas” o más “idiotas”, pudiendo ser más bien el hecho de que ellos sean más “asociales” y “solitarios”, como a los narcisistas perversos y a los psicópatas integrados les gusta en gran medida alardear de ser dioses de todo el plano existencial, el hecho de toparse con alguien del que precise de unas necesidades especiales, cosa de la que, este último elemento les llena de una ira verdaderamente peligrosa ya que estos seres abusivos creen que esas necesidades especiales tienen que ser solo para ellos debido a su condición de ser un “dios” de todo lo que existe, pues esto hace que estas personas planeen el expulsar a los autistas de la sociedad para así estar en poder y en control de todo lo que pasa para poder estar fantaseando con el hecho de ser dioses en el sentido de que… “si el mundo es perfecto es porqué yo soy perfecto”, alimentando en extremo un ego que, a la larga, puede ser verdadero peligroso, llegando hasta el punto de atentar a los propios neurotípicos a los que este mismo ha subyugado.


Debido a que estos seres perversos odian el hecho de que los autistas precisen de unas necesidades especiales para poder desarrollarse de manera normal en comparación con los neurotípicos, aunque sea a su manera, junto con el hecho de que ellos consideran a los autistas como los “responsables” de proyectar a modo de desafío y de insulto, sus grandes vulnerabilidades y debilidades que tienen (Pues es un vacío emocional de manera profunda, atronadora e inquietante el que tienen), no solo se demuestra que ellos son potencialmente discáfobos, algo de lo que hablaré en otro momento en esta página… también se demuestra que, estos depredadores, quieren encargarse personalmente de querer excluir a todo lo que se salga de sus esquemas personales porqué, todo lo que no esté dentro de esos esquemas que ellos tienen (Lo que sería que todas las personas les obedezcan simplemente con el hecho de pensarlo, como si ellos fueran seres omnipotentes en el que los demás responden a sus designios porqué creen que solo existen para vivir con él) es destruido.


Claro, con toda esta malicia que pueden vivir muchísimos autistas, aunque de una forma perfectamente comprensible (Es decir, aquí no se está echando la culpa a los TEAs que han sido abusados), estas personas, en lugar de tener un mundo interno saludable y estable, normalmente tienen un mundo hostil y oscuro en el que cualquier cosa es válida para sobrevivir ya que estos han visto que el abuso es lo más normal del mundo, pudiendo hasta acentuar esa forma de pensar si se topan con otros autistas que hayan vivido similitudes de ese calibre.


Adicionalmente, y… por causa de todo esto que ha pasado, algunos autistas, aunque sea ya por mecanismo de defensa, se dedican a llevar a cabo lo que han hecho las personalidades megatóxicas, simplemente porqué creen que eso es lo correcto, y que, por lo tanto, según ellos, no tiene nada de malo si ellos hacen lo que las otras personas han llegado a hacer en sus vidas, pensando que el maltrato y el abuso es común en el mundo.


Evidentemente, un autista que se dedique a llevar a cabo todas esas técnicas de abuso de una forma sistemática e intencionada hacia los demás, en especial a los neurotípicos a quienes los considera como maltratadores automáticos, aunque no necesariamente lo convierte en un narcisista perverso o incluso en un psicópata, sí que lo convierte en alguien tóxico que no lo hace mejor que todos ellos, por mucho que sea entendible que su mundo interno haya sido un verdadero caos. No obstante, hay que comprender que, así es como funciona la fobia social. Es decir, la misma persona autista de la que ha sufrido abusos, puede tener desde un miedo a la sociedad, hasta un odio que le puede incluso impedir descansar debido a que está en un estado de hipervigilancia y de estar siempre con numerosas corazas para evitar que cualquier otra persona abuse de ella.


Lógicamente, un autista así, debe estar inmediatamente en terapia con un psicólogo que sepa tratar el abuso narcisista o psicopático, por mucho que muchos psicólogos sepan de acoso escolar y similitudes, principalmente porqué estos psicólogos, pese a que, no necesariamente son malos en la materia (De hecho los hay que son bastante buenos), tienen un perfil del típico acosador que es infeliz en su vida, pero por problemas que ha tenido ese hijo (asumiendo que ha sido un neurotípico) con sus padres por dificultades que este ha tenido en su vida, pudiendo considerar a los abusadores como gente que abusa de los otros para poder sentirse bien por tormentos de su familia… pero no cuando hay detrás de ese abusador alguien verdaderamente psicopático / narcisista… y, sí, bueno, puede sonar excesivamente raro que un niño pueda tener actitudes narcisistas o psicopáticos. No obstante, la psicopatía y el narcisismo pueden heredarse, pudiendo haber hecho una cantidad de crueldades en la escuela donde esta, crueldades en el cual, ha llegado incluso a amenazar a profesores y, por muy extremo que lo parezca, hasta a directores de colegios e institutos para estar en poder y en control de todo eso… siendo esta experiencia muy distinta de cualquier abusador “neurotípico”, habiéndole generado un trastorno del estrés postraumático que, si no se detiene a tiempo, puede llegar a mutar en algo mucho más grave, como lo es por ejemplo el trastorno límite de la personalidad o el trastorno evitativo de la personalidad, cosa de la que yo en mi experiencia personal, conozco de un TEA que, realmente, y por motivos de un abuso muy prolongado, realmente ha llegado a desarrollar un verdadero trastorno de la personalidad. Y yo, por ese mismo motivo, se la diferencia de alguien que ha tenido al menos la fobia social con algunos rasgos de estrés postraumático a alguien que ha llegado a desarrollar verdaderamente un trastorno de la personalidad…


Pero bueno, sin más dilación, aquí voy a enfocarme en lo que realmente interesa, que es en respecto a porqué un autista no debe pensar que un neurotípico es algo similar a un narcisista o un psicópata, pese a que, por supuesto, existan neurotípicos verdaderamente peligrosos que han sido contaminados por estos seres, pero no por ello dejan de ser responsables de los abusos y maltratos que estos hayan hecho tanto a autistas como a las otras personas…



Razón nº1: se cierran gran cantidad de puertas

Un autista que piense que los neurotípicos son psicópatas integrados, muy probablemente va a tener una gran cantidad de problemas para relacionarse con la gente. Pues si el resto de personas son psicópatas, ¿Cuál es el motivo de expandir los contactos en la vida de uno mismo si este cree o piensa que las personas medianamente normales son depredadores emocionales que se dedican a destruir a los autistas?


Unos ideales tan negativos y fatalistas, hacen que esta persona, incluso pueda tener muchos problemas para poder desarrollar su vida laboral ya que realmente no existe una empresa que sea puramente de autistas de cualquier cosa de lo que sea. Sí que es cierto que existen empresas que dan soporte de una forma especial a las personas con discapacidad en el sentido de darles trabajo a ellos… pero claro, estamos hablando de que, normalmente, son trabajos que realmente cualquier persona las puede hacer. Y no es porqué yo, en lo personal, tenga intenciones de despreciar a los grabadores de datos, al equipo de limpieza y/o a los mozos de almacén. Sin embargo, trabajos verdaderamente ambiciosos, como el de estar en una empresa multinacional de informática, ser astronauta o algo similar, no van a estar soportados por equipos meramente de autistas y/o de neurodiversos. Esto puede hacer que la persona, tenga verdaderos problemas para entrelazar relaciones con otras personas, principalmente porqué él mismo va a estar a la defensiva, y… como en todos los trabajos puede haber de verdaderos depredadores emocionales, no es nada extraño que uno de estos seres perversos huela sus vulnerabilidades para, acto des