Un estudio dice que la anorexia antes o durante el embarazo está relacionada con el autismo infantil




POR EMILY ANSELL ELFER

Fuente: Autism Parenting Magazine | 23/02/2022

Fotografía: Pixabay.com



Las mujeres tienen más probabilidades de tener un hijo con trastorno del espectro autista (TEA) si han sufrido anorexia nerviosa antes o durante el embarazo, según un nuevo estudio


Los resultados proceden del estudio de 52.878 niños nacidos en Suecia entre 1990 y 2012. Un total de 8.800 de estos niños nacieron de mujeres que tuvieron un trastorno alimentario como la anorexia o la bulimia antes o durante el embarazo.


El estudio utilizó el Registro Médico de Nacimientos de Suecia e identificó los nacimientos únicos registrados entre esos años. Los hijos de madres con trastornos alimentarios fueron emparejados con los hijos de madres sin trastornos alimentarios. Para ajustar los factores familiares compartidos no medidos, se identificó un grupo de niños expuestos con primos maternos completos de comparación. El seguimiento se completó en 2017 y los datos se analizaron entre 2020 y 2021.



Mayor probabilidad de autismo y TDAH


Los resultados del estudio, titulado Análisis de los trastornos del neurodesarrollo en la descendencia de madres con trastornos alimentarios en Suecia, mostraron que las mujeres que tuvieron anorexia durante el embarazo tenían cuatro veces más probabilidades de tener un hijo autista, en comparación con las mujeres que nunca habían tenido un trastorno alimentario. Además, las probabilidades de tener un hijo con autismo eran un 80% mayores entre las mujeres que se habían recuperado de la anorexia antes del embarazo. También se identificó una mayor probabilidad de tener un hijo con TDAH.


Se realizó un seguimiento de todos los niños desde el año de edad para el autismo y desde los tres años para el TDAH. Se evaluó el riesgo relativo de TEA y TDAH entre los niños expuestos, estratificado según el subtipo de trastorno alimentario y la enfermedad actual frente a la anterior, y ajustado por posibles factores de confusión, incluyendo el estatus socioeconómico de los padres y las comorbilidades.



Conclusiones y relevancia


"Los niños nacidos de madres con trastornos alimentarios, en particular con trastornos activos durante el embarazo, tenían un mayor riesgo de desarrollar TDAH y TEA. La asociación no pudo explicarse completamente por las comorbilidades psiquiátricas de los padres, y entre los hijos de madres con anorexia y bulimia nerviosas, no pudo explicarse por la confusión familiar no medida", comentaron los investigadores.


"Estos hallazgos destacan la importancia de la concienciación clínica y de la intensificación del apoyo a las mujeres con trastornos alimentarios y a sus hijos, así como de los futuros esfuerzos de investigación para identificar los mecanismos subyacentes de la asociación".



Referencias


Mantel et al. Analysis of Neurodevelopmental Disorders in Offspring of Mothers With Eating Disorders in Sweden. JAMA Network.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo