Variaciones en el número de copias vinculadas al autismo tienen efectos diversos, pero superpuestos


Resultados de la cartografía: algunas mutaciones genéticas pueden dar lugar a una gran variedad de rasgos, incluidos los asociados al autismo



POR ANGIE VOYLES ASKHAM

Fuente: Spectrum / 01/02/2021

Fotografía: Spectrum



Según un nuevo estudio, las personas con mutaciones en regiones cromosómicas distantes suelen compartir una serie de rasgos autistas, aunque no cumplan el umbral de diagnóstico del autismo.

Las mutaciones denominadas variaciones del número de copias (VNC) implican duplicaciones o supresiones de grandes tramos de ADN. Tener una VNC en la región cromosómica 16p11.2 o 22q11.2 aumenta la probabilidad de que una persona sea diagnosticada de autismo, pero estudios anteriores han encontrado una variabilidad significativa en los rasgos asociados a las mutaciones en cualquiera de las dos localizaciones.


El nuevo trabajo muestra que las deleciones o duplicaciones en 16p11.2 o 22q11.2 se corresponden con perfiles distintos de capacidades cognitivas y rasgos de autismo, y que cada tipo de variante está vinculada a una probabilidad diferente de ser diagnosticado de autismo.


Estos perfiles se solapan, lo que sugiere que las distintas VNC tienen efectos similares en las vías de desarrollo relacionadas con el autismo, afirma la investigadora principal, Marianne van den Bree, profesora de medicina psicológica de la Universidad de Cardiff (Reino Unido). Los resultados también apoyan la idea de que otros factores -como el entorno u otros genes- determinan los rasgos del autismo de una persona.



Amplia gama


Van den Bree y sus colegas de ocho instituciones reunieron los datos de 547 personas con una deleción o duplicación en 16p11.2 o 22q11.2. Compararon los datos con información similar del Proyecto del Genoma del Autismo, observando a 2.027 personas autistas que no tienen estas VNC.


La unión de estos conjuntos de datos proporcionó una mirada en profundidad a los patrones de resultados. Los cuatro grupos de personas con VNC -una deleción o duplicación en cualquiera de las regiones cromosómicas- son los que más se diferencian en la función motora, según descubrieron van den Bree y sus colegas. Y las personas con deleciones en 22q11.2 son menos propensas a tener un diagnóstico de autismo que las que tienen cualquiera de las otras VNC, pero siguen teniendo una mayor prevalencia de autismo que la población general.


Los investigadores descubrieron que las personas con una duplicación en 22q11.2 o 16p11.2 tienden a tener rasgos de autismo más graves que las personas con deleciones. Y las personas con una duplicación en 16p11.2 o una deleción en 22q11.2 presentan un mayor deterioro cognitivo que las que tienen una de las otras dos variantes.


A pesar de estas diferencias entre grupos, las personas dentro de cada grupo muestran una variabilidad aún mayor, según el equipo, lo que sugiere que otros factores contribuyen a los rasgos de una persona. El trabajo se publicó en enero en la revista American Journal of Psychiatry.


Estas cuatro VNC no se habían comparado antes de esta forma, pero el estudio "parece más una confirmación que una novedad", dice Elliott Sherr, profesor de neurología de la Universidad de California en San Francisco, que no participó en el nuevo trabajo.

Sin embargo, muchas personas, incluidos algunos médicos, desconocen que estas condiciones genéticas suelen estar relacionadas con el autismo, afirma el investigador del estudio, Samuel Chawner, investigador en psicología de la Universidad de Cardiff. Dice que espera que los perfiles que él y sus colegas identificaron informen sobre cómo se tratan las condiciones genéticas. Por ejemplo, el 54 por ciento de las personas portadoras de una de las VNC que no tienen un diagnóstico de autismo siguen teniendo dificultades significativas de tipo autista.



Factores adicionales


Lo que falta en el nuevo trabajo es examinar qué otras cosas, además de las VNC, contribuyen a la diversidad de rasgos observados en personas con estas mutaciones, como el entorno y otros genes, dice David Ledbetter, director clínico de Dascena, una empresa de medicina personalizada. Ledbetter no participó en el estudio.


Por ejemplo, las personas con una deleción en 22q11.2 tienen una mayor probabilidad de padecer esquizofrenia, pero la información del resto de su genoma puede ayudar a predecir con exactitud los resultados, según un estudio publicado en noviembre. Esta misma técnica podría utilizarse para predecir los rasgos de las personas con otras VNC, afirma Ledbetter.


El entorno de una persona -incluida su capacidad de acceso a la asistencia médica y a la educación temprana- también puede desempeñar un papel en esta variabilidad, afirma Chawner. Van den Bree, Chawner y sus colegas del consorcio Genes to Mental Health tienen previsto estudiar cómo estos factores en particular contribuyen a los rasgos de las personas con VNC.



TAGS: 16p11.2, 22q11, autismo, variación del número de copias, entorno, pruebas genéticas, discapacidad intelectual, CI


https://www.spectrumnews.org/news/copy-number-variations-linked-to-autism-have-diverse-but-overlapping-effects/