Activista, mujer y autista

Actualizado: 12 de sep de 2020



POR RENACER

Fuente: Renacer

Fotografía: Gettyimages.es





¿Cómo llegué a esto?

Recuerdo cuando tenía 5 años siempre tuve un gran interés por hacer algo más, no por mí sino por otras personas, pero no sabía de qué manera.

Siempre quise expresar mis pensamientos, ideas, opiniones y convicciones, pero no sabía exactamente de qué hablar, ya que sentía que mi vida no era interesante, al menos eso creí y el tiempo pasaba y ese pensamiento seguía latente.

Viví muchas experiencias como el resto de personas, aprendí, cometí errores, decepcioné a personas y me decepcionaron, fallé, caí, lloré, grité, pero continué y aún así no estaba conforme porque sabía que faltaba algo más.

Tuve dos carreras técnicas, trabajé en diferentes lugares, me enamoré muchas veces hasta que el amor ése que imaginé, llegó a los 20 años. Pero la idea de ayudar siempre estaba hasta que, sin imaginármelo, terminé siendo parte de mi propia historia y a mi vida llegó una palabra que fue el inicio de todo lo que siempre quise. Una palabra que hasta hoy es vista como miedo, dolor para algunos, pero para otros es un nuevo renacer.

Entendí que mi vida no era como el resto, al contrario, era única y que todo lo que pasé tenía una razón: que debí empezar por mí, es así como después de saber mi condición empecé a trabajar en mí para, de esa manera, poder trabajar para otros. Solo así mi activismo estaría completo. Solo así podría decir que estoy generando un cambio, es ahí a dónde quiero llegar… a que uno es activista cuando comprende que necesita cambiar su manera de pensar frente a una condición, frente a una palabra que fue el inicio de su auto conocimiento. Solo así se puede crear un cambio.

Hoy puedo decir que aprendí a manejar muchas de mis características, que logré superar algunas, aunque cada día es un nuevo reto; pero comparado con hace 15 años atrás hoy puedo decir que logré mucho. Es el inicio de una nueva historia y de eso se trata. En el activismo, cuando consigues un cambio en ti, puedes generar cambios en las demás personas y no solo eso, puedes ayudar porque ya superaste muchas etapas.

Ser activista es una elección, es un trabajo, una vocación, pero sobre todo, es una forma de vida al igual que ser autista.

Entradas Recientes

Ver todo