https://www.facebook.com/AutismoVivo0/
top of page

Dulce, siempre dulce




POR GABRIEL MARIA PÉREZ

Fuente: Univers Àgatha | 15%10/2023

Fotografía: Univers Àgahta



En casa, en relativo silencio, pues damos a un chaflán y dependiendo de si tenemos las ventanas abiertas o no, el escándalo por el tránsito de vehículos y otros ruidos más de índole urbano perforan la frontera entre la calle y la casa.


Pero hoy hace un poco más de calor y hemos puesto el aire acondicionado muy flojito, pese a estar ya en otoño, y el silencio es más latente que todo ese barullo exterior.


Estoy intentando escribir en mi habitación unos versos o unas reflexiones, cuando me he preguntado qué debe estar haciendo Àgatha, mi hija con autismo severo, porque se deja oír, aunque sea con el repiqueteo de sus cucharillas de plástico atadas suavemente a su brazo, o sus pasos suaves fregando el parquet.


Y no, hace ya unos minutos que no sé de ella.


Me levanto, voy hacia el comedor, mi mujer ha salido a hacer alguna compra, y me dirijo a la habitación de mi chica.


Ahí está acurrucada hacia su izquierda, ojos ténuemente abiertos, sin moverse, dulce, siempre dulce.


Me acerco, le digo que le voy a dar unos besos y recoge aún más su cabecita, y es que le molesta que le roce con mis mejillas porque tengo barba de unos días y una perillita gris... el paso del tiempo.


Me acerco un poquito más y le susurro frases cortas al oído.


-¿Sabes? Te comeré a besitos pequeñitos itos itos.


Le beso suavemente la mejilla derecha y le repito de nuevo.


-¿Sabes? Te comeré a besitos pequeñitos itos itos.


Y levanta un poco la cabeza, pone su oído en “on”, le gusta que le susurren suavemente.


-¿Sabes? Te comeré a besitos pequeñitos itos itos.


Y a la siguiente, suelta una especie de suspiro, se gira y me muestra su sonrisa relampagueante.


Dulce, siempre dulce.


127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

No votaré

Comments


bottom of page