El círculo vicioso de la negatividad




JORGE GONZALEZ

Fuente: Autismo en Vivo | 08/01/2022

Fotografía: Pixabay.com



Después de aguantar dependencias tóxicas hasta los 33 años, más unos cuantos más de desgaste psicológico, llegué a la depresión, lo que me ha hecho entender el porqué de todo.


El día que perdí de vista la última persona tóxica de mi vida diaria, a los 33 años, al cambiarme de piso compartido, fue una sensación maravillosa y también desconcertante. A lo largo del año anterior a este acontecimiento fui librándome de las malas compañías hasta la última. Fue como si se fueran despejando las nubes hasta ver el sol, después de toda una vida de nubarrones, lluvias y tormentas.


Sin embargo, a pesar de librarme de todas las fuentes de energía negativa externa, me había cargado con una cantidad ingente de malos rollos dentro de mi consciente y subconsciente, como habiendo huido de una tortura psicológica. A menudo me ponía a gritar sólo en mi piso como un poseso, no sabia como sacarme toda esta negatividad, a pesar de tener por primera vez una situación financiera algo boyante y también un futuro ilusionante, al contrario de la mayor parte del país, que entraba en una crisis económica profunda y de duración incierta. Tenia motivos sobrados para sentirme feliz pero también desdichado.


El concepto clave a entender es el del círculo vicioso de la negatividad. El hecho de haber tenido que aguantar tanta toxicidad y sufrir tantos traumas hacia que acabara juntándome con otros desgraciados como yo, con quienes a la postre no quería estar, pues resultava también algo tóxico. Los traumas psicológicos del subconsciente hacen que atraigas más negatividad, ya que atraes lo que eres, y la gente puede percibir desde su subconsciente tus heridas y en bastantes casos se aprovechan de ellas o les das lástima.


Toda esta negatividad venia precisamente de varias personas de mi familia que no habían sanado sus traumas, en un perverso y fatal efecto cascada de la negatividad. Entonces, cuando tocas fondo e investigas acerca del tema, entiendes todo lo que pasa, más o menos como ya he explicado. Los traumas son subconscientes y mucha gente no se da cuenta de como le afectan o no sabe como resolverlos, a no ser que toque fondo y se ponga manos a la obra. Entonces es cuando te ves obligado a limpiarlos, en la medida de lo posible.


Negatividad atrae más negatividad, trauma atrae más trauma y positividad atrae positividad. El gran reto es cambiar dicho círculo vicioso de la negatividad por un círculo virtuoso de la positividad. Ahí es nada… Las claves para lograrlo son sanar los traumas para liberarse de toda o gran parte de la negatividad que generan, y también centrarse en actividades que te hagan vibrar positivamente y en que puedas explotar tus fortalezas, que te hagan sentir bueno y bien, y atraigan positividad, las llamadas personas vitamina.


Cortar o marcar distancia con las personas tóxicas es básico para salir del círculo vicioso, como lo es pasar más tiempo con personas positivas, o que cuanto menos tengan buen corazón. Hacer actividades de voluntariado resulta una estrategia clave para lograrlo: te sientes útil, sales de tus problemas y te relaciones con personas que merecen la pena, en ambientes con mayor positividad.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo